Ojeando al rival: un Betis en recuperación

Ponemos la lupa en el siguiente contrincante futbolístico del Eibar. A priori, un oponente que se encuentra en una etapa de transición pero con síntomas de mejora. El recambio en el banquillo y la voz de mando del nuevo entrenador han refrescado al conjunto andaluz. Observamos sus puntos más fuertes y también, las falencias.

Ojeando al rival: un Betis en recuperación
Foto: Juan Ignacio Lechuga-Vavel-.

El próximo viernes 25 de noviembre del 2016, la Sociedad Deportiva Eibar recibirá en condición de local al Real Betis Balompié. El conjunto andaluz, dirigido anteriormente por el uruguayo Gustavo Poyet se encuentra en una etapa de transición, ya que en las últimas semanas tomó las riendas Víctor Sánchez del Amo. El de Madrid le concedió otra tónica a los verdiblancos porque en la última jornada consiguieron la victoria dos a cero ante la Unión Deportiva Las Palmas, rival al que doblegaron en condición de local. Por su parte, el Eibar también se encuentra dulce. Los vascos, regresaron a la senda positiva habiendo triunfado ante el Real Celta de Vigo por uno a cero. Cabe recordar que, el representativo armero se encuentra octavo con 18 unidades y los balompédicos decimoterceros con 14.

Durante la presente campaña, el Real Betis estuvo condicionado por la irregularidad. Los andaluces, compaginaron cierta inestabilidad. Por eso, el curso alternó distintos dispositivos tácticos a la hora de ordenarse dentro del campo de juego. Entre los más utilizados figuran: el 4-3-3 (5) y el 4-4-2 (4), además del 5-3-2 (2) y el 4-2-3-1 (1). De los más frecuentados, el balance corresponde a dos victorias y dos derrotas para el 4-4-2, mientras que el 4-4-2 fue el responsable de un triunfo, dos empates y dos caídas. Aparte de modificar el sistema de juego, los verdiblancos cambiaron en nombres. El dueño del arco fue Adán Garrido. El exmerengue, se mantuvo durante los doce compromisos hasta el momento. El cancerbero bético es una de las porterías más goleadas de La Liga (recibió 22 goles). En esta cifra, sólo le superan Granada CF (26), Sporting Gijón (25) y CA Osasuna (23) e iguala en el cuarto puesto junto al Valencia CF, CD Leganés y Celta de Vigo.  En la línea defensiva, más precisamente en el lateral derecho hubo tres jugadores que ocuparon esta posición: Cristiano Piccini que disputó diez compromisos como titular, Álvaro Cejudo y Rafa Navarro con un cotejo cada uno. Cejudo asimismo, jugó en otros lugares del campo como el interior zurdo, mediocentro ofensivo y volante por la derecha. En el otro lateral, las alternativas estuvieron en: Riza Durmisi (6), Álex Martínez (5) y Rafa Navarro (1).

El sector derecho de la zaga fue ocupado por Aissa Mandi (7), quien además funcionó como líbero del 5-3-2. Cuando el nacido en Francia no estuvo presente, Bruno González se desempeñó en la zona central de la retaguardia quien también fue utilizado como stopper en línea de cinco. De acompañante en la dupla por la izquierda: Germán Pezzella. El argentino, actuó siempre con defensa de cuatro y además, varió en la línea de cinco ubicándose como stopper por la izquierda y también, en la derecha. Otro que irrumpió como posibilidad aunque no gozó de regularidad en cuanto a minutos, Ryan Donk. El tulipán sustituyó a Pezzella en la zaga y también actuó de pivote defensivo, siendo una de las innovaciones del nuevo entrenador.

Con el 4-3-3 el pivote más utilizado fue Petros actuando en dicha posición en cuatro de los cinco juegos. Este futbolista, en el segundo dibujo táctico (4-4-2) varió su ubicación, colocándose de doble pivote derecho e izquierdo. Asimismo, se desempeñó en el doble eje con el 4-2-3-1, mediocentro defensivo e interior derecho en el 5-3-2. Fabián Ruiz y Felipe Gutiérrez, ocuparon la posición de volante más retrasado en el equilibrio del 4-3-3 como reemplazantes de Petros. Además, Ruiz reemplazó al centrocampista brasileño en el 5-3-2 y cumplió el rol de interior derecho. Por su parte, el internacional chileno demostró su polivalencia: hizo las veces de interior izquierdo, doble pivote zurdo, volante por la misma banda y mediocentro ofensivo, conformando un triángulo junto a Petros y Brasanac. La derecha del mediocampo tuvo varios intérpretes: Ruiz, Petros, Dani Ceballos, Brasanac con el sistema 4-3-3. Luego, en el 4-4-2 Musonda, Cejudo y Joaquín. En el otro costado, se repiten los nombres: Álvaro Cejudo, Darko Brasanac, Dani Ceballos, Joaquín, Charly Musonda, Rubén Castro (más extremo). Completan la lista de centrocampistas, aunque con un cúmulo menor de minutos: Jonas Martin, Matías Nahuel Leiva y Darko Brasanac. El primero, osciló entre doble pivote derecho e izquierdo. El segundo, extremo, doble pivote, segunda punta. Y el tercero, interior derecho y zurdo, volante y doble pivote derecho.

En la línea de ataque, el extremo derecho llevó un nombre: Joaquín. El experimentado futbolista también actuó como segunda punta además de volantear. El centro de la ofensiva, Sanabria, Álex Alegría, Zozulya. Finalmente, recostado por la izquierda del extremo estuvo Rubén Castro. Éste, frecuentó en otros sitios como segunda punta o referencia de área. Una de las carencias más importantes de este Real Betis es la falta de gol. Los béticos, acumulan 13 goles en la presente campaña. Sus delanteros, llevan nueve goles repartidos de la siguiente manera: Rubén Castro (4), Joaquín (3) y Álex Alegría (2). Completan el tanteador: Felipe Gutiérrez (1), Mandi (1), Cejudo (1) y Bruno González (1).