Abonados a la escasez

El próximo 3 de diciembre, Ipurua será la antesala del Eibar-Espanyol. Como es habitual, acá el análisis al rival del Eibar, en este caso al Espanyol.

Abonados a la escasez
Imagen: Héctor Farrés (VAVEL)

Eibar y Espanyol. Armeros y pericos. Mendilibar y Quique. Dos equipos con un mismo objetivo: ganar. Solo vale la victoria, y lucharán por ella hasta el final. Ambos vienen de ganar, en una dinámica positiva. La motivación y confianza es óptima. Cada conjunto tiene sus fuertes y debilidades. Se conocen las virtudes y carencias del Eibar, por ello hay que mirar con lupa al Espanyol de Quique Sánchez Flores, adversario armero. 

La solidez por bandera

Si por algo destacan los equipos de Sánchez Flores, es por su contundencia atrás. Rara vez conceden más de dos tantos por partido, aspecto que acarrea consecuencias negativas en ataque. Ni marcan mucho, ni les marcan demasiado. Esa suele ser la tónica habitual. Es cierto que, si logran perforar la portería rival  suele ser por la mínima, como en el encuentro ante el Getafe. Tres puntos logrados gracias a un solitario tanto de Gerard Moreno, el hombre gol de este Espanyol.

Los mismos de siempre

Es evidente que, Quique Sánchez Flores no es muy partidario de las rotaciones. Cuenta con un once de gala, un once tipo por el que apuesta cada jornada. Al contrario de otros técnicos de Primera, Quique se mantiene fiel a sus hombres de confianza. En las buenas y en las no tan buenas, ahí están. Once jugadores a su entera disposición y que dan hasta la última gota de sudor por su líder, por el artífice de todo esto.

Imagen: La Liga
Imagen: La Liga

Tampoco es de echar cohetes la situación del Espanyol, puesto que el equipo se encuentra décimo tercero en la tabla, pero las sensaciones invitan al optimismo. Si el juego no es suficiente para hacer creer a los suyos, ahí están los precedentes para hacerlo. El Espanyol ha visitado Ipurua en cinco ocasiones con un balance de dos victorias, dos empates y una sola derrota, entre Primera y Segunda División.

Sin ir más lejos, la temporada pasada, el 18 de marzo del 2017, el resultado fue de 1 a 1, con una obra maestra de Jurado. Una muestra más de que los pericos están abonados a la escasez. Dos dianas en 90 minutos. Una para los vascos y otra para los catalanes. Conceden y marcan poco, así es el Espanyol.