Iniesta y Messi rompen registros

El español ha alcanzado su partido 650 con el primer equipo y Leo ha firmado su encuentro 400 en liga.

Iniesta y Messi rompen registros
Andrés cediendo el brazalete de capitán a Leo | Foto: Noelia Deniz (VAVEL España)

Andrés Iniesta ha cumplido en su partido contra el Levante 650 partidos defendiendo la camiseta del primer equipo, sin contar todos aquellos que disputó en el filial y en categorías inferiores con el conjunto culé.

El manchego, capitán del Barcelona, pilar importante en una selección española gloriosa en cuanto a historia y referente tanto dentro como fuera de los terrenos de juego, acumula un total de 30 títulos en su carrera, si a los ganados con el club se le suman los obtenidos con "La Roja". Entre ellos podemos señalar cuatro Champions, dos Eurocopas, un Mundial y ocho ligas.

Además, se aventura que la cifra subirá en los próximos años, pues el centrocampista ha firmado en los últimos meses un contrato vitalicio, que le conecta al Fútbol Club Barcelona incluso después de colgar las botas. Para el recuerdo quedarán actuaciones memorables como la de Stamford Bridge, en la que Andrés metió al equipo en la final gracias a disparo certero desde la frontal del área en el último suspiro del encuentro.

Su compañero Leo Messi ha disfrutado, a su vez, de su partido 400 en liga. El argentino se consagra como uno de los jugadores que posee más títulos de la historia, con la clamurosa cifra de 30, número que comparte con Andrés. Cuenta en su haber con 587 goles en los 728 partidos que ha disputado en su carrera, firmando una media de 0’8 goles por encuentro, registros que se pueden tildar de extratosféricos sabiendo que el "10" no juega en la demarcación de delantero centro.

Leo, que al igual que Andrés disfruta de la capitanía en la entidad blaugrana es, además del máximo goleador histórico del club, el actual el pichichi con 16 tantos de la Liga. Tiene contrato vigente hasta 2021 y pasará a la historia como el mejor jugador que ha vestido la camiseta azulgrana, abalado por unas estadísticas de ensueño.