Córdoba FC: la peligrosa inercia blanquiverde

El Getafe se enfrentará en la jornada 16 al Córdoba, un conjunto califal que ocupa la decimocuarta posición de la tabla con 19 puntos tras ocho jornadas consecutivas sin conocer la victoria. Las lesiones de varios futbolistas titulares en el once de José Luis Oltra y el bajo rendimiento de pesos pesados del vestuario blanquiverde han propiciado una crisis de juego y resultados que tratarán de solventar este domingo en el Nuevo Arcángel.

Córdoba FC: la peligrosa inercia blanquiverde
Once inicial del Córdoba ante el Alcorcón en la jornada 6 | LaLiga

Duelo de dinámicas contrapuestas, aunque de intereses comunes, el que tendrá lugar este domingo en el Nuevo Arcángel. Córdoba y Getafe buscarán hacerse con los tres puntos en su firme lucha por alcanzar los puestos de ascenso a Primera División, una categoría de la que ambos equipos se han visto relegados en los últimos años.

Si el Getafe retornó a la categoría de plata esta misma campaña tras doce temporadas consecutivas en Primera, el camino de regreso del Córdoba fue bastante distinto. El conjunto cordobés volvió de nuevo a la máxima categoría en la temporada 2014/2015 gracias al fatídico partido de vuelta por el ascenso en el que se impusieron a la UD Las Palmas. Sin embargo, un año después regresó a Segunda tras finalizar el curso como colista con tan sólo 20 puntos. Con el objetivo de volver lo antes posible a Primera División se nombró a José Luis Oltra como nuevo técnico, quien finalmente no pudo lograrlo tras caer en primera ronda del playoff de ascenso ante el Girona.

Pese a la pérdida de algunos de los principales puntales de la plantilla (Florin Andone, Fidel, Xisco...) este verano, el Córdoba planteó un proyecto ambicioso que, de la mano nuevamente de Oltra, contaría en sus filas con hasta diez caras nuevas. Entre ellos, algunos tan importantes y además, conocedores de la categoría, como JuliRodri, Alejandro Alfaro o Edu Ramos.

José Luis Oltra, técnico del Córdoba, durante un encuentro de esta temporada | LaLiga
José Luis Oltra, técnico del Córdoba, durante un encuentro de esta temporada | LaLiga

Comenzó con buen pie la temporada el Córdoba, ganando en su estreno en casa ante el Tenerife y, más tarde, llegando a encadenar tres victorias consecutivas -jornadas 5, 6 y 7- que le auparon a la segunda plaza. Fue entonces cuando el conjunto de Oltra entró en una crisis de resultados que, por el momento, parece no tener fin. Si el Getafe sufrió una metamorfosis para bien a partir de la jornada 8 (con la llegada de José Bordalás), su rival en la presente jornada lo hizo concretamente en la misma fecha, pero para mal. El empate frente al Zaragoza marcó el inicio de una racha de ocho jornadas sin conocer la victoria, lo que les coloca actualmente en la 14ª posición de la tabla con 19 puntos. Sin duda, una situación muy diferente a la que se encontraban exactamente a estas alturas del año pasado.

Una de las principales razones de la depresión blanquiverde es el bajo rendimiento de la columna vertebral del equipo, así como las importantes lesiones sufridas por futbolistas fundamentales en el equipo andaluz (Deivid, Markovic...). A esto se suma también la debilidad defensiva de su zaga -especialmente a balón parado- que, pese a las buenas actuaciones del guardameta polaco Pawel Kieszek, ha encajado siempre un gol en los últimos ocho partidos. Pero tampoco los hombres de arriba han estado finos de cara a portería, pues en las mencionadas jornadas el conjunto apenas ha marcado un gol de media por encuentro. Ni Rodri, ni Alfaro, ni Pedro Ríos han dado el nivel, y ha tenido que ser un defensa como José Antonio Caro quien salve los muebles hasta en dos ocasiones (frente a Numancia y Valladolid).

Los jugadores del Córdoba celebran con sus aficionados el gol conseguido ante el Alcorcón | LaLiga
Los jugadores del Córdoba celebran junto a sus aficionados el gol conseguido ante el Alcorcón | LaLiga

Con un total de cuatro victorias, siete empates y cuatro derrotas, los cordobeses se enfrentan al Getafe este domingo con la imperiosa necesidad de sumar los tres puntos. Algo que, lejos de ser una motivación extra, puede ser un inconveniente si se tiene en cuenta que el Nuevo Arcángel ejercerá una presión muy alta desde el pitido inicial y no permitirá de ningún modo que su equipo sume la tercera derrota en casa. Los de Bordalás intentarán por tanto sacar provecho de tal inoportuna tesitura y ahondar en la dilatada inercia blanquiverde para dormir, por fin, en puestos de ascenso a Primera División.