El Camp Nou, el parque donde el Niño se divierte

A Fernando Torres le pone marcar al Barça, 11 goles en 17 partidos. El Niño se hace mayor pero no olvida el gusto de golear a los culés. Abrió la veda con 18 añitos en el Calderón y este miércoles con 32 luchará por acrecentarla en el Camp Nou.

El Camp Nou, el parque donde el Niño se divierte
Torres celebra el 0-1 en el Camp Nou en 2006 | Foto: Getty Images

Fernando Torres vuelve a su segundo hogar, el Camp Nou. Después del Calderón no hay otro césped en el que se sienta más cómodo. Una casa que le acoge con abucheos ganados a pulso por culpa de sus goles.

Torres llega al partido de este miércoles con un doblete frente al Sporting pero desde el banquillo. Griezmann y Gameiro están por delante, pero un encuentro contra el Barça es otro rollo para él. 11 goles en 17 partidos, seis de ellos en el Camp Nou. El Barça es el equipo que más ha sufrido las travesuras del Niño.

El nacimiento del Niño

Con el 35 a la espalda y con 17 años, así debutó Fernando Torres con el Atlético en Segunda. Un juvenil que dos años después recogería el brazalete de capitán, que conquistaría el Calderón con goles, coraje y corazón, como canta el himno colchonero, y que marcharía con 23 años para volver a su casa con 30 pero que nunca perdería esa cara de niño.

Tardó un año en ganarse a Luis Aragonés. Con el Niño de titular, el Atleti subió a Primera tras dos temporadas en el pozo. En la campaña 2002-2003 el de Fuenlabrada llegaba a Primera y, como suele pasar con las leyendas, se bautizó a lo grande. 1 de septiembre de 2002, primera jornada de Liga, Barça – Atlético de Madrid. Torres debuta en el Camp Nou sin gol pero con un empate a dos gracias al doblete de un culé que sigue en activo desde el banquillo, Luis Enrique.

La contención del Niño frente al Barça duró poco. Torres se desvirgó en su siguiente partido contra los culés. 1 de febrero de 2003, segunda vuelta, Vicente Calderón. Torres puso el 1-0 justo antes del descanso. Frank De Boer le sigue buscando y Bonano aún le da vueltas al palo que debía cubrir. 3-0 para empezar su idilio contra los azulgranas.

Las trastadas del Niño a los culés

Torres esperó un año para volver a marcar pero en la 2004-2005 empezó lo bueno para él… y lo malo para Víctor Valdés. El Barça de Rijkaard visitaba el Calderón y se adelantaba gracias a Gio van Bronckhorst. Entonces Torres decidió empatar para calmar los ánimos; ya los excitaría cinco meses después, en 2005, con un 0-2 en el Camp Nou. Doblete del Niño con gol en el primer minuto y en el último, de penalti.

Foto: Getty Images
Foto: Getty Images

Ese mismo año pero ya en una nueva temporada, el Atleti volvió a ganar al Barça en el Calderón. 2-1, ¿con gol de quién? Así es, del Niño Torres; porque cuando uno adquiere un hábito de niño jamás lo olvida. Y en febrero de 2006, cuando se cumplían tres años de su primer gol contra el Barça y una temporada después de su doblete en el Camp Nou, repitió. Al más puro estilo 9, Torres adelantó a los colchoneros cazando una dejada de pecho de Maxi Rodríguez dentro del área y sentenció en el 79 delante de Valdés. 1-3 para ganar al Barça de la segunda Champions.

En verano de 2007 Torres pasó a ser The Kid. El capitán del Atleti dejó el barco colchonero para zarpar hacia Inglaterra enrolado en el navío del Liverpool. El ídolo del Atleti dejaba el Calderón 12 años después. Marchó a Inglaterra pero mantuvo sus costumbres. Torres era más de marcar al Barça que del té inglés de las cinco. A la primera que pudo… ¡zas! El Niño marcó con el Chelsea el fin del Barça de Guardiola en 2012. Torres cerró el 2-2 en la semifinal de Champions en el Camp Nou tras sustituir a Drogba en el 80. Con el Barça buscando la épica en el área del Chelsea, Torres aprovechó el despeje del córner para cabalgar sin oposición por el campo y regatear a un abandonado Valdés.

Foto: Dailymail
Foto: Dailymail

Las buenas costumbres jamás se olvidan

Tras regresar de su extenso erasmus europeo, Torres ha marcado tres goles al Barcelona, dos en el Calderón y uno en el Camp Nou. Ninguno de los que metió en la Ribera del Manzanares sirvió para darle la victoria al Atlético, el de Can Barça es otra historia.

En el Calderón, al mes de llegar del AC Milan y al minuto de empezar el partido, Torres marcó al Barça en la ida de cuartos de Copa. Recorte sobre Mascherano y volea cruzada para presentarse ante su nuevo amigo Ter Stegen. El año pasado en Liga también puso por delante a los colchoneros pero la remontada culé hizo inútil su tanto.

Foto: VAVEL

No dio ventaja al Atleti en la eliminatoria pero abrió las alas de los colchoneros hacia su segunda final de Champions. Camp Nou y cuartos de Champions, a Torres le sonaba este escenario. “Tocará repetir”, debió pensar. El Niño fue el protagonista de la noche para bien… y para mal. Abrió el marcador en el 25 y cerró su partido en el 34 por doble amarilla. La ida acabó 2-1 para los culés pero el gol de Torres cimentó el 2-0 de los colchoneros en la vuelta.

El delantero de Fuenlabrada es el único de la plantilla del Cholo que conoce la victoria en el Camp Nou. El Atleti lleva diez años sin ganar en Can Barça. Su mejor resultado: un empate en la última jornada de 2014 para ganar la Lliga. Y su última victoria: aquel 5 de febrero de 2006, tres puntos forjados con dos goles de un "9" de 21 años con cara de niño. Ese delantero se ha hecho mayor pero aún recuerda sus trastadas en su parque favorito, el Camp Nou.