Sanchez Martínez dirigirá el Sporting - Eibar

El árbitro murciano ha sido designado por el Comité para dirigir el partido de ida de los dieciseisavos de final que enfrentará al Eibar frente al Sporting de Gijón en El Molinón.

Sanchez Martínez dirigirá el Sporting - Eibar
El árbitro murciano volverá a pitar al Eibar | Imagen: LFP

Ya está todo preparado para abrir una nueva eliminatoria copera, en este caso los dieciseisavos de final en donde entran los equipos de Primera y ayer se conoció el último detalle que faltaba, y no menos importante, que era la identidad de los árbitros que dirigirán en estos partidos de ida. Y el elegido para la eliminatoria Sporting de Gijón- Eibar ha sido el murciano José María Sánchez Martínez de 33 años y uno de los colegiados con mayor proyección y futuro y que cumple su segunda temporada en Primera tras cuatro años en la división de Plata siendo uno de los más destacados en sus años de "formación".

El murciano, que ha seguido una progresión parecida a los armeros con un fulgurante ascenso a la élite desde Segunda B, ya ha arbitrado a los de Mendilibar este año, en el partido que los azulgranas se impusieron por 2-0 a la Real Sociedad y el año pasado en dos partidos totalmente opuestos, mientras en el primero el Eibar endosaba un 5-1 al Granada en Ipurua, en el segundo la visita de los armeros al Bernabéu se saldó por un 4-0 en contra.

Enfrente un Sporting que en los dos últimos años no ha sido habitual ser arbitrado por Sánchez Martínez, solo el empate cosechado en Anoeta el año pasado por los de Abelardo. En cambio la presencia en Segunda durante los anteriores años ha denotado un saldo de ocho  partidos y con solo dos victorias a favor de los asturianos.

Sánchez Martínez estará apoyado en las bandas por sus asistentes habituales, Gallego García y Martínez Nicolás y el cántabro Fuente Martín como cuarto árbitro. Todos ellos formarán el equipo arbitral para una nueva incursión en Copa de los armeros que buscan mejorar su participación respecto a años anteriores y por qué no , soñar con las rondas finales.