Antecedentes varios en el Carlos Belmonte para el Granada CF

El Granada arranca la segunda vuelta de competición en el feudo del Albacete, estadio en el que ha conocido todas las caras de la moneda. La victoria es necesaria para aferrarse a la zona privilegiada.

Antecedentes varios en el Carlos Belmonte para el Granada CF
Imagen del encuentro de la primera vuelta. Foto: Antonio L Juárez

La segunda mitad de la liga da el pistolezado de salida con la visita del Granada CF a tierras manchegas. El conjunto de Oltra visitará el Carlos Belmonte con el objetivo de sumar tres puntos de oro de un campo en el que no logra la victoria en partido oficial desde 2010, en una eliminatoria copera. Ocho años después, los rojiblancos horizontales tienen la obligación de ganar de nuevo para encontrar la regularidad lejos de Granada.

Buenos síntomas en los amistosos

Cierto es que en los últimos años Albacete y Granada no han coincidido en la misma competición, pero en los veranos de 2014 y 2015 se vieron las caras en partido amistoso. Los andaluces visitaron Albacete con resultados positivos en ambos casos. Un empate a dos y una victoria por cero a dos de los rojiblancos son los resultados de los últimos encuentros entre Albacete y Granada en tierras manchegas.

Si hablamos de encuentros oficiales las estadísticas ya no son tan favorables para los intereses granadinos. El último encuentro oficial disputado en el Carlos Belmonte se saldó con victoria local por la mínima (2-1), en la tercera jornada del campeonato de Segunda que, a la postre, le serviría al Granada para disputar la promoción de ascenso a Primera en la que ascendería. Solo un mes antes de ese encuentro, los nazaríes lograron vencer en el Belmonte en segunda ronda de Copa por 0-2.

Empate a cero en la primera vuelta

En el encuentro de la primera jornada liguera Granada y Albacete empataron a cero en el Nuevo Los Cármenes en un choque donde los nazaríes merecieron la victoria, pero la falta de puntería privó a los de Oltra de irse con los tres puntos. Tras una primera vuelta de altibajos, irse de Albacete con tres puntos sería una dosis de autoestima para un equipo obligado a ascender.