El hijo vuelve a casa

Lucas Alcaraz visitará el Nuevo Los Cármenes en condición de visitante con la UD Almería. El granadino tiene buen bagaje al enfrentarse con el equipo de su tierra.

El hijo vuelve a casa
Lucas Alcaraz antes de un encuentro en el Nuevo Los Cármenes. | Foto: Antonio L. Juárez

"A una madre no se le abandona y mi madre es el Granada Club de Fútbol". En estos términos se despidió Lucas Alcaraz al finalizar su segunda etapa al frente del banquillo nazarí, allá por mayo de 2014. Regresó a la temporada pasada para intentar salvar a un equipo que navegaba a la deriva y aguantó medio año antes de ser despedido tras ser incapaz de reconducir la situación. Ahora, nueve meses después, el hijo vuelve a casa pero lo hace en condición de rival.

Otra vez a ejercer de salvador

Hace tan sólo tres semanas la UD Almería cesaba a su entrenador Luis Miguel Ramis tras la mala situación en la que andaba sumido el club, estancado en puestos de descenso. Casi a la par, Alcaraz finalizaba su periplo dirigiendo a la selección de Argelia, con la que no consiguió ni un triunfo en su camino al Mundial de Rusia 2018. Casualidad o no, el destino los unió en el tiempo y el técnico granadino pasó a hacerse cargo de la plantilla almeriense

Desde su llegada, la UDA ha cosechado un empate en casa del FC Barcelona B y un triunfo, el pasado fin de semana, ante el CD Tenerife en el Estadio Juegos del Mediterráneo. Cuatro puntos, sumados a los tres conseguidos contra el Real Zaragoza con el interino Fran Fernández al cargo, han permitido a los del poniente andaluz salir de la zona de descenso. Y ahora, para continuar la escalada, Alcaraz deberá enfrentarse al equipo que lleva en su corazón, del que es abonado y al que siempre ha querido: el Granada.

Ya ganó en Los Cármenes

No será la primera vez que Lucas pise el Estadio Nuevo Los Cármenes y se siente en el banquillo visitante. El técnico nacido en la ciudad de la Alhambra ya se ha enfrentado al conjunto de su ciudad en varias ocasiones anteriormente y los números no le son nada desfavorables.

En su primera vez como foraneo en el estadio que lo vio nacer como entrenador, Alcaraz se llevó la victoria. Fue en diciembre del año 1999, dirigiendo al equipo sevillano del Dos Hermanas, y emparejados en el Grupo IV de Segunda División B. El resultado fue de 1-2 favorable a los hispalenses. Posteriormente, en la vuelta, el Granada devolvió la moneda venciendo 0-1 en plena carrera por un fatídico play-off de ascenso que acabó con el ya famoso 'día del Murcia'.

Su segunda visita en calidad de rival fue una década después, en la temporada 2010/11 y al frente del Córdoba CF, con los nazaríes retornados a Segunda División tras un largo periodo por categorías inferiores. En esta ocasión se dieron tablas en el marcador, con el Granada empatando sobre la bocina merced a Fabián Orellana. Idéntico resultado se reprodujo en el desplazamiento rojiblanco al Nuevo Arcángel, en la segunda vuelta.

La última vez que Alcaraz se vio las caras con su Granada data de hace tres temporadas, en la 14/15, cuando el técnico dirigía al Levante. El partido, celebrado en el Ciutat de Valencia, será tristemente recordado por el calamitoso arbitraje de Álvarez Izquierdo, que expulsó de manera muy rigurosa a un jugador local y dos visitantes, terminando los granotas por remontar el gol inicial de El Arabi con dos dianas en los minutos finales.