Compás de espera en el mercado del Granada

El club andaluz sigue a la búsqueda de un extremo para completar su plantilla y de dar salida a varios de sus jugadores.

Compás de espera en el mercado del Granada
Charlie Dean durante un entrenamiento con el Granada CF. | Foto: Antonio L. Juárez

Cumplidos 10 días desde la apertura del mercado de fichajes, el Granada Club de Fútbol sigue sin concretar ningún movimiento hasta ahora. Hasta el 31 de enero estará abierta una ventana de movimientos en la que el club nazarí precisa incorporar algún extremo para aumentar la competencia en las bandas y dar refresco a sus titulares. Además, la operación salida se prevé más intensa ya que son varios los jugadores que no cuentan con minutos y a los que se buscará acomodo en otros equipos.

Primera opción fallida

El objetivo principal del Director Deportivo, Manolo Salvador, en este mercado invernal es el de reforzar las bandas en su parte ofensiva. Pedro Sánchez y Darwin Machís se han mostrado muy importantes hasta ahora, pero la ausencia del venezolano se ha notado en exceso en varios encuentros. Sin él, José Luis Oltra ha apostado por varios recambios sin que ninguno diera un rendimiento convincente. A esto habría que añadir el rendimiento de Pedro que, si bien ha sido más alto del esperado durante gran parte de la primera vuelta, se ha visto aminorado en las últimas jornadas.

La opción por la que más fuerte han pujado los rojiblancos hasta ahora ha sido la de Jony Rodríguez, extremo izquierdo del Málaga CF. El de Cangas de Narcea no cuenta con minutos en el club costasoleño y el Granada se interesó por sus servicios a la par que el Sporting de Gijón, equipo al que perteneció anteriormente. Según informaba el diario Ideal, la oferta económica de los granadinos superaba a la de los gijoneses pero el corazón ha pesado más en la decisión final del futbolista. A falta de confirmación oficial, medios asturianos aseguraban hoy que Jony habría decidido perdonar parte de su salario para poder volver al club que lo vio crecer como futbolista.

Jony, pretendido por el Granada, en un encuentro con el Málaga.                                                                                        

Descartada esa vía, en la prensa local han sonado también nombres como el de Rubén Peña del Eibar, Nahuel del Real Betis o Hernán Pérez del RCD Espanyol. Este último se antojaba como muy difícil por su alta ficha y parece muy próximo a concretar su incorporación al Deportivo Alavés. Además, desde Almería se apuntaba a un posible interés por Fidel, en una operación de transvase en la que Antonio Puertas volvería al club almeriense.

Varias salidas pendientes

En el capítulo de bajas son varios los hombres que podrían salir de la entidad nazarí en este mercado invernal. En esta lista se encuentran los nombres de Charlie Dean, Martin Hongla, Iriondo y Licá. El primero de ellos contó con oportunidades a principio de curso tras la lesión de Germán Sánchez pero su rendimiento no fue satisfactorio. Los dos últimos apenas han podido disputar el partido de Copa del Rey ante el Real Zaragoza y, en el caso de Licá, algún minuto suelto en Liga. Charlie ha sonado como posible refuerzo del Elche, equipo en el que ya militó en un pasado, y del Real Murcia. Por su parte, el Athletic de Bilbao podría estar interesado en que Iriondo, jugador de su propiedad, se marche a un destino en el que pueda contar con minutos. Finalmente, Hongla ha sonado para reforzar al filial del FC Barcelona.

Iriondo, entrenando con el Granada. | Foto: Antonio L. Juárez

En principio, y dependiendo de los movimientos que se produzcan en este periodo de fichajes, el Granada solo acometerá la incorporación de un extremo. La plantilla está completa en casi todas sus líneas y se espera que en la segunda vuelta pueda ofrecer un rendimiento mayor al obtenido en la primera. Con 34 puntos, los rojiblancos ocupan la sexta posición en la tabla y necesitan corregir cuanto antes su gran déficit que es el rendimiento lejos de Los Cármenes. Este domingo tendrán la primera oportunidad en el Carlos Belmonte, ante el Albacete Balompié, en un choque en el que conseguir los tres puntos se antoja como imperativo para no ver demasiado lejos los puestos de ascenso directo y para que no empiece a peligrar la posición de play-off de ascenso que ostenta hasta ahora.