Real Sociedad - FC Barcelona: puntuaciones del Barcelona, jornada 13 de LaLiga

Segundo empate consecutivo del FC Barcelona en el campeonato liguero, esta vez en su visita a Anoeta, donde lleva siete años seguidos sin conseguir la victoria.

Real Sociedad - FC Barcelona: puntuaciones del Barcelona, jornada 13 de LaLiga
Foto: fcbarcelona.es

Otra vez Anoeta. Y ya van siete temporadas. Un Barça muy pobre solo pudo sacar un empate en la jornada previa al Clásico, en un partido para olvidar de los de Luis Enrique que a punto estuvo de perder, tal vez merecidamente.

El gol de Messi no pudo evitar la pérdida de otros dos puntos más, que colocan al conjunto catalán a seis unidades del líder y próximo rival en LaLiga, el Madrid. Empate a uno que incluso sabe a poco para la Real Sociedad.

(0-3: Muy mal; 4: Mal; 5: Aprobado; 6: Bien; 7-8: Notable; 9: Excelente; 10: MH)

Luis Enrique: 3

Sin capacidad de reacción. El técnico asturiano se equivocó tanto en el planteamiento del partido como en el transcurso del mismo. Un solo cambio, el de Denis Suárez por Rakitic, fue la única variante que intentó Lucho para cambiar lo que estaba sucediendo sobre el césped.

Ter Stegen: 5

Errático. No se le vio cómodo con el balón en los pies, aspecto del juego en el que siempre destaca. Se sacó de encima varios balones sin destino alguno. En el gol no pudo hacer nada más de lo que hizo.

Sergi Roberto: 4

Fallón. Lleva una serie de partidos muy grises el lateral catalán. Sufrió mucho en la salida de balón, en la que no encontraba apoyos, y en los aspectos defensivos, donde fue desbordado en varias ocasiones. 

Piqué: 5

Mermado. Su lesión en el tobillo condicionó por completo su partido. Hasta el momento, había achicado aguas así como podía, pero el fuerte golpe que recibió hizo bajar su nivel. Falló en el gol, ya que el intento de despeje acabó entrando en su propia portería.

Mascherano: 5

Acelerado. Puso ímpetu y ganas en todas sus acciones, tal como nos tiene acostumbrados, pero en algunas ocasiones estas ganas jugaron en su contra. Un ejemplo es la falta que le costó la tarjeta amarilla. A punto estuvo de marcar de cabeza tras un saque de esquina.

Jordi Alba: 4

Gris. Al mismo nivel que la totalidad del equipo. No hizo ni una incursión con peligro en ataque, y su capacidad defensiva dejó mucho que desear. Partido para olvidar del lateral zurdo, que sufrió un golpe en la primera parte.

Sergio Busquets: 4

Desbordado. Quería estar en muchos sitios y no estuvo realmente en ninguno. Los jugadores de la Real Sociedad pasaban el mediocampo culé como si existiera un pasillo enorme, y el de Badia no pudo hacer nada para remediarlo.

Rakitic: 4

Irreconocible. Solo duró 45 minutos sobre el césped, Luis Enrique decidió cambiarlo en el descanso. No aportó nada, ni en el apartado ofensivo ni en el ofensivo. Su participación en el encuentro fue totalmente estéril. Últimamente, su nivel es preocupante para los aficionados culés.

André Gomes: 4

Inadaptado. Pasan los días, pasan los partidos, y ni rastro del portugués que maravilló Mestalla. Sigue sin entender los automatismos culés, aunque el nivel general del equipo tampoco ayudó a que los entendiera.

Messi: 4

Sol. El universo azulgrana gira en torno a él. Pero cuando se va, se hace de noche, y la noche es muy oscura. La única jugada que le salió, la transformó en el gol del empate. Los pases y los regates propios de él se quedaron en Barcelona.

Luis Suárez: 4

Desaparecido. El charrúa no encontró en ningún momento su sitio en el césped de San Sebastián. Aislado y sin rascar bola, Luis luchó contra la defensa rival, aunque no tuvo nada de éxito. Su único intento se marchó desviado a la derecha de la portería de Rulli.

Neymar: 4

Intermitente. Todo lo que el brasileño le da a su equipo, como la jugada del gol de Messi, se lo quita perdiendo una tremenda cantidad de balones durante el duelo. Su única buena noticia es que no vio tarjeta y podrá jugar contra el Madrid.

Denis Suárez: 6

Incisivo. El gallego fue el jugador que más lo intentó en la segunda mitad, tras salir en el descanso sustituyendo a Rakitic. Intentó asociarse con los delanteros y tiró algunas galopadas interesantes por la parte derecha. Sin embargo, acabó contagiándose del virus que parecía tener el equipo en el partido.