Una deuda saldada

El derbi entre armeros y riojanos sirvió para saldar una deuda de 150 pesetas.

Una deuda saldada
Acto simbólico en Ipurua. | Foto: Eibar.

La Sociedad Deportiva Eibar, a través de su fundación, aprovechó el descanso del partido ante el Club Atlético Osasuna, que se saldó con derrota armera por 2-3, para realizar un pequeño acto. Durante el descanso en el derbi que enfrentó a ambos equipos, la Presidenta Amaia Gorostiza y el Secretario y Consejero Jon Ander Ulazia, emitieron un cheque que recibieron el Presidente de Osasuna, Luis Sabalza, y el directivo, Fidel Medrano, asumiendo una deuda perpetua por parte de los armeros por 150 pesetas (equivalentes a 0,902 euros).

El acto, totalmente simbólico, servía para reforzar los lazos de amistad surgidos en enero de 1940, reconociendo a los navarros como primer testigo documental de un apasionante sueño futbolístico que pervive tras 76 años de historia azulgrana.

La historia se remonta al 1 de enero 1940, fecha en el que se funda el Eibar en el Bar Ibargain (actualmente Bar Valle) bajo la presidencia de Juan Artamendi, por aquel entonces compitiendo en la categoría más baja de Gipuzkoa; la división Regional. Como dice el propio club, de esta época la fundación no cuenta con documentos de la constitución del Club tales como estatutos o acta fundacional, sin embargo, guarda en su archivo una carta fechada el 13 de enero de 1940 enviada por el Osasuna, convirtiéndose en el primer documento de la historia del Eibar que se conserva.

En ello, los navarros dan cuenta de la emisión de un giro postal reintegrando 150 pesetas por los gastos de transporte realizados por el Eibar ante un partido amistoso en Pamplona que tuvo que ser suspendido a última hora por un temporal de lluvia. 

Después de 76 años el Eibar, de la mano de su Fundación, quiso reconocer la caballerosidad de Osasuna en 1940 al abonar los gastos de transporte por un motivo de fuerza mayor y le hizo entrega de un cheque simbólico por valor de 150 pesetas.

Eibar