Recordando el ultimo Eibar-Osasuna

Encuentro del siglo pasado y nunca mejor dicho. El 21/11/1999 se celebró el último encuentro entre armeros y rojillos con victoria local por 4-1

Recordando el ultimo Eibar-Osasuna
Los jugadores del Eibr celebran una victoria | Daniel Nieto - Vavel
SD Eibar
4 1
CA Osasuna
SD Eibar: Iru; Descarga, Matxón, Goyo, Gorka García ; Artetxe, Soria ( (Bixente, min 82), Leniz (Soria, min 54); Rubén Suarez (Iñaki, 88), Olano y Morales
CA Osasuna: Emilio ; Yanguas (min 59 Irurzun) , Mateo, Emeka (min, 23 Markovic), Iban Pérez; Arpón (min, 75 Fresán), Alfredo, Alfonso Vera, Orbaiz ; Alex Ferandez y Ollés.
MARCADOR: 1-0. min 9 Olano, 2-0. min 18 Morales, 2-1. min 44 Ollés, 3-1 min 67. Morales, 4-1 min 71 Rubén Suarez
ÁRBITRO: Fernandez Hinojosa, Amonestó a Descarga , Goyo y R. Suarez por los locales y expulsó por dobl amarilla a Alfredo y Amarilla a Arpón e Iban.
INCIDENCIAS: Jornada 15. de la Segunda División. 1550 expectadores en Ipurúa. Partido afeado por los disturbios producidos por la afición rojilla.

Mañana finaliza la jornada con un partido con rivalidad a pesar de que no se repetía desde hace  17 años, y es que tanto Eibar como Osasuna, salvo en una eliminatoria copera en el 2002, no coincidían en la misma división desde la 99/00 año en el que el equipo rojillo, entrenado por entonces por Lotina y con jugadores de la talla de Orbáiz y Alfredo, ascendió a Primera y cumpliendo un ciclo de 13 temporadas en la élite del futbol español. Posteriormente el ascenso armero coincidió con el descenso de los pamplonicas que tras dos años en Segunda han vuelto a Primera y se volverán a encontrar con los eibartarras, por fin.

Por tanto el último precedente en primera consta de la jornada nº 15 de la temporada 99/00 disputada el 21 de noviembre en una fría tarde de otoño en un partido que concluyó con un festival local por 4-1, pero que lamentablemente, fueron noticia los altercados de la afición navarra antes y despues del partido. Pero, centrándonos en los hechos propiamente deportivos, las crónicas hablan de un partido entretenido en la primera parte en la que el Eibar se adelantó por 2-0 gracias a los goles de Olano y Morales, pero Ollés al filo del descanso recortaría la ventaja local. En la segunda parte una de las perlas asturianas de la época, Rubén Suarez, amplió la ventaja armera y de nuevo Morales marcaba para poner el 4-1 definitivo que llevaba a la algarabía a las gradas de un Ipurúa muy distinto al actual.

Partido que marcó sobre todo a los visitantes, muy titubeantes hasta ese momento en liga y que sirvió de reacción para marcar el camino de cara al ascenso a Primera con la que concluyó el curso. Para el Eibar fué una temporada tranquila, finalizando el año en decimoquinta posición, consiguiendo una salvación holgada.