Modestia, humildad y resultados

Leganés y Eibar son dos equipos muy parejos en cuanto a este aspecto, bajo presupuesto, pocas localidades y grandes partidos, hazañas y gestas.

Modestia, humildad y resultados
Modestia, humildad y resultados | Imagen: VAVEL

Este sábado diez de febrero, madrileños y vascos cruzarán sus caminos para intentar afianzar su posición en la zona media alta de la tabla y seguir sumando puntos en la excepcional campaña que están llevando a cabo.

Ambos, se han ganado la admiración y cariño de todos los rincones de España, y no es para menos, ya que han cuajado una gran temporada tras otra después de su llegada a la máxima categoría del fútbol español, algo nada fácil para equipos de su calaña.

Y que no se malinterprete, nada más lejos de la realidad. Armeros y pepineros tienen los estadios más pequeños de La Liga. Butarque se encuentra en la posición diecinueve, con diez mil novecientas veintidós localidades, e Ipurúa en la vigésima, con seis mil doscientas ochenta y cinco.

Estadios pequeños, cálidos, a rebosar jornada tras jornada, con un ambiente espectacular... Puro reflejo de los locales de cada cual.

En cuanto a su presupuesto salarial, ganan algunos puestos, pero igualmente de la mano. De nuevo el Leganés se encuentra un escalón por encima, el número quince, con treinta y cuatro millones seiscientos ochenta y seis mil euros; el Eibar, por su parte, ocupa el dieciséis, con treinta y tres millones doscientos doce mil euros.

No obstante, en la clasificación es de verdad donde escalan posiciones. El conjunto armero se alza con el séptimo puesto, con treinta y dos puntos; y los pepineros con el doceavo, a tan sólo tres de los vascos.

De modo, que está visto y comprobado, que estadios grandes y presupuesto estratosféricos no lo son todo a la hora de la verdad. Jugadores comprometidos, excelentes entrenadores y aficiones inigualables señalan la senda del buen fútbol y de los grandes resultados.

Está más que claro que estos conjuntos van a regalar un excelente espectáculo a todos los aficionados del fútbol dentro de unas horas.