¿El sistema definitivo?

José Luis Mendilibar busca un sistema de juego y una alineación para pelear por los tres puntos cada semana

¿El sistema definitivo?
Foto: VAVEL

El técnico de la SD Eibar, José Luis Mendilibar, ha probado un total de diez alineaciones sobre el terreno de juego en las once jornadas que llevamos de Liga Santander, un constante cambio que ha dado en lo que llevamos de competición exceptuando las dos primeras jornadas de campeonato liguero. El técnico vizcaíno ha intentado dar un  sistema de juego fijo y una alineación aproximadamente constante para tener las menores variaciones posibles en el once titular de cada semana. Esto no ha sido por gusto del mismo entrenador, sino que tras llevar prácticamente un tercio de la competición, no ha podido aún por las múltiples lesiones que ha tenido jornada tras jornada el entrenador eibarrés, que le han obligado a trastocar el once inicial hasta en diez ocasiones.

La preocupación de José Luis Mendilibar es arrastrada desde la pretemporada, donde tenía las importantes lesiones de Pedro León, Fran Rico y el guardameta Yoel Rodríguez. Pese a ello, en la primera jornada liguera logró vencer en La Rosaleda al Málaga CF dirigido por Michel González, y esto le animó a plantear el mismo sistema y la misma alineación en casa frente al Athletic Club de Bilbao donde cayó derrotado por la mínima, y a partir de ahí llegaron los múltiples cambios, por las lesiones de Ivan Alejo, Ivan Ramis, Dani García y Gonzalo Escalante entre otros.

El sistema de juego del conjunto armero ha sido muy variante, donde a comienzo de temporada empezó siendo muy atacante con tres delanteros y tres defensas, hasta el punto de ser muy defensivo como ocurrió en el Camp Nou frente al FC Barcelona, donde se jugó con cinco jugadores en la zona defensiva, pasando también por la defensa de cuatro y al ternando el numero de mediocampistas y atacantes.

José Luis Mendilibar sabe perfectamente que cuando tenga plena disposición de la plantilla, podrá tener un once muy poco variante y un sistema de juego definido, donde estará más reforzado por estar mayormente practicado y no cambiar semana tras semana para adaptarse a las múltiples lesiones.