Guillermo se viste de salvador

Un gol del jugador vasco le basta al conjunto ilicitano para vencer y colocarse en puestos de 'play-off'.

Guillermo se viste de salvador
Jugadores de Elche y Mallorca en un barrullo dentro del área/ Imagen cedida por la LFP
Elche CF
1 0
RCD Mallorca
Elche CF: Juan Carlos, Correa, Pelegrín, Armando, Albacar, Dorca, Matilla (Pelayo, m.14), Pedro, Álex Fernández, Hervías (Liberto, m.85) y Guillermo (Lolo, m.89).
RCD Mallorca: Santamaría, Pleguezuelo, Héctor Yuste, Raillo, Company, Juan Domínguez, Culio, Moutinho (Lekic, m.71), Lago Junior (Roigé, m.83), Salomao (Ansotegi, m.66) y Brandon.
MARCADOR: 1-0, m. 67: Guillermo
ÁRBITRO: López Amaya (Andaluz). Mostró tarjeta amarilla a Correa, Álex Fernández, Pablo Hervías, Juan Carlos, Guillermo y Armando por el Elche; y a Raillo por el Mallorca. Expulsó por doble amarilla a los visitantes Raillo (m.62) y Pleguezuelo (m.90+)
INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la décimo sexta jornada de la Liga 1/2/3 disputado en el Estadio Martínez Valero ante 7.267 espectadores.

El Elche Club de Fútbol y el Real Club Deportivo Mallorca se enfrentaron en la decimosexta jornada de Sefunda División, en un día donde las nubes fueron protagonistas sobre el Martínez Valero. Tres puntos importantes para ambos conjuntos pero con distintas metas. Los ilicitanos para seguir luchando para alcanzar los ansiados puntos de playoff y aumentar la confianza de la plantilla, mientras que el cuadro balear necesitaba la victoria para alejarse de los puestos de descenso.

La primera parte estuvo marcada por el escaso dinamismo en ataque y la baja velocidad en la circulación de balón. El cuadro dirigido por Alberto Toril, salió al terreno de juego con un 4-3-2-1. Con la ausencia de Nino, toda la responsabilidad recayó sobre las espaldas de Guillermo, quien supo aprovechar la oportunidad que le brindó el técnico andaluz. Las malas noticias llegaron en el minuto 15 de encuentro, cuando Javier Matilla tuvo que ser sustituido por Pelayo, tras un encontronazo con un jugador balear. Tanto Juan Carlos como Roberto Santamaría fueron dos espectadores más, de los 7200 que se dieron en el Martínez Valero, debido a que ninguno de los jugadores más peligrosos, tanto del Elche como el Mallorca, no tuvieron ninguna ocasión clara para poner a prueba los reflejos de ambos cancerberos.

El protagonista de la primera parte fue el colegiado López Amaya, quien tomó una serie de decisiones que pusieron en “pie de guerra” a la afición ilicitana con gritos de “fuera, fuera” por tres tarjetas seguidas que mostró a Juan Carlos, Pablo Hervías y Álex Fernández en tan solo dos minutos. De este modo concluyó la primera parte, con más pena que gloria y sin ninguna oportunidad clara para que se moviera el electrónico.

La segunda parte fue totalmente distinta a la primera por la multitud de ocasiones del Mallorca, y sobre todo del Elche. Los espacios y la rapidez del terreno de juego fueron propicios para que el ritmo del partido aumentara, en comparación con la primera parte. La primera ocasión del partido la tuvo Brandon con un remate de cabeza que se marchó cerca del palo derecho, tras un magnifico centro de Raillo. El equipo de Toril despertó y comenzó a tocar el balón con mayor velocidad y dando protagonismo a las bandas de Pablo Hervías y Pedro. El jugador de Aspe fue el mejor del encuentro y un verdadero quebradero de cabeza para Biel Company, al que le ganó la espalda en varias ocasiones.

Dominio franjiverde

En el minuto 62 de partido, el colegiado decretó el lanzamiento desde el punto de penalti, por la falta sobre Dorca dentro del área. Pero ocurrió algo inédito, por primera vez en su dilatada trayectoria como futbolistas, Edu Albacar erro el penalti. La afición se lamentó por la gran ocasión que habia perdido el su equipo para adelantarse en el marcador. A partir del lanzamiento desde los once metros, el Elche se vino arriba y el Mallorca dio un paso atrás. Tan solo cuatro minutos después de la acción más polémica del encuentro Guillermo aprovechó un centro raso de Pedro desde la banda derecha, para colocar el balón dentro de la portería con un expendido taconazo. Desde la cabina Fernando Vázquez movió el banquillo e introdujo a Pol Roigé y Lekic para tener más presencia en ataque. Los nervios estaban a flor de piel en el estadio y se paró el corazón de la afición franjiverde cuando el yugoslavo, Lekic mandó el balón con la testa en el minuto 78 al palo. Afortunadamente los visitantes no tuvieron ninguna oportunidad más y los tres puntos se quedaron en el Martínez Valero.

El Elche Club de Fútbol se instala provisionalmente en los puestos de playoff a expensas de los resultados del Girona y el Getafe, mientras que el Mallorca ve como cada vez más los puestos de descenso están más cerca.