Distinta defensa, mismo problema

El Espanyol ha recibido 11 goles en cuatro jornadas, igual que la temporada pasada a pesar de tener una defensa nueva.

Distinta defensa, mismo problema
Foto: Perico Domínguez (RCD Espanyol)

El Espanyol y los problemas defensivos, una historia de amor mejor que la de 'Crepúsculo'. Al menos así sería el titular del meme. Este verano han llegado al club periquito Demichelis y Diego Reyes para arreglar el problema defensivo que tantos dolores de cabeza le dieron a los espanyolistas la temporada pasada. Además, Quique Sánchez Flores, entrenador perico, ha hecho varios cambios en la línea defensiva, retrasando a David López del centro del campo al centro de la defensa, al igual que Víctor Sánchez, pero a este en vez que al centro de la defensa, al lateral zurdo. Pero la verdad es que el equipo blanquizul ha empezado la temporada recibiendo los mismos goles que la temporada pasada: 11 goles en cuatro jornadas. 

De esta manera, el Espanyol es el equipo más goleado de primera división. Sánchez Flores aún no ha dado con la clave para tener una defensa que de más seguridad, tanto es así que en cuatro jornadas ha utilizado tres líneas defensivas diferentes. En Sevilla apostó por Roberto en portería, Javi López y Rubén Duarte en los laterales, y Álvaro González y Óscar Duarte como parejas de centrales. Esta defensa recibió 6 goles. Para la segunda jornada, el técnico decidió apostar por Víctor Sánchez en el lateral izquierdo en el empate a 2 frente a la Málaga. 

Sin embargo, fue en la tercera jornada, donde Quique apostó por una pequeña revolución en defensa: Diego López en portería, Víctor Sánchez y Javi López en los laterales, y Duarte y David López como pareja de centrales. Se notó una mejoría defensiva con esta línea, pero no fue suficiente para ganar en Anoeta y el club periquito empató a uno ante la Real Sociedad. 

Por el momento, esta es la defensa que más confianza le ha dado al míster espanyolista y por ello volvió a apostar por ellos en la derrota frente al Real Madrid de este pasado domingo (0-2).

Aun así, no se descarta que para el partido de hoy frente a Osasuna (a las 20 horas) Quique Sánchez Flores apueste por otros hombres, como Diego Reyes o Martín Demichelis. Lo que queda claro, que un año más el problema del Espanyol es la defensa, que le está costando el haber sumado dos puntos de 12 posibles, creando cierto nerviosismo en el entorno ilusionado por el nuevo proyecto del club.

Bien se sabe que un buen ataque empieza por una buena defensa, algo que Quique está trebajando desde hace semanas y no para de darle vueltas para encontrar la clave del éxito.