Segundas partes 'malditas' para el Granada CF

El conjunto rojiblanco solo ha marcado cuatro de sus diez goles en Liga durante las segundas mitades de los encuentros que ha disputado.

Segundas partes 'malditas' para el Granada CF
Pereira se lamenta de una ocasión fallada. Foto: Antonio L. Juárez.

Como bien se dice, segundas partes nunca fueron buenas, algo que el Granada Club de Fútbol está comprobando esta temporada. Y es que al conjunto granadido se le han escapado casi todos los puntos en los segundos cuarenta y cinco minutos. De los 26 goles que ha encajado esta Liga Santander el conjunto rojiblanco, 20 han sido en la segunda mitad del encuentro, lo que supone más del 70% de la estadística.

Esta nefasta estadística para el equipo de Lucas Alcaraz se ha visto también influida por el partido que los rojiblancos jugaron en el Vicente Calderón y en el que perdieron por 7 - 1 (5 de esos goles fueron marcados en la segunda parte del partido). Pero lo peor de todo no son esas segundas partes, son los quince minutos previos al descanso los que también suponen una mala racha para el conjunto rojiblanco y es que, 24 de los 26 goles encajados se han producido entre esos quince minutos y la segunda mitad de los encuentros. Pero es también en estos últimos quince minutos, tanto de la primera parte como de la segunda, donde los rojiblancos han marcado los pocos goles que lleva esta temporada, algo que se contrarresta con que también en ese periodo ha sido en el que más tantos ha encajado. 

Los pocos puntos que ha podido agarrar el Granada Club de Fútbol esta temporada han estado 'gafados' por esas segundas partes, ya que sin éstas, el conjunto rojiblanco podría situarse en estos momentos en otra posición de la tabla y haberse ahorrado las derrotas ante algunos equipos como Atlético de Madrid, Fútbol Club Barcelona o el Club Deportivo Leganés.

El Granada Club de Fútbol se enfrenta este próximo domingo al Celta de Vigo en el Estadio de Balaídos a partir de las 18:30 horas de la tarde, en un partido que puede suponer un punto de inflexión para los de Lucas Alcaraz que tienen la oportunidad de conseguir la primera victoria de la Liga y romper, de una vez, con esa maldición de las segundas partes.