Oriol Busquets y Ferran Sarsanedas, casta gironense en el filial

Juntos, y revueltos, la clase innata de Ferran Sarsanedas y Oriol Busquets aflora con cátedra en La Masia con demasiados puntos en común. Sobre el césped de la Ciutat Esportiva, y con ambiente distendido, dos de las joyas más polivalentes de la cantera han charlado para los medios del club tras su brillante arranque de pretemporada.

Oriol Busquets y Ferran Sarsanedas, casta gironense en el filial
Ferran Sarsanedas ante el Santoboià esta pretemporada. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Comparten vestuario, y origen. Oriol Busquets y Ferran Sarsanedas se adueñan del protagonismo del filial azulgrana en este arranque de la pretemporada. Ambos, gironenses de nacimiento, comparten mucho más que gentilicio. De la mano inician el arranque de curso bajo las órdenes de Gerard López con el Barça B, confianza que no ha dudado en devolver sobre el verde Oriol Busquets a la oportunidad otorgada por el de Granollers. Su ‘doblete’ en el debut del filial ante l’Escala en el ‘stage’ azulgrana no pasó inadvertido para nadie, dejando una huella de calidad que augura un futuro prometedor. Casualidades, o no, del destino, su compañero Ferran Sarsanedas también inauguró la pretemporada anterior con el Barça B ante el mismo rival, dejando patente la naturaleza de un joven que aspira a triunfar como azulgrana.

Oriol Busquets en el partido ante el Santboià. Foto: Noelia Déniz, VAVEL

Sarsanedas, forjado en la cuna de La Masia desde su llegada con 11 años del fútbol base del Girona, afronta el reto del regreso a la categoría de plata con la ilusión que merece la hazaña. “El año pasado después de la temporada tan bonita, terminamos de la mejor forma y ha sido un verano para disfrutar, desconectar, y sobretodo volver con muchas ganar para afrontar el reto de la Segunda A que seguro que irá genial”, recuerda el mediocentro izquierdo del filial. “Llevamos pocos partidos, apenas dos semanas, y vamos cogiendo ritmo. El equipo está cogiendo bien los conceptos, tanto los que suben del juvenil como los nuevos. Todos están aprendiendo muy rápido la idea del juego” recalca Ferran. Por su parte Oriol Busquets mira la pretemporada como una buena manera de “marcarse objetivos altos”, mientras señala que “a los jugadores de calidad siempre les es fácil adaptarse al juego del Barça. Están cogiendo pequeños automatismos, aunque todavía les cueste un poco, pero poco a poco seguro que se adaptan muy bien”. 

El cambio de categoría no asusta a unos jóvenes con la ambición suficiente para desplegar sobre el verde el talento que almacenan en sus genes. “Jugar en Segunda A cambia totalmente, es futbol profesional y seguro que será de una exigencia enorme”, declara Sarsanedas, que añade: “En Segunda B ibas a jugar a campos con césped artificial, campos pequeños… En cambio Segunda A eso ya no está. Todo son estadios, césped natural, gente…”. Para Oriol Busquets el trueque de categoría supone un cambio “físico” en el que espera “darlo todo al máximo”.

Dicen que quién olvida sus orígenes pierde su identidad, y es por ello que ni Sarsanedas ni Oriol Busquets pueden olvidarse de ‘su’ Girona FC, último rival del Barça B en el amistoso en la Ciutat Esportiva (2-2) tras conquistar el conjunto ‘gironista’ su codiciada plaza en la categoría reina por primera vez en toda su historia. “Ya han subido a Primera, por fin”, declara Oriol Busquets. “Nos alegramos mucho porque los dos somos gironenses, y les deseamos lo mejor esta temporada”, concluye el canterano. Sarsanedas tampoco ha querido desaprovechar la ocasión para ensalzar el hito del club que le vio dar sus primeros pasos: “Llevaban muchos años llamando a la puerta pero finalmente lo han conseguido y merecidísimo”


Share on Facebook