Valverde, ilusión y moderación

El mister del conjunto azulgrana cumple 54 años y con su moderación tan característica, ha aportado asociacionismo, eficacia y tranquilidad a un equipo que por el momento, bate récords y tiene los deberes hechos.

Valverde, ilusión y moderación
Ernesto Valverde en imagen de archivo | Foto de VAVEL

El aplomo de Valverde ha sido clave para que el Barça haya llegado a este nivel hasta este tramo de la temporada
A pesar de saborear la derrota contra el eterno rival en la Supercopa de España, el técnico cacereño ha aportado una seña de identidad al club en la que su aplomo, moderación y profesionalidad han aportado seguridad a toda la plantilla, que además de batir récords en conjunto, reconoce el buen trabajo de un staff técnico que hace que todos los jugadores estén reforzados moralmente y psicológicamente de cara al tramo más importante de la temporada.

En un equipo tan grande como el FC Barcelona, el factor que puede llegar a ser más determinante es el de la prudencia. Ernesto Valverde lo lleva en la sangre. A pesar de llevar poco en el banquillo azulgrana y a pesar de haber conseguido un récord a nivel colectivo e individual como el de la imbatibilidad, el técnico prefiere mantener la concentración en la competición liguera con continuidad y solidez, sin hacer muchas variantes en el esquema táctico y apostando por darle minutos a todos los jugadores. El técnico cacereño apuesta por la dosificación del equipo, ya que considera que es un aspecto clave y que se debe llevar a cabo con el objetivo de llegar fuertes al tramo final de la temporada, teniendo en cuenta que este año, el calendario se ve apretado por la celebración del Mundial de Rusia.

Una segunda etapa

Hay que recordar que Ernesto Valverde está viviendo una segunda etapa en el conjunto azulgrana. 

El Txingurri vistió la camiseta blaugrana en las temporadas 1988/89 y 1989/90 y consiguió títulos como el de la Recopa de Europa y una Copa del Rey. Fue un extremo escurridizo y habilidoso y su rendimiento fue clave para el equipo. Conocedor de la esencia que aportó Johan Cruyff al club, disputó veintinueve partidos y marcó diez goles oficiales y ahora buscará mantener la buena racha en el banquillo, teniendo en cuenta su amplia experiencia como técnico, habiendo pasado por clubes como el Athletic Club, el Espanyol, el Valencia o el Villarreal.

Con seis títulos bajo el brazo como técnico, cinco con el Olympiacos y uno con el Atheltic, la etapa que ha comenzado en Can Barça viste de optimismo a toda una afición.

Un pase a la final de la Copa del Rey como regalo

El regalo más merecido que ha recibido Ernesto Valverde ha sido el pase que su equipo ha conseguido para la final de la Copa del Rey. Con un esquema táctico en el que la principal sorpresa fue la presencia de André Gomes y con el primer gol de Philippe Coutinho como blaugrana, el conjunto azulgrana conseguía clasificarse para la final por quinta vez consecutiva, consolidando una buena racha que lleva vigente en el club desde que el técnico cacereño tomó las riendas del banquillo culé. Con Jon Aspiazu como segundo técnico y con una profesionalidad intachable, Ernesto Valverde ya ha conseguido récords individuales como el de superar en racha de imbatibilidad a técnicos como Guardiola o Luis Enrique y cuya esencia siempre se quedará en Can Barça.

En una sesión de entrenamiento matutina, los de Ernesto Valverde ya han cambiado el chip orientando sus objetivos hacia el partido que jugarán el domingo contra el Getafe en el contexto de la competición liguera, donde además de ser el equipo menos goleado, va camino de conseguir récords como el de los 100 puntos en la tabla clasificatoria. El equipo se encuentra en un buen momento en cuanto a estado anímico se refiere y reforzado psicológicamente, siendo además, aspirante a todos los títulos, trabaja para recobrar la ilusión en una afición que tiene motivos de sobra para creer en el triplete.