Coutinho: ''Es un día muy feliz para mí''

El brasileño Philippe Coutinho atendió a los micrófonos de GOL tras la finalización del choque entre el Valencia y el Barcelona en el que los azulgranas salieron victoriosos por 0-2 y se clasificaron a la final de la Copa del Rey.

Coutinho: ''Es un día muy feliz para mí''
Fotografía: Noelia Déniz (VAVEL.com)

El FC Barcelona consiguió la victoria en Mestalla ante el Valencia por 0-2 (0-3 en el global de la eliminatoria) y se clasificó para la final de la Copa del Rey que se disputará en abril con sede aún por determinar. A la finalización del choque, habló en los micrófonos de la cadena de televisión GOL el brasileño Philippe Coutinho, que marcó en tierras valencianas su primer gol con la camiseta del Barça.

''Es un día muy feliz para mí''

El brasileño habló sobre el hecho de jugar su primera final con la elástica azulgrana, los próximos encuentros y, especialmente, también sobre su primer gol en el FC Barcelona. “Para mí es la primera final y es un momento especial e importante, pero antes de la final hay muchos momentos que jugar. Es un día muy feliz. Estaba buscando el gol en los primeros partidos y hoy lo he conseguido y sobre todo ayudar al equipo para clasificarnos para la final'', dijo.

Sobre la final ante el Sevilla FC, el brasileño se mostró feliz de poder jugarla, aunque destacando la multitud de partidos que aún faltan para jugar ante los andaluces:  “Es un momento especial. Será un gran partido y un partido difícil. Tenemos tiempo para prepararnos”.

Quinta final consecutiva

Tras la victoria en Mestalla, el FC Barcelona disputará su quinta final de Copa del Rey consecutiva. La del 2014, que precisamente se disputó en el feudo valencianista, el conjunto azulgrana la perdió en la prórroga ante el Real Madrid, pero tras esa final, el Barça ganó las tres siguientes: 2015 en Barcelona ante el Athletic, 2016 en Madrid ante el Sevilla y en 2017 también en Madrid ante el Alavés.

La próxima final ante el Sevilla podría dar al equipo dirigido por Ernesto Valverde su cuarta Copa del Rey consecutiva, que sería la número 30 en el palmarés del Club.