Los orígenes del 'mosquito'

Tras su lesión, Ousmane Dembélé vuelve a tocar balón con vistas a la cita del 'Clásico' ante el Real Madrid del próximo 23 de Diciembre. El frnacés repaso sus orígenes en el modesto barrio francés de Madeleine donde se inicio en el apasionado mundo del fútbol.

Los orígenes del 'mosquito'
Los orígenes del 'mosquito'

Criado en el modesto suburbio de Madeleine,  en el barrio de Évreux, en la Normandías. Ousmane Dembélé se erigió como futbolista ante un ambiente enrarecido por los disturbios generados habitualmente en su entorno. En la zona de la Francia más humilde forjada por la inmigración que reivindicó la calidad de vida de algunos barrios calificados a menudo como guetos.

Lucha por una vida

La vida no era fácil en las calles de la Madeleine, donde Ousmane Dembélé empezaba sus pinitos dando toques a un balón con el sueño de jugar algún día en un gran club y traer la estabilidad a su familia. Descendiente materno con origen en Mauritania, se instalaron en Francia junto a su hermano y otras dos hermanas. Ousmane explicó cómo era la vida en las barriadas: "Crecer en un barrio así, complicado, te reafirma el carácter, te obliga a ganarte el respeto", confirmaba el extremo barcelonista al que fuera cuarenta veces internacional Mikael Silvestre.

Silvestre fue una de las grandes influencias de Ousmane Dembélé en su paso por el Rennes. El joven jugador francésluchó por crearse una personalidad en un ambiente complicado: "La Madeleine es un lugar caliente, un barrio popular, de franceses con raíces africanas", así describía Ahmed Wahbi, su primer entrenador en el Evreux. Wahbi se fijó rápidamente en Ousmane cuando lo vio jugar en el barrio: "Ousmane tenía 6 años, estaba jugando con unos amigos y lo vi tocar el balón, su técnica ..., le ofrecí venir al club donde yo entrenaba, el ALM Évreux, recuerdo que el primero que me preguntó fue si tendría un uniforme de fútbol. Y si habría un árbitro ..., aquello lo sedujo", recordó su primer entrenador.

La pasión  de Ousmane por el fútbol siempre fue notoria: "Ha pasado todo muy rápido, casi sin tiempo de darse cuenta de ello. Aún recuerdo cuando llegaba a los entrenamientos, no se perdía ni uno: dos a la semana entre los 6 y los 8 años y, a partir de entonces, tres. Era un chico disciplinado, muy pendiente de su madre, pero a veces ella me llamaba porque no había vuelto del entrenamiento. Resulta que se quedaba en la calle para continuar jugando con sus amigos", añadió Wahbi.

Sus primeros pasos

Poco más de una década más tarde desde entonces, Dembélé ha saltado de las calles de la Madeleine al césped del Camp Nou con la misma determinación con la que regateaba a sus amigos en las calles  de su infancia. El FC Barcelona fue un espejo en el que mirarse: "Era la época del gran Barça: de Xavi, de Iniesta ..., y, claro, de Messi. Y los chicos les encantaba, además nosotros vestíamos de azulgrana habitualmente. En los entrenamientos intentaban copiar las jugadas de los partidos. Yo aprovechaba para decirles que tenían que entrenarse mucho para llegar a este nivel ", afirmaba Ahmed Wahbi.

Ousmane Dembélé en sus inicios con el Evreux
Ousmane Dembélé en sus inicios con el Evreux

Poco tardó en llamar la atención de clubes importantes de la zona gala: el Caen, Le Havre, el Rennes e incluso el PSG llegaron a preguntar por el joven futbolista. Cuando parecía que acabaría fichando por el  Le Havre, cuna en donde se forjaron talentos del fútbol francés como: Paul Pogba, Riyad Mahrez y Dimitri Payet, Ousmane acabaría dándole el 'sí quiero' con 13 años al conjunto de la Bretaña francesa, el Rennes.

