Paco Jémez, la filosofía de la posesión

Año nuevo, vida nueva y entrenador nuevo para la UD Las Palmas. Un viejo conocido por la Primera División Española. Paco Jémez regresa para resucitar a una alicaída UD Las Palmas. Se estrenará en la Liga frente a la SD Eibar.

Paco Jémez, la filosofía de la posesión
Paco Jémez, la filosofía de la posesión. | Foto: Juan I. Lechuga

Nuevas esperanzas depositadas sobre los hombros del nuevo hombre en los banquillos, Paco Jémez. Un único sentimiento que invade el estadio de Gran Canaria. La afición amarilla espera levantar la cabeza del pésimo inicio de temporada que han tenido, y para ello se encomiendan a las órdenes del ex del Rayo Vallecano. Natural de la propia isla que ahora está en sus manos, futbolísticamente hablando, tiene una ardua tarea por delante, y comienza su curso particular con uno de los exámenes, podría decirse, más complicados de su etapa en el club canario.

Comenzar con buen pie le daría un mayor margen de actuación, quizá más tiempo para desenvolver su juego e inculcarlo a sus jugadores. Esta semana ya comenzó esta etapa, con uno de los peores rivales al que se podía enfrentar en el partido de su debut: el Valencia CF. Por suerte, el resultado fue medianamente positivo, arrancando un empate en casa frente a los segundos clasificados de la Liga. Aunque este resultado no refleja lo que se vio sobre el campo, ya que los chés dispusieron de muchas más ocasiones.

Estilo de juego conservador

Ya se vio claro en el partido de la Copa del Rey, frente a los valencianos, que el estilo de juego que plantea la UD Las Palmas de Paco Jémez es conservador. De manera que, crean pocas ocasiones, pero las aprovechan. Con una ventaja ya adquirida, buscan mantener la posesión del balón e intentan bajar el ritmo del partido, hasta el punto de cortar cualquier tipo de ataque de los rivales. Un juego que no es propicio para que se desarrolle un partido muy fluido, con muchas ocasiones; pero que sí que acaba dando resultados.

Recuerda al Paco Jémez que vimos en el Rayo Vallecano o en el Granada CF. El míster canario, siempre fiel a su filosofía de tener el balón en su posesión. Un juego que la Unión Deportiva no ha sabido demostrar en el comienzo de campaña, pero que sí que vimos en la pasada temporada, con Quique Setién a los mandos. Podríamos estar ante la recuperación de una de las mejores versiones del club insular, que consiguió demostrar un gran juego dinámico y de toque hace un año.

Director de orquesta

Para ello, Jémez cuenta con un joven director de orquesta en el centro del campo. Un jugador que traslada las ideas del entrenador al centro del campo, parte esencial en el planteamiento de Paco. Hablamos de Sergi Samper. En el encuentro frente al Valencia CF, vimos una de las mejores versiones del catalán. Recordando ligeramente al juego que demostraba Xavi Hernández en sus mejores tiempos, Sergi parece ser su claro sucesor.

En el primer partido del año para los canarios, demostró controlar el centro del campo a la perfección, otorgando al equipo muchas salidas y una excelente circulación de balón. Conducción, pases entre líneas y triangulaciones. Podríamos estar hablando de una de las piezas fundamentales en lo que queda de año para Paco Jémez. Aún no se sabe si estará disponible frente a la SD Eibar, debido a una sobrecarga.

Ataque letal

Ante el Eibar se desplegará una delantera con muchas salidas y recursos, que no está siendo la sensación de la temporada, pero que tiene calidad suficiente como para complicar las cosas a los vascos. Esta está formada por dos jugadores de lo más exótico en la Liga Santander. Jonathan Calleri y Loïc Remy son los hombres de más peligro del conjunto insular. Suficiente como para amargar la racha que acumula el cuadro guipuzkoano. Estos puntas tienen, como especialidad, sus remates a los centros laterales, ya sean rasos, a media altura, o, sobre todo; para cabecear.