El Camp Nou, terreno maldito para el Getafe

El Getafe volverá a visitar el Camp Nou dos años después de su última visita, que terminó con un contundente 6-0. El templo azulgrana se ha convertido en una de las mayores pesadillas de los últimos años para el conjunto madrileño, quien todavía no conoce la victoria en el feudo culé.

El Camp Nou, terreno maldito para el Getafe
El equipo celebrando un gol en la temporada 2015/16. Foto: Alex Gallardo, VAVEL.com

FC Barcelona y Getafe se volverán a reencontrar en el Camp Nou tras el periplo de los azulones la temporada pasada en Segunda División. Una visita obligada a la ciudad condal que no trae muy buenos recuerdos a un Getafe que no sabe lo que es ganar en el feudo blaugrana. Desde su primer enfrentamiento en la 2004/2005, Barça y Getafe se han encontrado en 25 ocasiones en Liga, que se cuentan por 18 victorias azulgranas, cinco empates y tan solo dos victorias de los del sur de Madrid. La estadística empeora en el Camp Nou, donde los culés suman nueve victorias y tres empates, con la friolera de 35 goles a favor y tan solo seis en contra.

Los últimos dos precedentes, sientan las dos mayores goleadas de la historia de los Barça-Getafe. Dos sets que no dejaron indiferente a nadie y donde el Barça de Luis Enrique siempre arrolló a un ‘Geta’ que no pudo hacer nada frente a la apisonadora culé.

Nunca un Barça-Getafe había sido tan especial

Corría la jornada nº34 de la Liga 2014/2015, que por aquel entonces era Liga BBVA. Barça y Getafe se daban cita un martes en el Camp Nou en un día atípico para el fútbol, pero donde los culés regalaron una exhibición al aficionado que aquella tarde decidió pasarse por el estadio. En plena persecución por el título liguero se presentaba el partido más asequible de lo que restaba de campeonato, por ello, Luis Enrique rotó con la vista puesta en unas semifinales de Champions en las que el Bayern ya asomaba en el horizonte. En el clásico 433, Claudio Bravo sería el encargado de defender la portería, con la línea defensiva compuesta por Dani Alves, Marc Bartra, Mathieu y Adriano. El centro del campo tampoco se salvó de las rotaciones, Busquets, Rafinha y un Xavi Hernández, que estaría a punto de vivir un día especial sin saberlo, y para terminar, en la línea de ataque la mejor delantera del mundo, la ‘MSN’ que no entendía de rotaciones.

El partido comenzó con ocasiones y no tardamos en ver los primeros goles del encuentro. Desde el punto de penalti, Leo Messi convirtió probablemente uno de los goles que le faltaba, un penalti a lo panenca que dejó a Guaita impotente ante el talento del argentino. A los 25 minutos de juego, Luis Suárez, convertiría de volea un espectacular pase de Messi, que comenzaría a destapar su faceta de pasador durante esta temporada. Sin dar tregua, esta vez Neymar a los dos minutos, volvió a sumar un gol al casillero culé tras otro gran pase filtrado por quién sino que Leo Messi.

Xavi Hernández logró ante el Getafe su último gol como culé

Xavi Hernández, que estaba completando un gran partido junto a los tres tenores, puso su particular guinda en el pastel con un espectacular golazo que dejó boquiabierto a un Camp Nou que sin saberlo estaría asistiendo a la última obra de arte de Xavi Hernández. Aquel gol frente al Getafe, fue el último gol anotado por el de Tarrasa con la camiseta azulgrana. En aquella 2014/2015, a sus 34 años, Xavi quedó relegado a un rol menos determinante en el equipo, pero esto no nos impidió ver grandes pinceladas del que para muchos es el mejor centrocampista de la historia del Barça.

Xavi Hernández durante la temporada 2014/2015. Foto: Carla Cortés, VAVEL.com
Xavi Hernández durante la temporada 2014/15. Foto: Carla Cortés, VAVEL.com

El Barça finalmente al descanso, se iría con un 5-0 a su favor, el último obra de un inspirado Luis Suárez, que terminó una buena jugada colectiva. Con la reanudación, dio la sensación de que el conjunto azulgrana quería seguir con la dinámica del primer tiempo, pero solo fue un espejismo. Messi completó la goleada en el minuto 47 con un gol digno para enmarcar, colocando el definitivo 6-0 en el marcador.

El Barça, a tan solo dos puntos del Madrid, lideraba una liga que se terminaría decidiendo en Madrid, pero no precisamente en el Bernabéu. Los de Luis Enrique lograron conquistar finalmente el título liguero en las orillas del Manzanares, con una victoria frente al Atlético de Madrid en el Calderón.