Inicios en el fútbol profesional

Entre los 13 y los 17 años, Ousmane Dembélé se formó en las categorías inferiores del Rennes a las órdenes de Yannick Menu. Menu acabó sorprendido con el talento que atesoraba la estrella francesa: "La primera vez que lo vi fue en una estancia que hicimos de tres o cuatro días. Estábamos todos los entrenadores del centro de formación del Rennes. Y la impresión fue unánime: era muy bueno. Ya tenía esta habilidad única para desbordar, aunque todavía no había desarrollado la velocidad que tiene ahora. Disfrutaba jugando, tenía esta habilidad del jugador de calle",narraba Yannick Menu.

"Su madre me explicó que desde que era un niño caminaba siempre con un balón en el pie, fueran donde fueran. Cuando se lo sacaba, se ponía a llorar. La habilidad que tiene se consigue jugando en la calle, donde el terreno no es regular y está lleno de obstáculos", completaba Wahbi.

Hasta pronto Barcelona

Yannick Menu explicó como fue el inicio de la carrera de Dembelé como jugador profesional desde que debutara con 17 años: "Hubo una época en que tuve un enfrentamiento con el club; yo creía que ya estaba preparado para entrenar con los profesionales y no lo hacía", lamentaba Menu. A pesar del contratiempo, el 6 de septiembre de 2015, ante el Angers, defendió por primera vez la camiseta del Rennes. Siguió sumando minutos y con ello comenzaron a venir grandes actuaciones: un hat-trick en el derbi bretón ante el Nantes, una gran actuación en el gran Vélodrome de Marsella y un puñado de buenas prestaciones llamaron la atención de los grandes clubes de Europa.

Tal era su habilidad que Ousmane Dembélé no sabía a ciencia cierta si era zurdo o diestro, risas y admiración se entrelazaron en la figura de un jugador muy querido por la afición.

El primero en llamar a la puerta fue el FC Barcelona, pero su primera decisión fue el Borussia Dortmund: "Él lo tenía muy claro en todo momento, quería un club intermedio para jugar, aunque Barcelona estaba en su cabeza", aseguraba Yannick. Con 18 años, Ousmane Dembélé tuvo la madurez suficiente para decidir esperar su momento escogiendo el camino más largo para acabar de curtirse como futbolista para llegar preparado al que era el club de sus sueños, el FC Barcelona.

Inicios en la Renania

El flamante fichaje de los aurinegros no tardó en ganarse a su nueva afición. En uno de los grandes campos de Europa como es el Westfalenstadion y su muro amarillo, la Südtribune, la afición aclamaba a Osumane como la gran promesa del club. En Dortmund hubo mucho debate sobre si era zurdo o diestro ya que se  desenvolvía  muy bien con ambas y era capaz de jugar en ambas bandas: "Yo sé qué pierna manejaba mejor de pequeño, pero si no lo dice él, no veo por qué lo tengo que decir yo. Entrenábamos bastante la mala", afirmaba riendo Wahbi.

Tras fichar esta temporada por el FC Barcelona, tan solo una inoportuna lesión ha conseguido trastocar de manera temporal su sueño de conocer y compartir el día a día con uno de sus ídolos, el astro argentino Lionel Messi: "Ousmane es fuerte, yo no lo recuerdo nunca lesionado. Volverá con más fuerza porque es un chico con un carácter terrible, es donde siempre ha querido ser y con gente que admira, superará el que sea", avisaba Ahmed Wahbi.

'Hermano' Umtiti

En la selección francesa, Ousmane Dembélé es apodado el mosquito. Samuel Umtiti ahora compañero de equipo además de en la selección gala, explicó el porqué del apodo y como vivió el fichaje de Dembélé por el club azulgrana: "Con Ousmane coincidimos en la Liga Francesa en mi última temporada en el Olympique de Lyon, y nos enfrentamos cuando él jugaba en el Stade Rennais. Pero nos terminamos conociendo personalmente en una concentración de la selección francesa, hace más o menos un año y medio. Es una persona alegre, amable, dispuesta siempre a la broma, me gusta que siempre esté de tan buen humor. Para mí es el Mosquito, su cara me hizo pensar en este apodo y también su agilidad y velocidad cuando corre con el balón. Viví muy de cerca su fichaje por el Barça porque cada tres días estábamos en contacto. Su llegada fue una gran noticia. Seguro que le irá bien al Barça", aseguró el zaguero azulgrana.