Sorpresa en Ipurúa

Los de Mendilibar se adelantaron con un golazo de Escalante, pero un doblete de Sergio León dio la vuelta al partido. A partir de entonces Osasuna fue mejor y, pese al empate de Sergi Enrich al filo del descanso, logró el tercer tanto para sumar la victoria. Primera derrota armera en casa.

Sorpresa en Ipurúa
Eibar
2 3
Osasuna
Eibar: Riesgo; Capa, Lejeune, Dos Santos (Ramis, min. 63), Luna; Dani García, Fran Rico, Escalante (Nano, min. 46), Pedro León, Bebé (Jota Peleteiro, min. 70) y Sergi Enrich.
Osasuna: Nauzet; Flaño, David García, Oier, Sergio León (Javi Álamo, min. 81), Riera, Torres, Berenguer, Unai, De las Cuevas (Otegui, min. 79) y Digard (Fausto, min. 71).
MARCADOR: 1-0, min. 1, Escalante. 1-1, min. 29, Sergio León. 1-2, min. 32, Sergio León. 2-2, min. 45, Sergi Enrich. 2-3, min. 58, Roberto Torres.
ÁRBITRO: Melero López. Amonestó al local Capa y a los visitantes Digard y Sergio León.
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 8ª jornada de la Liga BBVA disputado en Ipurua.

La Sociedad Deportiva Eibar no pudo continuar con su buena racha en casa al caer derrotado por 2-3 ante el Club Atlético Osasuna en el duelo que cerraba la octava jornada de Primera División. A pesar de adelantarse, los de casa no supieron vencer a los rojillos, que estrenan victoria en su regreso a la élite. Y eso que el encuentro no pudo empezar mejor para los armeros. Escalante, en menos de medio minuto, abría la lata con un auténtico golazo. Disparo con el exterior que dio en la madera y entro por la misma escuadra. No había transcurrido ni un minuto y los guipuzcoanos ya iban por delante. Parecía que la noche iba a ser plácida en Ipurua.

Osasuna remonta en pocos minutos

Además, el rival era el propicio para seguir ganando en casa. Los navarros sólo habían sumado tres puntos hasta la fecha, todos ellos con tablas en el marcador. No conocían lo que era saborear un triunfo después de ascender a la Liga el pasado verano. Sin embargo, la tónica iba a cambiar en la noche del lunes. Los eibarreses continuaron buscando el segundo gol que pusiera tierra de por medio. Bebé lo intentó desde el libre directo, aunque su disparo se marchó rozando el palo. Los de José Luis Mendilibar estaban muy cómodos, pero entonces llegó el gol visitante. Antes de la media hora de juego un centro de Berenguer fue rematado, de forma picada, por Sergio León, que puso el empate en el marcador. Apenas pasaron un par de minutos y el delantero, aprovechando un grave error de Riesgo, volvió a anotar para poner por delante a los suyos.

En un visto y no visto Osasuna había dado la vuelta al choque ante todo pronóstico. Los hombres de Enrique Martín estaban dando la sorpresa. A pesar de comenzar el duelo cuesta arriba, los rojillos lograron darle la vuelta a la situación. De hecho, los posteriores minutos fueron para ellos. El Eibar, que había estado cómodo en la primera media hora, estaba contra las cuerdas. Empujaban los navarros a unos guipuzcoanos muy mermados. Aunque, como ocurrió anteriormente, el que estaba mejor no logró marcar, sino todo lo contrario. Sergi Enrich igualó la contienda al filo del descanso para alegría de los aficionados y tranquilidad local, que se marchaban a los vestuarios conscientes de que quedaban 45 minutos para lograr el triunfo tras haber empatado el partido.

Quedaba una segunda parte muy interesante en Ipurua. Mendilibar dio entrada a Nano para jugar con dos delanteros, algo habitual al jugar en casa, pero las ocasiones eran para los visitantes. Oriol Riera remataba de cabeza en el corazón del área, aunque Riesgo atrapaba muy seguro. A pesar de ello, un minuto dspués Roberto Torres, en el minuto 58, adelantó a los de Pamplona. Amagó con el remate de primeras, pero logró un magnífico control para dejar atrás al lateral Capa y definir de disparo cruzado. Nuevo jarro de agua frío para los guipuzcoanos, que remaban otra vez a contracorriente. Una vez más, estando por detrás, los blaugrana no estaban cómodos. Sí los rojillos, que veían cerca su primer trunfo en un feudo complicado.

Lo intentaba el Eibar, buscaba el empate, pero no era capaz de lograrlo. Jota Peleteiro, a diez minutos del final, remató sin demasiado ángulo un centro de Capa al segundo palo. No llegaba con claridad el equipo local, no cristalizaba para igualar la contienda. Y eso que los de fuera anotaron un cuarto gol, aunque fue anulado. Oriol Riera remató sólo, en el minuto 88, dentro del área, pero el colegiado señaló fuera de juego. No había tiempo para más. Los tres puntos se fueron a Navarra para un Osasuna que venció gracias al doblete de Sergio León y el gol de Roberto Torres, lo que da un respiro al equipo y, sobre todo, a Enrique Martín. No pudieron vencer y hacer bueno el punto los azulgrana, que cayeron por primer vez esta temporada en su casa.