Baño de masas en el Miniestadi

El FC Barcelona se ejercitó, como viene siendo habitual en los últimos años, a puertas abiertas en la mañana del viernes ante 12.346 aficionados. Víspera de Reyes, los más pequeños pudieron disfrutar de sus ídolos en primera persona desde el Miniestadi.

Baño de masas en el Miniestadi
Jugadores de la primera plantilla comenzando el entreno | Foto: Jordi Valle, VAVEL

Barcelona se paralizó la tarde del 5 de enero con motivo de las cabalgatas. Sin embargo, en la mañana del viernes los más futboleros tuvieron su pequeña dosis de fútbol, valga la redundancia. El primer equipo del FC Barcelona, como viene siendo habitual cada año, ofreció el entrenamiento a puertas abiertas para el público. Tras el empate ayer en Vigo, los de Valverde se dieron un baño de masas antes de la llegada de Melchor, Gaspar y Baltasar.

12.346 aficionados acudieron al Mini a ver a sus ídolosSi algo destacó por encima de todo fue el ambiente. Cada aficionado, con la bandera que repartían en la entrada, se encargó de convertir el Miniestadi en una auténtica fiesta azulgrana. Los más pequeños fueron los protagonistas principales, puesto que eran mayoría en la grada.

Jordi Alba, Dembélé, Mascherano y Sergi Roberto en el entreno | Foto: Jordi Valle, VAVEL
Jordi Alba, Dembélé, Mascherano y Sergi Roberto en el entreno | Foto: Jordi Valle, VAVEL

Ovación para los ídolos

A las 11:37 saltaron los futbolistas al terreno de juego ante el clamo del público. Los primeros en salir fueron los miembros del cuerpo técnico, con Valverde a la cabeza; el Txingurri se llevó la ovación de los allí presentes. Acto seguido se presentaron los miembros del primer equipo presididos por Andrés Iniesta y Sergio Busquets mientras sonaba el himno azulgrana. Las novedades de la sesión fueron la incorporación de Moisés, Alberto Varo y José Arnaiz, del filial. Tras la entrada triunfal se hicieron la foto oficial.

La sesión de entrenamiento

Los culés comenzaron corriendo mientras daban la vuelta de rigor a todo el estadio, saludando al público. Después de calentar se pusieron en círculo en el centro del terreno para realizar los ejercicios de estiramiento. Una vez hecho esto, la plantilla se dividió en dos para hacer los tan conocidos rondos: caños, sombreros y buen ambiente para divertir a la afición. Mientras, Alberto Varo se fue con el entrenador de porteros para entrenar de manera individual. Más tarde se añadieron primero Cillessen y después Ter Stegen.

Buen ambiente entre los jugadores en el rondo | Foto: Jordi Valle, VAVEL
Buen ambiente entre los jugadores en el rondo | Foto: Jordi Valle, VAVEL

Los que jugaron ante el Celta se retiraron a mitad de la sesiónLos que habían disputado la ida de cuartos de final de la Copa del Rey ante el Celta de Vigo hicieron un rondo a parte hasta que, a mitad del entreno, se retiraron a firmar autógrafos a los aficionados. Los compañeros que siguieron ejercitándose hicieron un partido en una mitad del campo antes de finalizar la sesión. 

Los más laureados por la grada

El más aclamado desde el primer minuto fue Leo Messi. El argentino es el ídolo indiscutible de una afición que se rinde a sus pies. Desde el comienzo su nombre fue el más coreado y en el partido sus goles se celebraron con más fervor.

Los demás miembros de la plantilla pudieron ver como la afición les repartía el cariño, que éstos devolvían con un saludo. Uno a uno los culés corearon el nombre de 'sus' jugadores. Mención especial a Andrés Iniesta, capitán y otro de los emblemas en Can Barça. Sin embargo, todos tuvieron el apoyo del público.

Leo Messi, el más aclamado por la afición | Foto: Jordi Valle, VAVEL
Leo Messi, el más aclamado por la afición | Foto: Jordi Valle, VAVEL

El entrenamiento terminó con otra vuelta, pero en esta ocasión los futbolistas regalaron balones. Los que pudieron agarrar uno, se fueron con una sonrisa a casa. Además, los miembros del primer equipo firmaron autógrafos y se hicieron fotografías a la salida. Fue un día que, junto con la llegada de los Reyes, los más pequeños no podrán olvidar.