Dudas en el once del Granada CF para Balaídos

Las molestias de Gabriel Silva y Boga, y el regreso de Vezo hará que el once del Granada cambie con respecto a Mestalla. La otra incógnita es si Isaac Cuenca mantendrá la titularidad con la vuelta de Foulquier.

Dudas en el once del Granada CF para Balaídos
Foto: LFP

Lucas Alcaraz se verá obligado a introducir varios cambios para enfrentar al Celta de Vigo con respecto al once que puso en liza contra el Valencia en Mestalla. Las posibles bajas por lesión de Gabriel Silva y Boga, titulares el fin de semana pasado, abre hueco a jugadores como Tabanou o Samper.

El que más complicado lo tiene para llegar es Jérémie Boga, que no participó en la sesión de entrenamiento del jueves por una contractura en los isquiotibiales de la pierna izquierda. Silva tiene más posibilidades de jugar, ya que solo padece una contractura en el gemelo. Por lo visto en las últimas prácticas sus reemplazantes serían Frank Tabanou y Sergi Samper. La entrada del centrocampista catalán en la alineación devolvería a Pereira a la banda, puesto en el que ha disputado la mayoría de los partidos.

De este modo, la banda izquierda del conjunto nazarí sería completamente distinta a la de Valencia. Precisamente por ese flanco es por donde más sufrió el Granada contra el equipo de Prandelli. Si los cambios se confirman, Pereira deberá ayudar en tareas defensivas a un Tabanou, que puede aprovechar el bajo rendimiento de Silva para recuperar el puesto.

Además de las modificaciones por lesión, habrá alguna por decisión técnica. El regreso de Rubén Vezo, ausente en Mestalla por la ‘cláusula del miedo’, hará que uno de los tres centrales que jugaron contra los ches salga del equipo titular. Todo apunta a que el uruguayo Gastón Silva será el sacrificado, según lo probado por Alcaraz en los entrenamientos. Otra de las incógnitas es si la vuelta de Foulquier provocará que Cuenca pierda su sitio en el carril derecho.

Por lo demás el resto del equipo será el mismo. Alcaraz seguirá apostando  por la defensa de cinco, con tres centrales y dos carrileros. Un cambio táctico que le ha dado consistencia a un equipo que antes sufría mucho más a la hora de defender.