El debate: ¿a qué debe aspirar el Espanyol?

La segunda vuelta acaba de empezar y los equipos ya van definiendo sus objetivos. Ganar la liga, jugar en Europa, terminar la temporada tranquilos o luchar para no descender a la temible Segunda División. El Espanyol aún no lo tiene claro, pues tiene cerca Europa y descenso. ¿A qué debe aspirar realmente el conjunto de Quique Sánchez Flores?

El debate: ¿a qué debe aspirar el Espanyol?
Foto: Noelia Déniz

Con la llegada de Chen Yangsheng al timón del RCD Espanyol, las consignas eran claras: se quería llevar a los blanquiazules, de nuevo, a disputar competiciones europeas. Ese sueño con los que los aficionados pericos sueñan año tras año y que encabezan las tertulias en los bares de los aledaños de Cornellà-El Prat a principio de temporada. En el segundo año de proyecto de Quique Sánchez Flores las esperanzas eran las mismas, pero se ha disputado una vuelta y los pericos están en decimoquinta posición. Realmente, ¿a qué debe aspirar el Espanyol esta temporada? ¿Es un equipo hecho para poder alcanzar Europa? ¿Luchará por el descenso? ¿O simplemente pasará otra temporada más instalado en la cómoda mitad de la clasificación? 

La octava posición, el objetivo (Pablo Faccia - @Elpapu1023)

Claramente, la temporada del Espanyol está siendo bastante decepcionante. Al principio de temporada todos se figuraban un Espanyol luchando por Europa y proponiendo algo más en comparación con la temporada pasada. Y es que los elementos para estar en una situación diversa a la actual existían y existen, con un gran entrenador como Quique Sánchez Flores afianzado en el banquillo y una plantilla que por primera vez en muchos años no se veía desmembrada a lo largo del verano.

Sin embargo, la realidad ha sido otra y el club periquito a estas alturas de campeonato está a la misma distancia del descenso que de las posiciones europeas (ocho puntos). Los blanquiazules son decimoquintos con 25 puntos, y con el mal juego que han mostrado en la mayoría de encuentros, este equipo no puede aspirar, tristemente, a nada más que la octava posición.

Y ojo, la octava posición podría parecer un objetivo demasiado exigente con el pesimismo que se desprende de las primeras líneas de esta argumentación; pero para nada es demasiado exigente, pues a pesar de haber jugado bastante mal al fútbol a lo largo de la temporada, los hombres de Quique Sánchez Flores han mostrado muestras de buen juego y calidad en partidos como el del Atlético de Madrid o en la trilogía de derbis contra el Barça de los últimos veinte días, donde los pericos han ganado un derbi, perdieron otro y empataron el último. Aunque, la mejor noticia, es que compitió en todos ellos.

Parece ser que para las posiciones europeas ya no hay tiempo, conque llegar a la octava plaza sería todo un logro, a la vez que demostraría el afianzamiento del proyecto de Mr.Chen, presidente del Espanyol. Incluso, se puede afirmar que llegar entre los ocho primeros es una exigencia, pues todo ello que no fuera estar en el rop-8 sería un fracaso. Además, tal y como ha estado el ambiente en la parroquia espanyolista, con la posible salida de Quique al Stoke City inglés y la decepción de la afición, la octava posición seria todo un éxito. 

Los periquitos tienen plantilla suficiente para estar por encima de equipos como Girona, Leganés o Eibar, equipos que tienen un presupuesto menor que los blanquiazules. Casi se podría decir que la octava posición es necesaria por orgullo propio concretamente por no terminar por debajo de equipos como los anteriormente citados.

"Los pericos, o quedan octavos, o fracasan, tanto en lo deportivo como en lo económico"

Hay que señalar también la diferencia económica entre quedar octavo o más abajo, por lo que la exigencia es todavía más alta pues más ingresos haya en las arcas pericas, más disminuirá el límite salarial y más se podrá reforzar el equipo en verano para asaltar definitivamente la zona europea.

En definitiva, al estilo del famoso ‘plata o plomo’ de Pablo Escobar, los pericos o quedan octavos o fracasan, tanto en lo deportivo como en lo económico. Y tras quedar octavos, ya se planeará la siguiente temporada con el recuerdo de los errores de la presente temporada que no se deben repetir por el bien del proyecto periquito.     

