Una trabajada victoria

Los de Gerard López consiguieron los tres puntos al derrotar por 2-1 al Atlético Baleares en un segundo tiempo eléctrico. Un cabezazo imperial de Tarín a la salida de un córner en prolegómenos del partido sitúa de nuevo a los azulgranas en lo más alto de la tabla con 12 puntos de 15 posibles.

Una trabajada victoria
Imagen: Jugadores del FC Barcelona celebrando el segundo tanto del partido - Noelia Déniz (VAVEL.com)
FC Barcelona B
2 1
Atlético Baleares
FC Barcelona B: Suárez; Palencia, Tarín, Martínez, Moi; Aleñá, Sarsanedas, Kaptoum (Carbonell, min 90); Mújica, Guillemenot (Alfaro, min 54), Perea (Xemi, min 85)
Atlético Baleares: Carl; David Prieto, Vallori, Manu; Vich (Marcel, min 45), David Sánchez (Tete, min 66), Malik, Kike; Fullana; Xisco, Rubén Jurado
MARCADOR: 1-0, David Prieto pp (min 65); 1-1, Xisco (min 73); 2-1, Tarín (min 84)
ÁRBITRO: Sergio Usón Rosel (comité aragonés) amonestó con cartulinas amarillas a Guillemenot (min 26), Juan Vich (min 33), Tarín (min 46), Xisco (min 79), Tete (min 79), Suárez (min 90)
INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la quinta jornada del grupo 3 de la Segunda División B disputado en el Mini Estadi

Si hay algo que define perfectamente a los de Gerard López es su gen competitivo. El partido de hoy bien podría haber terminado en empate o, incluso, derrota en otro contexto. Pero este equipo es bien distinto, con personalidad y que nunca pierde la cara al partido pese a las adversidades. De nuevo volvieron a sumar tres puntos en un partido de trabajo como también fue el del Atlético Saguntino, Hércules o Villarreal B.

Un primer tiempo táctico y sin apenas situaciones claras de gol

Pese a los tres goles que nos brindaron en el partido, los dos equipos se reservaron hasta el segundo tiempo. Se trataron, pues, de unos primeros 45 minutos muy tácticos, como se suele decir. La primera ocasión del partido no llegó hasta pasados los primeros 10 minutos cuando Malik no consiguió rematar entre los tres palos a la salida de un córner -el mal endémico de este equipo-. Previamente, Kike hizo intervenir a Suárez con un centro-chut que se fue envenenando poco a poco. Alberto Perea, que fue el más activo del primer tiempo, probó con un duro disparo tras amagar el tiro hasta en dos ocasiones, pero se marchó por encima del travesaño cerca de la media hora de juego. Christian Ziege maniató a los de Gerard López con un 3-4-1-2 con ciertos matices en el repliegue defensivo y es que tanto Kike como Vich retrasaban varios metros su posición para formar una línea de cinco que impidiera entrar por las bandas ni encontrar pasillos interiores con un doble pivote formado por David Sánchez y Malik. Xisco -que hizo un impagable derroche físico- dispuso de una buena ocasión para estrenar el electrónico, pero el balón se marchó muy desviado del arco defendido por Suárez. Cuando la primera parte agonizaba, el colegiado perdonó la segunda cartulina amarilla a Manu después de una dura entrada sobre Carles Aleñá.

Alberto Perea tratando de superar a Juan Vich, su pareja de baile durante todo el primer tiempo | Foto: Noelia Déniz - VAVEL.com
Alberto Perea tratando de superar a Juan Vich, su pareja de baile durante todo el primer tiempo | Foto: Noelia Déniz - VAVEL.com

Goles y emoción tras el descanso

Poco o nada se asemejaron el primer y el segundo tiempo. Aun así, los primeros minutos siguieron una tónica habitual a lo visto anteriormente, donde los lanzamientos en largo de Suárez evidenciaban la falta de ideas en el bando local. Gerard López reaccionó dando entrada a Alfaro por Guillemenot -debutaba como titular por primera vez- para dar más profundidad por bandas y obligar a los baleares a bascular. A partir de ahí, el partido sufrió una metamorfosis casi inmediata: primero Perea y después el mismo Alfaro ponían a prueba la solidez defensiva del Atlético Baleares. Y ambas tuvieron un denominador común: Carles Aleñá. El joven centrocampista lideró a los azulgranas hasta la victoria con un partido -sobre todo el segundo tiempo- exquisito. Aceleró y pausó el juego en función de las necesidades del duelo y ofreció un recital en cada acción individual.

Carles Aleñá, uno de los jugadores más destacados del partido | Foto: Noelia Déniz - VAVEL.com
Carles Aleñá, uno de los jugadores más destacados del partido | Foto: Noelia Déniz - VAVEL.com

No obstante, los visitantes también gozaron de una peligrosa aproximación con Xisco como protagonista antes de que los azulgranas inauguraran el marcador con algo de fortuna. En este caso, Mújica aprovechó un balón suelto en la media luna para girarse y encañonar al guardameta. Carl, no obstante, lo detuvo, pero, tras tocar en David Prieto, el balón terminó traspasando la línea de gol. Y los baleares, lejos de arrojar la toalla, se metieron de lleno en el choque y vivieron sus mejores minutos. Fruto de este buen momento hicieron la igualada con una gran acción de Fullana por banda diestra que, tras deshacerse de Moi y Sarsanedas, la puso al corazón para que Rubén Jurado enviara el balón al fondo de las mallas con un gran disparo con la pierna derecha.

Las dudas aparecieron y el Atlético Baleares puso contra las cuerdas a los azulgranas. Primero Kike, en el que hizo volar a Suárez, y después Rubén Jurado, que se topó con una mano salvadora del portero asturiano para mantener a los suyos vivos en el partido, pudieron decantar la balanza. Pero, como viene siendo habitual en esta competición, los errores se pagan muy caros: un cabezazo de Tarín a la salida de un córner cerca del final echó por tierra el buen hacer de los blanquiazules. Los de Gerard López, abonados a finales de infarto, pudieron firmar la sentencia en un uno contra uno en el que Mújica se trastabilló y no pudo definir. El sufrimiento, pues, se alargó unos segundos más, pero los azulgranas consiguieron tres puntos que les permiten volverse a situar en lo más alto de la tabla después de la derrota frente al Alcoyano.