Déja vu en el Camp Nou

El último precedente de un Barça-Getafe en el Camp Nou, data del 12 de marzo de 2016. Aquel día los de por entonces pupilos de Luis Enrique, volvieron a lucirse como el año anterior. Esta vez la situación en Liga era mucho más cómoda. Los culés aventajaban en ocho y 12 puntos a Atlético de Madrid y Real Madrid, que veían como los azulgranas seguían con paso firme para alzarse con el título liguero. Dado el marco en el que se encontraba el equipo y con el duelo frente al Arsenal a escasos dias, Luis Enrique decidió volver a apostar por los menos habituales para hacer frente a la visita del Getafe. Claudio Bravo, Jordi Alba, Gerard Piqué, Mathieu y Aleix Vidal, fueron los encargados de dejar la portería a cero en aquel encuentro. Andrés Iniesta, Arda Turan y Sergi Roberto,  en la sala de máquinas, y para los goles, Neymar, Munir y Leo Messi.

Con el pitido inicial comenzó el partido en una tarde soleada en Barcelona. Pocos minutos transcurrieron para que llegase el primer gol de la tarde, esta vez la mala fortuna se cebó con el Getafe que encajó un gol en propia puerta, obra de Juan Rodríguez. Pocos minutos más tarde y como si de un déjà vu de la temporada anterior se tratase, Messi se enfrentaría a Guaita desde los once metros. Esta vez la historia cambió y el portero madrileño le ganó la partida al argentino parándole un penalti muy bien ejecutado.

Leo Messi y Neymar celebrando un gol en la temporada 2015/16. Foto: Alex Gallardo, VAVEL.com
Leo Messi y Neymar celebrando un gol en la temporada 2015/16. Foto: Alex Gallardo, VAVEL.com

Los de Luis Enrique, desde octubre sin conocer la derrota

Los azulgranas siguieron en la misma línea tras el gol y el penalti fallado, intentando solventar lo antes posible el partido. Primero Munir en el 19 y luego Neymar en el 31, ponían tierra de por medio ante un Getafe que se mostraba impotente ante el poderío azulgrana. Leo Messi, se quiso sumar a la fiesta y a falta de penaltis fallados, se inventó un auténtico golazo desde el balcón del área para poner el 4-0 en el marcador. Tras la reanudación los culés no quitaron el pie del acelerador, con el segundo gol de Neymar y el posterior golazo de Arda Turan en el 57 con un bonito remate acrobático. Los de Luis Enrique sellaron el definitivo 6-0 en detrimento de un Getafe que no apareció aquella tarde en el Camp Nou y que quedó relegado a la 19ª posición, tras la victoria del Rayo Vallecano.

El Barça por lo tanto, sumó su partido número 37 consecutivo sin conocer la derrota. Los de Luis Enrique llevaban ni más ni menos que desde octubre sin perder ni un solo encuentro, la mayor racha en la historia del club.

Algo ha cambiado en el sur de Madrid

Mucho han cambiado las cosas en el sur de Madrid desde la última vez que visitaron el Camp Nou. El periplo por la Segunda División ha construido un equipo mucho más sólido y estable que el que descendió en la 2015/16. Los de José Bordalás se encuentran en undécima posición, a tan solo 4 puntos de los puestos de Europa League y con la confianza necesaria para disputarles el partido a equipos de entidad. Figura muy importante la José Bordalás, un técnico que ha inculcado al equipo un estilo de juego y ha dotado al grupo de una dinámica positiva, todo lo contrario a lo que se encontró cuando cogió las riendas del equipo azulón.

Esta temporada, Getafe y Barça ya se vieron las caras en el Coliseum Alfonso Pérez, en un partido donde comenzó a resurgir la figura de un Paulinho muy cuestionado hasta entonces. Todo parecía ir de mal en peor aquella tarde en el Coliseum. La grave lesión de Dembélé y el juego que el Barça estaba plasmando sobre el terreno de juego, no invitaban al optimismo, pero un golazo de Denis Suárez y el gol en el tramo final de Paulinho, terminaron por decantar la balanza a favor de los azulgranas, que conseguían sacar los tres puntos en uno de los partidos más disputados de la temporada.

Este domingo sabremos que nos deparará el duelo entre azulgranas y azulones, donde los precedentes sientan un claro favorito, pero si algo tiene bonito este deporte es que no siempre gana el más grande.