La pegada azulgrana dicta sentencia

Un gol de Carles Pérez en los prolegómenos del partido vale tres puntos que maquillan el gris partido de los de Gabri, en especial durante el segundo tiempo.

La pegada azulgrana dicta sentencia
Imagen: Carles Pérez y Mingueza celebrando el primer y único tanto del partido - Noelia Déniz (VAVEL.com)
FC Barcelona U19
1 0
Manchester City U19
FC Barcelona U19: Sergi Puig; Jaime, Montes (Mingueza, min. 57), Rey, Cucu; Collado, Busquets, Monchu (Dani García, min. 45); Carles Pérez, Guillemenot, Abel Ruiz (Lee, min. 54).
Manchester City U19: Grimshaw; Duhaney, Humphreys, Adarabioyo, Davenport; Fernandes, Diallo (Dilrosun, min. 82), Kongolo; Sancho, Díaz, Nemane.
MARCADOR: 1-0, Carles Pérez (min. 85)
ÁRBITRO: Sandro Schärer amonestó con cartulinas amarillas a Cucu (min. 60) y Collado (min. 75)
INCIDENCIAS: Encuentro correspondiente a la tercera jornada de la fase de grupos de la UEFA Youth League disputado en el Mini Estadi ante 1.303 espectadores.

El gran potencial ofensivo de este Juvenil A echó por tierra el buen hacer del Manchester City, que dejó una muy buena imagen en el Mini Estadi. Un zapatazo de Carles Pérez desde la media luna provocó el éxtasis de todos los presentes en el feudo azulgrana, que además supone un pleno de victorias en este arranque de temporada: ocho de ocho en la División de Honor y tres de tres en la UEFA Youth League.

Guillemenot en un lance del juego | Foto: Noelia Déniz - VAVEL.com
Guillemenot en un lance del juego | Foto: Noelia Déniz - VAVEL.com

La igualdad fue la tónica habitual del partido, pero el primer susto del partido lo dieron los visitantes: una gran acción individual de Fernandes -el mejor jugador del bando inglés- culminada con un seco disparo que se marchó ligeramente por encima del travesaño de Sergi Puig, que le ganó la partida a Josep Martínez bajo los tres palos. A partir de ahí, los de Gabri, sin Lee, pero con Abel, comenzaron a practicar un fútbol alegre y vistoso, pero no supieron aprovechar esta superioridad desde el punto de vista táctico para adelantarse en el marcador.

Carles Pérez, a balón parado, y Monchu, en una jugada personal, pusieron a prueba a Grimshaw en un intenso cuarto de hora. La más clara -a banda del gol-, no obstante, se produjo en las botas de Guillemenot cerca del ecuador del primer tiempo: enganchó un rechace del guardameta citizen después de un gran remate con la cabeza de Busquets a la salida de un córner, pero el esférico se estrelló contra el poste para sorpresa del público. Este hecho supuso un punto de inflexión en el partido: los de Gabri comenzaron a perder fluidez en los enlaces y cada vez resultaba más complicado salir jugando desde atrás. El Manchester City, cuya presión alta empezaba a dar sus frutos, encontró en Fernandes y Brahim Díaz a sus dos puntales, en especial cuando se encontraban entre líneas. Ambos pudieron adelantar a los suyos antes de que el colegiado señalara el camino a vestuarios, pero se encontraron con un determinante Sergi Puig que atajó un disparo de cada uno.

Una gris segunda parte

La historia del segundo tiempo fue bien distinta: un Barcelona lento, plano y sin ideas se encontró contra las cuerdas durante muchos tramos. Los citizens fueron superiores en el cómputo global y dispusieron de varias ocasiones para perforar la portería local. Los tres atacantes, Fernandes, Brahim y Sancho, se repartieron a partes iguales las ocasiones de gol a lo largo de los segundos cuarenta y cinco minutos. Sin embargo, se toparon con un Sergi Puig inmenso bajo palos que desbarató todas las acciones de peligro. Los tres cambios azulgranas al inicio del mismo -uno de ellos obligado por lesión- redujeron el nivel de intensidad mostrado durante la primera parte y provocaron que los azulgranas fueran más susceptibles.

Carles Pérez certifica los tres puntos

Los visitantes seguían intentándolo sin éxito, pero los azulgranas, faltos de chispa e imaginación, apenas inquietaban a nivel defensivo. La entrada de dos jugadores como Lee y Dani García tampoco aportaron ese punto de movilidad ofensiva. Con el paso de los minutos, parecía claro que la cosa terminaría en tablas. Y, visto lo visto, todos lo hubieran dado por bueno. Sin embargo, cuando apenas restaban cinco minutos para el pitido final, Carles Pérez, que fue de menos a más, apareció para cargar la pierna zurda cerca de la media luna y fusilar al guardameta inglés. El acoso y derribo visitante marcó los últimos instantes del partido, pero no tuvieron premio y regresarán a casa de vacío a pesar de las buenas sensaciones transmitidas.

Montes se retira lesionado

La parte negativa del choque vino en forma de lesión: uno de los pilares en la zaga para Gabri, Eric Montes, tuvo que retirarse antes de que se cumpliera la hora de juego por unas molestias en su pierna derecha. En su lugar entró Mingueza, uno de los habituales en los esquemas del técnico.  

Eric Montes siendo atendido por los servicios médicos en el banquillo | Foto: Noelia Déniz - VAVEL.com
Eric Montes siendo atendido por los servicios médicos en el banquillo | Foto: Noelia Déniz - VAVEL.com

FC Barcelona