Pep Guardiola, el regreso de la leyenda

Pep Guardiola regresa este miércoles al Camp Nou. El técnico de Santpedor lo hará al frente del Manchester City para medirse al FC Barcelona en el tercer partido de la fase de grupos de la Champions League. Será la segunda vez que lo haga como entrenador rival, ya que la temporada pasada lo hizo por primera vez con el Bayern de Múnich.

Pep Guardiola, el regreso de la leyenda
Pep Guardiola en un entrenamiento con el Barça. Foto: FC Barcelona

Como jugador disputó once temporadas con el FC Barcelona, dónde jugó un total de 385 partidos oficiales, marcando 13 goles y levantando un total de 16 títulos desde que debutara un 16 de diciembre de 1990 contra el Cádiz de la mano de Johan Cruyff en el Camp Nou. Desde entonces el técnico holandés lo seleccionó como medio centro para hacer de él el director de orquesta del Dream Team, llegando a la capitanía tras la retirada de Jose Mari Bakero y convertirse en símbolo y referencia del FC Barcelona. El 11 de abril de 2001 abandonó el club de sus amores, y tras pasar por el Brescia, AS Roma, Al-Ahli Doha y los Dorados de Sinaloa, en 2006 anunciaría su retirada oficial como jugador de fútbol para centrarse completamente en su formación como entrenador.  

Pep Guardiola como jugador del Barça. Foto: FC Barcelona

El origen de la leyenda

El FC Barcelona buscaba entrenador para el filial, y el 21 de junio de 2007 el club anunciaba de forma oficial a Pep Guardiola como entrenador del Barça B, iniciando así su etapa como entrenador profesional de fútbol, y forjando, sin saberlo, su leyenda. Con el filial azulgrana se proclamó campeón de la Tercera División y logró así el ascenso a Segunda División B tras superar con éxito la promoción de ascenso liquidando al Barbastro (0-2 en la ida y 1-0 en el Mini Estadi), lo que suponía también el partido número 21 del filial de Pep Guardiola sin caer en el Mini.

En aquel equipo que acababa de subir de categoría se encontraban jugadores como Thiago Alcántara, Pedro Rodríguez o Sergio Busquets, los cuáles llevaría de la mano en su nueva aventura. 

Estaba listo. El 17 de junio de 2008, con Joan Laporta a la cabeza, Pep Guardiola fue presentado como entrenador del primer equipo del FC Barcelona para la temporada 2008/2009 tras la marcha de Frank Rijkaard. El de Santpedor mostró su personalidad desde el primer día, y no le tembló la mano para descartar de su proyecto a los que hasta la fecha eran dos símbolos: Ronaldinho y Deco.

Cuatro temporadas de éxitos

En su primera temporada como entrenador del primer equipo hizo historia: ganó el ‘triplete’. Con la Liga, la Copa del Rey contra el Athletic y la Champions League contra el Manchester United, Pep Guardiola convertía al FC Barcelona en el único equipo español en lograr un ‘triplete y en el primero de la historia del club. Batió todos los registros, igualó el registro goleador del Real Madrid de Di Stefano, superó el record de puntos y goleó por 2-6 al Real Madrid en el Santiago Bernabéu en una noche dónde dejaba sentenciado el título de Liga.

Pep Guardiola fue capaz de superarse en las temporadas que vendrían. El técnico supo mantener en su plantilla el hambre voraz por seguir ganando títulos, y su segunda temporada al frente del equipo empezaría con la conquista de la Supercopa de España contra el Sevilla FC y la Supercopa de Europa frente al FC Shakthar Donesk, lo que le convirtió en el primer entrenador en ganar con el mismo equipo los cinco títulos disputados en un año natural. La guinda la pondría el 19 de diciembre de 2009 logrando un hito histórico. Ante el Estudiantes de la Plata y en la prórroga, el FC Barcelona ganaría el Mundial de Clubes, el único título que le faltaba al club en sus vitrinas, y por consiguiente el sexto título de los seis a los que aspiraba. Nadie había logrado anteriormente semejante efeméride lo que le permitió coronarse como el mejor entrenador del 2009 por la Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol (IFFHS) por delante de Sir Alex Ferguson. Pese a no ganar la Copa del Rey en su segunda temporada, si lograría ganar la Liga con 99 puntos.

Pep Guardiola con su segunda Champions League. Foto: EFE

En su tercera temporada logró repetir hazañas ganando la Supercopa de España, la Liga y tocando el cielo ganando la Champions League de nuevo contra el Manchester United en Wembley, convirtiéndose así en el entrenador más joven (40 años) en ganar la competición dos veces. Sin embargo la temporada 2011/2012 sería la última temporada como técnico azulgrana. Aún así el de Santpedor logró ganar su tercera Supercopa de España al frente del FC Barcelona, su segunda Supercopa de Europa tras vencer al FC Porto, el Mundial de Clubes contra Santos FC y la Copa del Rey frente al Athletic, dirigiendo así el 25 de mayo de 2012 su último partido con el FC Barcelona. Curiosamente fue el mismo rival y en la misma competición contra el que ganó su primer título.

