Pensando en el final de la primera vuelta

El FC Barcelona femenino se ejercitó esta mañana en la Ciudad Deportiva Joan Gamper. Las azulgrana realizaron la última sesión de entrenamiento antes de recibir al Levante el domingo en el Miniestadi.

Pensando en el final de la primera vuelta
Las jugadoras del femenino entrenando, imagen de archivo | Foto: Noelia Déniz, VAVEL

El Barça femenino da el pistoletazo de salida a este 2018 con uno de los encuentros más complicados en Liga Iberdrola. Las futbolistas culés, dirigidas por Fran Sánchez, se enfrentan al cuarto clasificado de la competición, el Levante. Las granotas han conseguido ganar dos de los tres últimos partidos ante el Athletic y el Valencia. Sin embargo, frente al Atlético de Madrid perdieron por cuatro tantos de diferencia. Las valencianas son un equipo peligroso en ataque, pero también débil en defensa; esta temporada han marcado veinte goles pero han recibido veintiocho. Por último, es uno de los mejores conjuntos de la competición doméstica fuera de casa, puesto que de las siete victorias, cuatro empates y tres derrotas que acumulan, cinco de esas victorias se produjeron fuera de su estadio, por sólo un empate y una derrota.

Con las dificultades en mente, Fran Sánchez y Sandra Paños ofrecieron la rueda de prensa previa al choque. Tras atender ambos a los medios de comunicación, el Barcelona entrenó en el césped de Sant Joan Despí. Las bajas continúan siendo las mismas que en la última jornada que disputaron las culés, de modo que Mariona Caldentey, Leila Ouahabi y Line Roddik continúan recuperándose de sus respectivas lesiones. La novedad fue la incorporación de la portera Andrea Giménez, que entrenó para probarse tras sus dolencias en días anteriores. El entrenamiento se desarrolló con normalidad y reinó el buen ambiente, como de costumbre. Candela y Pina, jugadoras del filial barcelonista, se ejercitaron con el primer equipo. Las futbolistas del B parecen haberse convertido en fijas para las sesiones preparatorias. Otra clara muestra de que, a pequeños pasos, el Barça apuesta por su tan codiciada cantera.

De este modo, las blaugrana ultimaron la preparación para el crucial partido ante el Levante. Las chicas del femenino esperan que el Miniestadi sea un punto de motivación y que el público cumpla, llenando las gradas del estadio. 2018 espera una mejora del fútbol femenino y todo pasa por comenzar a dar a la Liga Iberdrola el protagonismo que merece.