La maldición de los leones en feudo perico

El Athletic lleva casi 20 años sin ganar en sus visitas al Espanyol en Liga. Las estadísticas recientes son claramente favorables a los blanquiazules

La maldición de los leones en feudo perico
Fuego y Aduriz en una jugada del Espanyol - Athletic de la temporada pasada. Foto: RCD Espanyol

Espanyol y Athletic se enfrentaran este domingo (RCDE Stadium, 18:30h) en un partido que se depara muy igualado, pues solo un punto separa a ambos equipos en la tabla. Pero el Athletic tiene en feudo perico una maldición, ya que no gana des de enero de 1998, cuando lo hizo por la mínima (0-1) gracias a un gol de Julen Guerrero en Montjuic. Esa misma temporada el Athletic, dirigido por Luis Fernández, consiguió ser subcampeón de liga. Des de entonces, el balance del cuadro bilbaíno en terreno blanquiazul es de 6 empates y 13 derrotas.

La historia más reciente demuestra que el feudo perico es especialmente duro para los leones. En Cornellà – El Prat el Athletic ha disputado en liga seis encuentros, cuatro perdidos y dos empatados. Así pues, los bilbaínos tienen un balance de dos puntos conseguidos de 18 posibles en el RCDE Stadium.

Solo en una excepción el Athletic ha ganado en Cornellà – El Prat pero no fue en liga, sino en Copa el 2015. El Athletic visitaba al Espanyol en la vuelta de la semifinal de la Copa del Rey y el encuentro debía resolverse, ya que el resultado a la ida era de empate a uno. Los pericos, bajo las ordenes de Sergio González, tenían muchas esperanzas en el partido y el ambiente en el campo fue espectacular, pues el club bautizó el encuentro como “mi gran noche” y confiaba en poder llegar a la final. Los leones acabaron con todas las ilusiones de los blanquiazules, que cayeron por 0-2. 

Más allá de este partido, las estadísticas son completamente favorables al Espanyol. En relación a los goles, en el RCDE Stadium el Espanyol ha marcado en liga 14 goles al Bilbao y ha encajado ocho. Aduriz es uno de los máximos goleadores y será la principal amenaza en el partido del domingo.

El vestuario catalán no se fía de estas estadísticas históricas que le van tan de cara. El año pasado los hombres de Quique Sánchez Flores empataron a cero en casa y en el nuevo San Mamés perdieron por 0-2