Ojeando al rival: El Hércules llega con ilusión

El conjunto valenciano espera el partido de mañana con la ilusión que merece el enfrentarse al FC Barcelona.

Ojeando al rival: El Hércules llega con ilusión
El Hércules celebrando un gol / FOTO: Raúl Garrigós

El próximo miércoles el FC Barcelona rendirá visita a la ciudad de Alicante para disputar contra el Hércules los dieciseisavosde final de la Copa del Rey. Este será el partido de ida en el Estadio José Rico Pérez de la ciudad valenciana. Los herculinos esperaban como agua de mayo el enfrentamiento ante uno de los grandes de la competición y en el sorteo les tocó el gordo con el cruce frente al Barcelona.

El Hércules actualmente milita en la segunda división B, precisamente la misma competición que lidera el filial del FC Barcelona. Los alicantinos se encuentran en una buena sexta posición con 24 puntos trascurridas 16 jornadas de la competición. Los blanquiazules llevan un total de 22 goles, una buena cifra de más de un gol por partido y habiendo encajado tan solo 15 goles, siendo uno de los equipos menso goleados de la tabla, algo que habla muy bien de su gran faceta defensiva. El Hércules viene  a su partido copero con una mala racha, ha perdido los dos últimos enfrentamientos ante el Alcoyano que perdió por un contundente 3-0 y ante el Villareal B en su feudo por 2-3, estos malos resultados han hecho que el conjunto valenciano baje en al clasificación de la que había ocupado el tercer puesto.

El jugador más importante del Hércules hasta el momento es el mediocampista Chechu que ha anotado cinco goles en esta competición muy por delante del resto de sus compañeros, este jugador puede ser el que marque las diferencias si el partido comienza a dominarlo el conjunto local. Flores con tres goles en el segundo goleador del equipo y también es mediocentro, una prueba de que este equipo domina el balón deja que el peso del encuentro caiga sobre su medio campo. El club blanquiazul espera con gran ilusión a los jugadores blaugranas y quieren salir a por el partido pero sobretodo disfrutando del encuentro copero.