Previa Málaga - Eibar: seguir sumando

Málaga - Eibar // 5ª Jornada // La Rosaleda // Martes 20:00 horas // beIN y VAVEL // Árbitro: Iglesias Villanueva // Los blaugrana quieren seguir en buena línea y sumar fuera de casa ante un equipo que todavía no conoce la victoria. Sin Dani García, expulsado, los de Mendilibar esperan seguir afianzándose en la zona templada de la tabla contra un equipo de Juande Ramos que tiene que sumar desde ya para no meterse en más problemas.

Previa Málaga - Eibar: seguir sumando
Fotomontaje: Iñaki Fernández.
Málaga
Eibar | 20:00

La Sociedad Deportiva Eibar quiere seguir en buena dinámica ante el Málaga en la quinta jornada de la Liga, la primera que se disputará entre semana. En esta ocasión los armeros viajan a la Costa del Sol para medirse a un equipo que no ha comenzado bien la campaña: sólo dos puntos de 12 posibles en las cuatro primeras fechas. Los de José Luis Mendilibar, en cambio, ya suman 7 puntos, todos ellos en las tres últimas jornadas. El último punto, además, supo a gloria ante el Sevilla en un partido en el que acabaron con nueve jugadores, aunque lograron puntuar ante uno de los grandes de la competición.

Los blaugranas llegan crecidos a La Rosaleda. Las victorias ante Valencia (1-0) y Granada (1-2), sumado el punto ante el conjunto hispalense el sábado (1-1) les sitúa a día de hoy en la séptima plaza de la clasificación. El fin de semana los visitantes tirando de casta y orgullo para sumar. Sufrieron la expulsión de Yoel Rodríguez al borde del descanso, cuando ya iban perdiendo por 0-1 tras un tanto de Vietto antes de la media hora de juego en un contragolpe, pero lograron igualar la contienda en la segunda mitad con un tanto que fue obra de Pedro León. Los de Ipurua fueron fieles y lograron rescatar un punto para mantener la buena racha de las últimas dos jornadas.

Sin Dani García en la medular

En esta ocasión los de Mendilibar volvieron a sufrir no una expulsión, sino dos. Primero Yoel y después Dani García, a menos de cinco minutos del final, abandonaron el terreno de juego antes de tiempo. Las sensaciones, en cambio, son más que positivas. La primera derrota en Riazor ante el Deportivo (2-1) no empaña el buen arranque liguero, donde ya han conseguido importantes puntos para lograr la permanencia una campaña más en la élite. Ahora, una nueva prueba para seguir sumando en un campo donde ya el año pasado lograron un punto con un empate a cero.

El Málaga, en cambio, sigue periodo de transición, buscando una identidad personal que los lleve hacia su primera victoria de la temporada. Las primeras jornadas han dejado malas sensaciones en los andaluces, lo que ha elevado el nivel de preocupación en una afición, que no esperaba este arranque. Sin embargo, ya el año pasado el Málaga de Javi Gracia encadenó hasta seis jornadas sin conseguir la victoria: sólo lograron tres puntos con tres empates y no anotaron ningún tanto. Por tanto, las alarmas todavía no han saltado a La Rosaleda, aunque un nuevo mal resultado podría poner la situación muy cuesta arriba.

La pasada jornada volvió a quedar claro que a los malagueños les queda mucho trabajo por hacer. Cayeron ante la gran revelación, la Unión Deportiva Las Palmas, en Gran Canaria por 1-0. Los de Juande Ramos no tuvieron una buena primera parte. Estuvieron flojos en ataque, donde apenas lograron inquietar la meta rival. Poca producción para un equipo del que se espera que sea competitivo, tal y como ocurrió el año pasado. Uno de los que no está destacando es precisamente el exarmero Keko Gontán, que llegó como uno de los fichajes estrella, aunque todavía no ha dado el nivel demostrado el curso pasado.

La visita del cuadro armero la pasada campaña a La Rosaleda se saldó con un empate que valió oro para el final de temporada tan agobiante que les esperó a los azulgranas. Un punto importante en la tercera jornada, similar a estas fechas, en un choque donde el equilibrio fue el predominante. No tuvo dominador claro, aunque al filo del descanso un posible penalti de Albentosa, ex del Eibar, sobre Borja Bastón pudo propiciar que los tres puntos se fueran a la localidad guipuzcoana.

"Los resultados y cómo están siendo los partidos nos refuerzan en lo que queremos"José Luis Mendilibar, en la rueda de prensa previa al duelo, destacó la confianza de sus jugadores en estos momentos: “La gente está convencida de lo que está haciendo. Espero que jugando con once todo el partido sigamos haciendo lo mismo durante los 90 minutos. Siempre he querido jugar en campo contrario, apretar arriba, sea cual sea el rival y sabiendo sus virtudes y defectos pero más pensando en lo que vamos a hacer nosotros y no en ellos. Los resultados y cómo están siendo los partidos nos refuerzan en lo que queremos. Cuando se juega con uno menos muchas veces te echas para atrás para que no te metan más pero es que estábamos obligados a ir para adelante para conseguir más. Todo eso te va reforzando".

"Vamos a intentar dar lo mejor de nosotros mismos para conseguir la primera victoria"Por otro lado, Juande Ramos, técnico malaguista, sabe que tienen necesidad de lograr tres puntos cuanto antes: "Afrontamos el partido con las ganas y necesidad de ganar, de conseguir tres puntos y recuperar puestos en la clasificación. Sabemos que jugamos contra un equipo difícil y rocoso, pero vamos a intentar dar lo mejor de nosotros mismos para conseguir la primera victoria. No hay ningún lesionado excepto Weligton, por lo que la lista es complicada de hacerla. Jugarán los que mejor estén, sabiendo que hemos jugado un partido hace tres días y pensando que tenemos que jugar otro (partido) tres días más tarde. Los que físicamente consideremos que, a lo mejor, los tres partidos seguidos pueden pesarles, les daremos algún tipo de variante”.

El Eibar sólo piensa en seguir sumando en un estadio donde no será fácil hacerlo, aunque los visitantes llegan con la moral alta debido a los últimos resultados y se enfrentan a un Málaga inmerso en un mar de dudas. Situación que pueden aprovechar los de Mendilibar para volver a la senda de la victoria y afrontar todavía con más optimismo el último partido de una semana frenética donde disputarán nada menos que tres choques de la Liga.