Aspiración: a por los diez primeros de la clasificación (Tomás RA - @thblonda )

Desde la pretemporada el club y el entrenador fijaron el objetivo del equipo en mejorar el octavo puesto de la temporada pasada. 

Ahora bien, iniciada ya la segunda vuelta de la liga y a pesar de que el club marcó una meta mayor, el objetivo del equipo debería ser igual o mayor al presupuesto del club. Esta temporada se encuentra instalado en la décima posición en lo he se refiere a presupuestos, con un límite salarial de 61 millones de euros, por lo que exigir que el equipo logre una plaza europea se antoja imposible. 

Actualmente, después de disputarse la jornada 22, el RCD Espanyol se encuentra instalado en la décimo quinta posición de la tabla, muy lejos del objetivo. Con prácticamente la misma plantilla que la temporada pasada donde se logró la octava plaza, Quique Sánchez Flores debería mejorar el rendimiento de la plantilla y llegar a instalarse entre los diez primeros al final del campeonato. 

 "Exigir actualmente que el club logre una plaza europea no debe ser el camino"

Aunque pueda sonar a poco ambicioso o conformista, exigir actualmente que el club logre una plaza europea no debe ser el camino, ya que, como reconoció actualmente el vicepresidente García Pont, el proyecto del club se ha visto frenado. Por lo que la idea sobre la meta del club en esta temporada tiene que ser realista en base al presupuesto y el límite salarial.

Durante este mercado de invierno ya se ha podido comprobar que el club ya está planificando la masa salarial de la temporada que viene con las ventas de Fuego o Diop y la cesión de Hernán Pérez. La esperanza en lograr un plaza europea de cara a la temporada que viene, debe pasar por reducir el límite salarial como ya están haciendo, aumentar la inversión por parte de Rastar Group y realizar una venta importante en verano para que el club cambie su objetivo a cotas mayores.

De Europa al top 10: aspiración inmediata (Eduardo Grenier - @eduardogrenier)

Si algo se le puede cuestionar al Espanyol de Quique Sánchez Flores es que, con una plantilla muy superior a la de años anteriores, no ha logrado asumir esa pizca de ambición que necesita para pugnar por puestos con acceso a competiciones europeas. Comenzó el año y la propuesta del proyecto de Chen obligaba a los blanquiazules a luchar por darle a la afición las emociones que provoca la parte de arriba de la tabla. A día de hoy el panorama es bien diferente. Europa es un reto utópico, muy lejano de las posibilidades del Espanyol.

Ni siquiera existe la ilusión de un cambio de rumbo en la segunda parte de la temporada. El puesto que ocupan ahora mismo los pericos, aunque les duela a los aficionados blanquiazules, está acorde con el juego que despliega el conjunto de Quique. Un equipo que es incapaz prácticamente de ganar fuera de Cornellà y que, por demás, muestra carencias tangibles de cara a gol, es ahora mismo improbable que pueda mejorar su posición.

Sin embargo, no todo es negativo. Los últimos enfrentamientos ante el FC Barcelona por la liga y la Copa del Rey, han mostrado una cara distinta del Espanyol, mucho más fuerte y ambiciosa, una versión iracunda de aquel equipo de Sarrià que se ensañaba con sus eternos rivales y jugaba a ganar o morir. Puede ser este el inicio de una nueva etapa en la presente temporada.

"Europa es un reto utópico, muy lejano de las posibilidades del Espanyol"

Si Quique consigue que sus dirigidos mantengan en el resto de los enfrentamientos la misma intensidad que mostraron en el derbi, el Espanyol será muchísimo más peligroso y las victorias caerán. Calidad tiene la plantilla e inteligencia le sobra al avezado técnico. El propósito de los pericos, eso sí, no debe superar el mero hecho de incluirse entre los diez conjuntos de la parte de arriba de la clasificación. No parece probable, a día de hoy, que puedan aspirar a mucho más, teniendo en cuenta que hay muchas escuadras merodeando la zona europea, como el Sevilla, Villarreal o Celta de Vigo, tradicionales ya durante los últimos años, además de unos Betis y Eibar que parecen dispuestos también a incluirse en la porfía.

Tampoco debe sufrir el Espanyol con los vientos del descenso, menos tras lo visto en los últimos días. Será entonces quizá el top ten la aspiración inmediata de los pericos. Para el año entrante, con una renovación del proyecto y -sobre todo- un poco más de ambición, entonces podrá mirar un poco más arriba y atreverse a coquetear con la franja que refleja las siglas de Europa.