Dos soberbios disparos revientan el derbi en Butarque

Los de José Bordalás se alzaron con la victoria en el derbi del sur de Madrid, en un partido que hubo de todo, pero dos espectaculares golazos de la zaga azulona decantaron la balanza para el Getafe.

Dos soberbios disparos revientan el derbi en Butarque
Dos soberbios golazos revientan el derbi en Butarque / La Liga
CD Leganés
1 2
Getafe CF
CD Leganés: CUÉLLAR; ZALDÚA, MANTOVANI, MUÑOZ, DIEGO RICO; ERASO (ERIK MORÁN, MIN. 52), RUBÉN PÉREZ; OMAR RAMOS (EL ZHAR, MIN. 62), GABRIEL (BEAUVUE, MIN. 84), SZYMANOWSKI; GUERRERO.
Getafe CF: GUAITA; DAMIÁN, DJENÉ, CALA, ANTUNES; BERGARA, ARAMBARRI (BRUNO, MIN. 88); FAJR, GAKU (ÁLVARO, MIN. 62), AMATH (MORA, MIN. 77); JORGE MOLINA.
MARCADOR: 0-1, MIN. 39, ARAMBARRI. 1-1, MIN. 65, GUERRERO. 1-2, MIN. 83, ÁLVARO.
ÁRBITRO: ÁLVAREZ IZQUIERDO (ESP). AMONESTÓ A AMATH (MIN. 48), CALA (MIN. 70) Y ERIK MORÁN (MIN. 74).
INCIDENCIAS: PARTIDO CORRESPONDIENTE A LA 3ª JORNADA DE LA LIGA SANTANDER. DISPUTADO EN EL ESTADIO MUNICIPAL DE BUTARQUE (LEGANÉS).

Sonaba el pitido inicial en un acicalado Municipal de Butarque engalanado para la ocasión de vivir, trece años después, este pedazo de derbi grabado a fuego en las retinas de aficionados tanto pepineros como azulones. Y es que el partido prometía prometer en todos los aspectos, y así fue. La pasión de vivir este choque se trasladó desde la verde alfombra de Butarque a las gradas del templo pepinero para disfrutar de un encuentro que se acabó llevando la escuadra visitante.

Empezaba un partido que era mucho más que eso. Porque como diría Simon Kupers en su obra literaria "Fútbol contra el enemigo": "Cuando un juego moviliza a miles de millones de personas, deja de ser un mero juego"Dos equipos luchando de igual a igual, con el recuerdo de aquellos derbis forjados en los campos de tierra de antaño y que llegó a disputar hasta el gran Luís Aragonés en los años 50.

La nobleza en el juego, por encima de todo

Durante toda la semana, rondaba los aledaños de Butarque la idea de que el partido fuese muy duro en cuanto a la intensidad, aunque este destacó durante los noventa minutos por la nobleza acaecida por parte de los 22 integrantes del duelo madrileño

Cada futbolista pugnó por cada balón con entrega y tesón para aportar su granito de arena al equipo, con el único y firme objetivo de alzarse con los tres puntos, algo que encandiló a ambos técnicos, quines mantuviero también su particular duelo en los banquillos. Duelo que se acabó llevando José Bordalás gracias a dos soberbios zapatazos de Arambarri y Álvaro Jiménez.

El alumno no pudo superar a su mentor

Asier Garitano, en el banquillo del Leganés, y José Bordalás, en el del cuadro visitante, mantuvieron una particular batalla en los banquillos. Dos entrenadores que se conocen al dedillo después de su etapa como integrantes del banquillo del Alicante, en el año 2004, cuando el actual técnico azulón dirigía por entonces a aquel equipo que terminó campeón de Grupo III de Segunda B con Garitano como ayudante.

Hoy ambos se veían las caras como rivales sobre el terreno de juego. Ambos apostaron por la solidez defensiva en los primeros compases del disputado partido y se centraron más en no cometer errores atrás antes que en crear peligro en labores ofensivas. Pudimos disfrutar de un partido muy bonito en cuanto a lo táctico se refiere, con la novedad de que Bordalás introdujo el doble pivote en su esquema inicial, formado por Arambarri y Bergara, pero a medida que el maduraba el partido, este se fue rompiendo conforme pasaban los minutos, algo que nunca suele gustar a los entrenadores pero que siempre entretiene al aficionado.

Arambarri reventó el electrónico

Corría el minuto 40 de las primera parte y el descanso se veía cada vez más cerca, con la idea de que los jugadores se marcharían a túneles de vestuarios con el mismo resultado en el marcador con el que se empezó el encuentro. Pero claro, eso era tan solo una mera hipótesis.

Arambarri escogió el momento y el escenario idílico para estrenar el casillero goleador del Getafe en competición doméstica, ya que a exactamente 27,87 metros de distancia de la portería del Pichu Cuéllar, al centrocampista uruguayo del Getafe se le ocurrió sacarse de la chistera un sensacional chut de quitaba las telarañas de la portería del Leganés y que estrenaba el marcador para el asombro de todos. Con el gol del charrúa se llegaría al término de la primera mitad.

Gerrero: De héroe a villano en siete minutos

En los segundos cuarenta y cinco minutos los locales fueron tomando la manija del encuentro ante un Getafe que, con el paso del tiempo, se encerraba en su área y le costaba salir con el balón jugado desde atrás. Por ello, fruto de esa encerrona nació el tanto de la igualada de Guerrero, que tras dos intervenciones magistrales de Vicente Guaita que acabaron rechazando el esférico en zona peligrosa, conseguía introducir el cuero en la meta defendida por el ex guardameta del Valencia, lo que suponía la vuelta a las tablas.

Guerrero se convertía en el héroe momentáneo de la noche, y siete minutos después tendría la oportunidad de volver a consagrarse desde los once metros. Un penalti provocado por la defensa getafense fue la única respuesta que obtuvo el gran control de espuela dentro del área de Pirés, que consiguió su objetivo exagerando la acción. En ese momento el goleador del Lega agarraba el balón y se disponía a batir a Guaita desde el punto fatídico, pero este adivinó las intenciones del toledano y repelió su lanzamiento para que continuáse el empate a uno.

Álvaro enmendó su error jornadas atrás

El partido iba llegando a su fín y parecía que el resultado sería un justo reparto de puntos para ambos conjuntos, pero a falta de siete minutos para la conclusión de los noventa minutos apareció un hombre que quedó marcado en la primera jornada por su expulsión en San Mamés, donde dejó a los suyos con uno menos buena parte del partido.

Pero a veces, este maravilloso deporte llamado fútbol al que todos mostramos amor eterno cada día, es justo. Y esta vez lo fue con Álvaro Jiménez, ya que le concedió el honor de ser el artífice material de la victoria de los suyos tras enorme disparo cruzado desde larga distancia que golpeó el poste de la portería de Cuéllar para acabar introduciéndose en las redes de la misma. Un tanto que otorgaba a los de Bordalás tres puntos vitales de cara a la siguiente jornada. Así acababa el primero de los dos actos que tendremos esta temporada. El segundo, en el Coliseum.

 

Getafe CF