El Granada CF sufre y gana al ritmo de Machís

El equipo granadino suma una importante victoria al imponerse por la míninima al Real Valladolid gracias a un gol del venezolano

El Granada CF sufre y gana al ritmo de Machís
Machís celebra el gol de la victoria ante el Real Valladolid. Foto: Antonio L Juárez
Granada CF
1 0
Real Valladolid
Granada CF: Javi Varas; Víctor Díaz, Chico Flores, Germán, Álex Martínez; Montoro (Baena, m.35), Kunde, Pedro (Salvador, m.65), Machís; Joselu y Adrián Ramos (Alberto Martín, m.81).
Real Valladolid: Masip; Antoñito, Deivid (Olivas, m.11), Calero, Moyano; Luismi, Anuar, Hervías (Ontiveros, m.59), Gianniotas; Óscar Plano; y Jaime Mata.
MARCADOR: 1-0, m.27: Machís
ÁRBITRO: Gorostegui Fernández (colegio vasco). Amonestó a los locales Machís, Montoro, Germán, Salvador y Baena así como a los visitantes Luismi, Gianniotas y Calero.
INCIDENCIAS: Partido de liga disputado en el estadio Nuevo Los Cármenes ante 9072 espectadores.

Una victoria más en casa para el Granada CF, aunque más sufrida que muchas anteriores, en la que ha vuelto a ser decisivo Darwin Machís. El venezolano ha marcado otro bonito gol que ha servido para sellar el triunfo en el Nuevo Los Cármenes ante el Real Valladolid, rival directo en la lucha por la permanencia que llegaba en alza al partido. Los rojiblancos, al abrigo de su público, reciben ese plus que les lleva en volandas para conseguir las victorias que tanto necesita para cumplir con el objetivo marcado, que no es otro que el regreso a la élite.


Oltra recuperó para este partido el sistema con dos delanteros: Adrián Ramos y Joselu, como consecuencia de la baja del mediapunta Sergio Peña por sanción. La otra novedad estuvo en el eje central de la zaga, donde actuó Germán Sánchez por el sancionado Saunier. Chico Flores pudo finalmente acompañarle al superar las molestias que había tenido durante la semana. El resto de futbolistas fueron los mismos que juegan habitualmente: Varas en la portería; Víctor Díaz y Álex Martínez en los laterales; Montoro y Kunde en la medular y Pedro y Machís por las bandas. 


El once del Real Valladolid estuvo compuesto por Masip en la portería; Antoñito, Deivid, Calero y Moyano en la defensa; Anuar y Luismi en la medular con Hervias, Óscar Plano y Gianniotas por delante y el 'killer' Jaime Mata en la delantera. 


Antes de que el balón echara a rodar por el césped de Los Cármenes, el exjugador del Granada CF Carlos Martins hizo el saque de honor acompañado de sus dos hijos. Los granadinistas le ovacionaron.


Ya en el partido, el equipo granadino comenzó a tener las primeras ocasiones de gol. De un córner llegó un disparo desde la frontal de Machís que rebotó en un defensor y el público pidió mano. Solo un minuto después, Joselu mandó con la testa fuera un buen balón servido desde la derecha por Víctor Díaz.


El Granada CF intentaba mandar ante un Valladolid que pronto tuvo un contratiempo. Deivid tuvo que ser atendido y no pudo luego continuar. Olivas entró en su lugar en el minuto 12 de partido. El equipo vallisoletano tuvo luego varios minutos de posesión y empezó a sentirse cómodo en la gélida noche granadina. La afición granadinista empezó a desesperarse y a pedir  a los suyos que se hicieran con el esférico.


Otra vez Víctor Díaz envió desde la derecha un balón que buscaba a Adrián Ramos, pero se le fue demasiado en largo. Lo volvió a intentar el lateral en una jugada posterior que, esta vez sí, encontró al mejor de los rojiblancos, Darwin Machís, quien marcó tras rematar con la pierna derecha desde el centro del área. El balón dio en el palo antes de colarse en la portería de Masip. El venezolano, una vez más, tuvo cita con el gol en Los Cármenes (27'). Se fue a celebrarlo con la grada, por lo que recibió tarjeta amarilla.


También fue amonestado minutos después Ángel Montoro por cometer una falta. El Granada CF continuó generando algo de peligro en el área vallisoletana, mientras que Varas era prácticamente un espectador.

Foto: Antonio L Juárez
Foto: Antonio L Juárez


Joselu, con un remate a bocajarro, a punto estuvo de sorprender a Masip tras una asistencia de Ramos. La nota negativa de la primera parte para el Granada CF fue la lesión de Montoro, quien se tuvo que retirar pasada la media hora. En su lugar entró Raúl Baena, que volvía  a jugar tras un tiempo ausente y se le notó, especialmente en las primeras jugadas.


El tramo final de la primera parte fue el preludio de la segunda, con la posesión a favor del Valladolid, pero no lo aprovecharon los vallisoletanos para crear serio peligro. Luismi, en el añadido de la primera mitad, recibió una tarjeta amarilla justo antes de que ésta finalizara.


Paso adelante del Valladolid, insuficiente


Tras el descanso, los dos equipos mostraron cambio. El Real Valladolid dio un paso al frente en busca del empate, mientras que al Granada CF le volvió a pasar lo mismo que en las segundas partes de los últimos partidos, un bajón que le impide imponer su dominio cuando el rival más aprieta.


El equipo de Luis Ángel César Sampedro comenzó a asediar el área del Granada. Óscar Plano probó con un disparo y un remate de cabeza y Hervias con otro disparo que sí tuvo que detener Varas. Antes, Germán se había dormido ante Jaime Mata, la gran amenaza del Valladolid, que estuvo bien tapada por la defensa nazarí.


Tras esos minutos de letargo, el Granada montó una contra con Kunde, que fue derribado por Calero. El jugador del Valladolid recibió tarjeta amarilla. Sampedro dio descanso a Hervias y entró en su lugar Ontiveros, muy pitado por la grada ya que ha preferido marcharse al Valladolid que al Granada en este mercado invernal.


Machís, el hombre más peligroso de los locales, disparó cruzado con mucha intención, pero se le marchó fuera el balón. El Valladolid seguía con el mismo guión iniciado tras el receso, con la posesión del esférico, lo que llegó a desesperar al público. Ontiveros chutó, pero muy alto, lo que desató los pitos en la grada.


Oltra dio descanso a Pedro y dio entrada a Salvador Agra, que debutó así con el Granada. El portugués ayudó a Víctor Díaz en tareas defensivas y se desmarcó bien para las contras que montó el equipo granadino. 

Foto: Antonio L Juárez
Foto: Antonio L Juárez


Germán y Baena recibieron amarilla, mientras que T. Martínez la vio en el Valladolid en una fase del partido de igualdad. Alberto Martín entró para dar más estabilidad en la medular en lugar de Adrián Ramos. Los granadinistas presionaron con sus cánticos desde la grada para animar al equipo en los momentos más delicados en los que el Valladolid cada vez intentaba volcarse más. Un despiste de Víctor Víaz metió el susto en el cuerpo a la hinchada, porque el Valladolid llegó con muchísimo peligro por la derecha pero Javi Varas estuvo muy atento para salir y atrapar el esférico


El Granada y sus aficionados respiraron tranquilos con el pitido final, pues el equipo amarraba una victoria más en casa. Tres puntos para seguir metido en la 'pomada'. Ahora solo falta trasladar las buenas sensaciones de casa a los partidos de fuera