El Osasuna, equipo correoso a pesar de estar en descenso

El conjunto de Enrique Martín Monreal no ha mostrado aún su mejor nivel pero siempre es un rival difícil.

El Osasuna, equipo correoso a pesar de estar en descenso
www.vavel.com

El CA Osasuna llega a Ipurúa para enfrentarse al Eibar con el claro objetivo de lograr los tres puntos que le saquen de los puestos de descenso a Segunda División. En concreto el conjunto navarro se sitúa en decimonovena posición, por delante del Granada (que ya ha cambiado de entrenador) y por detrás de un Valencia que no termina de despegar y que esta jornada verá debutar a Prandelli como técnico. El límite de la salvación lo marca el Espanyol, que con los mismos puntos que los “ches” y tres más que el Osasuna a día de hoy mantendría la categoría.

El equipo rojillo se caracteriza por ser un conjunto correoso y  compacto, que trata de no dejar espacios entre líneas para que el rival no pueda circular el balón con comodidad. Esta faceta sobresale más en el Sadar, estadio que ha sido durante muchos años un fortín para el equipo local, de esos campos que todos equipos temen visitar, no por el gran juego que se despliega sobre su césped, sino por la incomodidad que sufren todos los conjuntos que pasan por allí.

Este año, sin embargo, está siendo algo diferente, ya que no está siendo capaz de lograr ese “efecto Sadar”. Ha encajado 6 goles en los cuatro partidos disputados en casa, algo más de un gol por partido, lo que no hace otra cosa que contrastar esa debilidad, o mejor dicho, una menor fortaleza defensiva. A esto se le suman los nueve goles que ha encajado a domicilio (bien es cierto que cinco de ellos en el Bernabéu) y los pocos goles que ha sido capaz de marcar, 3 en casa y 4 a domicilio.

Estos datos no tapan algunos aspectos del juego que trata de plasmar Enrique Martín Monreal. Con una defensa de cinco en la mayoría de partidos disputados busca tener una defensa sólida con tres centrales a la par que le sirve para jugar con dos laterales de largo recorrido que sean capaces de llegar a línea de fondo.

De aquí hacia adelante, destacan tres jugadores en el medio campo que son capaces de hacer jugar  y dar ritmo al resto del equipo: Roberto Torres, Miguel De las Cuevas y Fran Mérida. Los tres son jugadores capaces de mover el balón, combinando de forma efectiva entre líneas, asistiendo y llegando desde segunda línea e incluso aportando gol. Esta última función está asignada a los dos delanteros que suelen intercalar los minutos de juego: Kenan Kodro y Oriol Riera, quienes no están consiguiendo ver puerta con facilidad.