Guía VAVEL Getafe 2017/18: resumen de la temporada anterior

El Getafe comenzó la pasada campaña de la peor manera posible, el equipo llegó a ocupar la penúltima posición en la tabla, pero con la llegada de José Bordalás la plantilla experimentó un cambio radical y a base de buenos resultados se ganó el derecho de luchar por el ascenso.

Guía VAVEL Getafe 2017/18: resumen de la temporada anterior
Bordalás durante un entrenamiento. Fuente: Getafe

De menos a más, esa es la frase que mejor define el rendimiento de los azulones el pasado año. El argentino Juan Eduardo Esnaider fue el elegido para tomar las riendas del equipo después del descenso a la Liga 123, pero tras siete jornadas de liga y un horroroso rendimiento, el técnico fue destituido provocando de esta manera la llegada de Bordalás al equipo.

Nuevo estilo y mejores resultados

El entrenador alicantino, que había ascendido al Deportivo Alavés en la pasada campaña, implantó una nueva forma de plantear los partidos en un equipo que, hasta el momento, era un caos tanto ofensiva, como defensivamente. Los mecanismos del nuevo técnico otorgaron al Getafe orden en todos los aspectos, un hecho que por muy obvio que parezca, aportó cierta identidad y personalidad al equipo, y en base a ello, los jugadores comenzaron poco a poco a ganar confianza y a mejorar su rendimiento.

Los azulones se adaptaron rápidamente al nuevo estilo de juego, y tan solo doce jornadas después de la destitución de Esnaider, el Geta ocupaba una más que merecida tercera posición acechando muy de cerca a los dos máximos aspirantes al ascenso directo, el Girona y el Levante.

Jorge Molina ante el Reus. Fuente: Laliga
Jorge Molina ante el Reus. Fuente: Laliga

Mercado invernal para dar profundidad a la plantillaDespués del mal arranque en su intento de regresar a la élite, el Getafe recuperó la esperanza de cumplir su objetivo gracias a los buenos resultados de los últimos meses. Es por ello que, el equipo buscó reforzarse en el mercado invernal para seguir en la lucha con los de arriba. De esta manera, Mora y Chuli llegaron al Coliseum Alfonso Pérez en el mes de enero con el fin de hacer crecer la competencia interna en el vestuario y de ofrecer un plus de experiencia en la categoría, algo que tal y como se demostró meses después, consiguieron cumplir con creces.

Fue entonces cuando los del sur de la capital consiguieron una racha de imbatibilidad que les permitió asentarse en la pelea por los puestos de ascenso. La derrota que acabaría con la misma no llegó hasta la jornada 23 en la que perdieron ante el Numancia en Los Pajaritos. A partir de ese partido, el equipo comenzó a sufrir esa irregularidad que tanto acusan los equipos de la segunda división española, y tras encajar dos derrotas consecutivas a domicilio contra UCAM y Girona (esta última con un abultado 5-1 para los catalanes), los del Coliseum Alfonso Pérez debían medirse ante el todopoderoso Levante. Con el apoyo de su afición, el Getafe consiguió imponerse al líder gracias a los goles de Molina y Portillo, tres puntos que permitieron a los azulones el no descolgarse de la lucha por el ascenso.

Fuente: LIga 123
Fuente: LIga 123

Finalmente, y después perder tan solo dos de los últimos diez partidos ligueros, el Geta selló su presencia en los playoffs de ascenso gracias a la tercera posición que los de Bordalás ocupaban al término de la Liga 123.

Ahora o nunca

Cuatro partidos separaban a Huesca, Cádiz, Tenerife y Getafe de la Liga Santander, es por ello que cada una de las eliminatorias se jugaría a unos niveles de intensidad altísimos. Los aragoneses fueron los rivales de los azulones en las semifinales. Por la ventaja de campo de la que gozaban, el Coliseum albergó el partido de vuelta después del empate a dos en la ida, con contundencia y determinación, el equipo del sur de Madrid se impuso por 3-0 pasando a una final en la que esperaba el Tenerife, otra vez el Tenerife.

De nuevo los tinerfeños iban a ser el último escollo del Getafe para conseguir llegar a la máxima categoría del fútbol español, tal y como ocurrió en 2004 cuando los azulones consiguieron su primer y hasta entonces único ascenso. En el Heliodoro Rodríguez López, un gol de Jorge dio la victoria a los locales, por lo que de nuevo el Coliseum iba a decidir el destino de ambos equipos. Un tanto de Faurlín y dos de Pacheco acabaron con las opciones de sus rivales por lo que, un año después, el Geta volvía a la Liga Santander con Molina, el mencionado Pacheco y Bordalás, sobre todo Bordalás, como héroes del ascenso.