Messi, Mascherano y Suárez, con sus selecciones

Los tres jugadores culés son hombres clave en los combinados de sus respectivos países, y los seleccionadores de Argentina y Uruguay no han querido prescindir de sus servicios.

Messi, Mascherano y Suárez, con sus selecciones
Foto: Raúl Pajares - VAVEL

Importantes en el Barça, importantes en su selección. Lionel Messi, Javier Mascherano y Luis Suárez han entrado en la lista de convocados de las selecciones argentina (en el caso de los dos primeros) y uruguaya (en el caso de Suárez) para disputar los próximos dos enfrentamientos de clasificación de cara al Mundial de Rusia de 2018. Ambas selecciones se juegan el pase a dicho torneo, por lo que los tres futbolistas deberán sacar lo mejor de ellos mismos para lograr que su país esté representado en el campeonato de naciones más importante a nivel mundial.

En el caso de los dos futbolistas argentinos, Messi y Mascherano, han sido llamados por el flamante nuevo seleccionador albiceleste, Jorge Sampaoli. El combinado del extécnico del Sevilla disputará dos partidos en apenas seis días, uno el 31 de agosto ante la Uruguay de Luis Suárez y, el otro, el día 5 de septiembre ante Venezuela. Día 31, por tanto, los compañeros y amigos se convertirán en rivales por una jornada, ya que Messi y Mascherano por un lado y Suárez por el otro defenderán los intereses de sus propios países. El delantero charrúa, aparte de dicho enfrentamiento, disputará el mismo día 5 el otro duelo ante Paraguay.

Ninguna de las dos selecciones está clasificada al Mundial, el único equipo de Sudamérica en lograrlo de forma matemática es la de Brasil, liderada por el ya exazulgrana Neymar Jr. Cabe recordar que se clasifican directamente para el Mundial de Rusia los cuatro primeros en la tabla, y el quinto posicionado debe afrontar una repesca ante una selección de la Confederación de Fútbol de Oceanía para poder optar a una plaza en el próximo torneo mundialista. En estos momentos, Uruguay ocupa la tercera posición en la tabla clasificatoria, por lo que tendría una plaza directa en el Mundial de Rusia. Argentina, no obstante, se encuentra en la quinta posición, por lo que, de acabar así, tendría que disputar el partido de repesca para poder clasificarse.