Las claves del Málaga - Eibar al descubierto

En partidos con pocos goles, la portería a cero será clave

Las claves del Málaga - Eibar al descubierto
Web SD Eibar

Como fue repasado en los precedentes de los Málaga- Eibar en VAVEL, los andaluces tienen un balance mucho más positivo que los vascos, con cuatro victorias, tres empates y una derrota, por lo que a priori se postularía como favorito para el choque.

Sin embargo, el inicio de temporada de cada uno de los equipos hace ver el mejor estado de forma de los armeros, que se sitúan séptimos en la tabla con siete puntos, mientras que el Málaga sólo ha podido sumar dos puntos a su casillero.

Por supuesto, el estado de las defensas será una de las claves a tener en cuenta. El conjunto de Juan de Ramos ha encajado 6 goles en los cuatro partidos disputados hasta el momento, es decir, 1´5 goles por partido. En cambio, los de Mendilibar sólo han encajado cuatro goles, 0´5 por partido menos que los malaguistas.

Pero sin duda, la estadística más reveladora son los goles a favor que ha conseguido cada uno de los equipos. El Málaga ha conseguido anotar tan solo tres goles, menos de un gol por partido, pero en ninguno de los dos últimos partidos ha conseguido anotar.

El Eibar en cambio, ha marcado en todos los partidos disputados hasta el momento, por lo que si se mantiene en la misma línea tanto atacante como ofensiva, tendrá muchas posibilidades e llevarse los tres putos de la Rosaleda.

A nivel individual, destaca un jugador en cada equipo, que si su nivel es óptimo durante el partido, el juego del equipo mejora considerablemente. Dos hombres que juegan en el medio del campo, pero con una capacidad ofensiva destacada. En el Eibar ese jugador es Pedro León. El extremo murciano ha anotado tres de los cinco goles de su equipo –incluido el último ante el Sevilla-, y si juega a un alto nivel, el equipo tendrá muchas más posibilidades de alzarse con la victoria.

Por su parte, el jugador desequilibrante en el Málaga es Juanpi. El mediapunta venezolano –que ya ha viajado con su selección-, es un jugador capaz de encontrar huecos entre líneas, conectando el medio del campo malaguista, formado por Camacho y Recio, con la delantera, en la que habitualmente están Charles y el ex azulgrana Sandro.