El discípulo superó al maestro, y Pep Guardiola tras cuatro temporadas lograba levantar 14 títulos como entrenador azulgrana por los 11 que consiguió su maestro Johan Cruyff en las filas del club azulgrana. 

El de Santpedor dirigió un total de 247 partidos oficiales, ganó 179, empató 47 y perdió sólo 21 partidos, destacando el dato de que nunca perdió contra el Real Madrid en el Santiago Bernabéu.

Destino: Alemania

Tras un año sabático Pep Guardiola anunció su vuelta a los banquillos. Lo haría al frente del Bayern de Múnich sustituyendo a Jupp Heynckes, que venía de ganar el ‘triplete’ en una temporada perfecta.

En el conjunto bávaro disputó tres temporadas buscando perfeccionar la perfección. Pese a perder el primer título oficial que disputaba con el Bayern de Múnich (la Supercopa de Alemania contra el Borussia Dortmund) si ganaría la Supercopa de Europa contra el Chelsea FC en la tanda de penaltis, logrando su primer título con el equipo alemán. Tras nueve victorias y dos empates en sus primeros once partidos con el Bayern de Múnich, Pep Guardiola se convirtió en el mejor técnico debutante de la Bundesliga, llegando a ganar posteriormente el título tras sólo 27 jornadas disputadas. Esa misma temporada levantó el Mundial de Clubes, el tercero como entrenador, y la Copa de Alemania.

Guardiola con el título de la Bundesliga en la Marienplatz de Múnich. Foto: EFE

La segunda temporada empezó como la primera: perdiendo la Supercopa de Alemania de nuevo ante el Borrusia Dormund, el mismo verdugo de la campaña anterior. Ganó de nuevo la Bundesliga, pero no pasaría de semifinales ni en la Copa de Alemania ni tampoco en la Champions League, dónde caería frente al FC Barcelona, su ex equipo.

El 6 de mayo de 2015, fue la fecha en la que Pep Guardiola regresaba a la que fue su casa por primera vez. Era el regreso del mejor entrenador de la historia del Barça al Camp Nou.

El encuentro enfrentaba a dos amigos que fueron compañeros en las filas azulgranas, pero el pulso terminó ganándolo Luis Enrique. El FC Barcelona goleó en la ida por tres a cero al conjunto dirigido por Pep Guardiola, y en el partido de vuelta la partida la ganaba el de Santpedor (3-2). Pese a todo, el global de 3-5 clasificaba para la final al FC Barcelona de Luis Enrique, que terminaría ganando la Champions League frente a la Juventus de Turín (3-1).

Tras tres temporadas Pep Guardiola puso punto y final a su andadura con el Bayern de Múnich. En su última temporada volvería a ganar la Bundesliga, la cuarta consecutiva para el equipo alemán y la tercera para Guardiola, así como la Copa de Alemania. No consiguió conquistar la Champions League con el Bayern de Múnich, ni tampoco su fustrada Supercopa de Alemania, pero en su palmarés con el Bayern de Múnich dejó un total de 7 títulos en sus tres temporadas.

El City y la vuelta a casa

Con 21 títulos como entrenador en su mochila, el 3 de julio de 2016 fue presentado como técnico del Manchester City. El técnico catalán asumió la responsabilidad de liderar al conjunto ‘citizen’ y tan sólo le bastaron diez partidos para convertir su primera hazaña: ganar los diez primeros partidos en el banquillo del Manchester City, algo que ningún entrenador había hecho antes. 

Pep Guardiola en el Etihad Stadium. Foto: EFE

Ahora la Champions League le vuelve a traer a casa, ésta vez en el tercer partido de la fase de grupos con el Manchester City. Será su segunda visita al Camp Nou tras hacerlo con el Bayern de Múnich la temporada 2014/2015, y esta vez querrá ganarle la partida a Luis Enrique.

El miércoles se vuelven a enfrentar dos amigos que coincidieron como jugadores durante cinco temporadas (1996/1997 - 2000/2001) y que también lo hicieron como entrenadores, ya que el sustituto elegido por la directiva del club para encargarse del filial azulgrana tras el nombramiento de Guardiola como técnico del primer equipo fue Luis Enrique. El asturiano pasó tres temporadas con el Barça B, mientras Pep Guardiola lo hacía desde el primer equipo. Ahora el de Santpedor vuelve a casa con el objetivo de quitarle el liderato del Grupo C al FC Barcelona. Por su parte, los azulgranas, con pleno de victorias y seis puntos, buscarán aumentar la ventaja respecto al Manchester City, con cuatro puntos y segundo en la tabla.