Análisis pre-partido

Analizamos la situación de ambos equipos de cara al partido entre CD Leganés y FC Barcelona en Butarque de este sábado a las 13:00 horas.

Análisis pre-partido
Foto: Gema Gil VAVEL

Se enfrentan dos equipos que tienen aspiraciones muy diferentes. A un lado estará el Lega de Asier Garitano que tratará de no dejar los deberes para el final. El objetivo, claramente, la salvación. El rival que se presenta es el Fútbol Club Barcelona, aspirante a todo año tras año. 

El conjunto madrileño ha comenzado con buen pie su primera temporada en Primera División: en los primeros tres partidos ha cosechado una victoria, un empate y una derrota. Los pepineros querrán seguir esta buena línea, aunque el fin de semana pasado se perdiese ante el Sporting de Gijón, pero con una segunda parte esperanzadora. No temen a ningún equipo, y con la ayuda de la afición blanquiazul son capaces de cualquier cosa.

Por parte del Barça, las cosas en Liga podrían haber empezado algo mejor. Tras sacar su partido en San Mamés, no fue capaz de ganar a un recién ascendido como es el Alavés, que consiguió los tres puntos en el Camp Nou. Marchan a tres puntos del Real Madrid, que por el momento es el líder de La Liga Santander. Durante la semana han tenido partido de Champions (el primero del curso), y batieron al Celtic de Glasgow por 7-0. 

Será un partido en el que el peso del partido lo llevará, a priori, el Barcelona. Siempre es el encargado de tener la posesión, juegue con quien juegue. El Lega demostró ante el Atlético de Madrid que sabe sufrir y trabajar en defensa, por lo que no es un problema para los pupilos de Asier Garitano, que muy probablemente esperarán cazar alguna contra en la que hacer gol. Se especula con la posibilidad de que Garitano refuerce la línea defensiva con 5 defensas, incorporando a Bustinza, que fue suplente ante el Sporting de Gijón. Mantovani, el capitán será quien tenga que estar muy atento de Luis Suárez, uno de los delanteros con más movilidad. E Insúa estará por detrás para las coberturas.

Cabe destacar que será el primer partido de La Liga en el que los integrantes de la MSN estarán juntos en el once. Neymar se perdió los primeros tras tener unas merecidas vacaciones por ser Campeón Olímpico. El brasileño es uno de los jugadores más codiciados del mercado. 

Y habrá que tener mil ojos puestos en Messi. Leo cada vez juega más atrás. Ayuda a la salida de balón, y busca huecos en el centro del campo para recibir sin tener a un central pegado, lo que le permite exponer al público su visión de juego. 

Luis Enrique está confiado en que el tropiezo del pasado fin de semana no es más que eso, una mancha que no perturbará el devenir de la temporada. Tiene mucha madera arriba, creatividad en el centro del campo, y solidez en defensa. Como él mismo dijo, "Es la mejor plantilla que tengo en mis tres años en el Barcelona". Aún con todo eso, el asturiano advertirá a los suyos de que no se puede fallar más, pues el eterno rival ya marcha por delante. Jugará con su 4-3-3, formación que tan buenos resultados le ha traído desde que es técnico culé. 

Asier Garitano ha tenido más días para preparar el partido. Al no disputar competición en Europa, han tenido siete días para intentar dar con la tecla que haga sacar algo positivo ante uno de los mejores equipos del mundo. Sabe que las jugadas de  estrategia es uno de los puntos en los que puede hacer daño al Barça. Se ha trabajo. Eso y la solidez defensiva. El equipo no había encajado ningún gol hasta la jornada pasada, cuando en 45 minutos, los de Abelardo anotaron hasta en dos ocasiones. Aún es una incógnita si meterá una línea de cinco atrás, para ayudar en las coberturas sobre la MSN, y plantarse con un 5-3-2. Otra opción es seguir con lo que solemos ver en los equipos de Garitano, un 4-2-3-1 que se convierte en un 4-4-2 a la hora de defender.

Las claves del partido serán la solidez defensiva del Lega y la eficacia que estos puedan tener. Si los locales consiguen que vayan pasando los minutos y el Barcelona no marca, los de Luis Enrique comenzarán a impacientarse, meterán más hombres arriba... y ahí es cuando el Lega puede aprovechar un desajuste defensivo para finiquitar el partido en una contra. No deben de fiarse, pues la calidad de los jugadores culés es tanta, que en cualquier momento o jugada asilada pueden crear una ocasión de gol. 

90 minutos concentrados, para demostrar en un escenario inmejorable de lo que es capaz este CD Leganés. Butarque se presentará a abarrotar de bufandas y camisetas blanquiazules. Será, sin duda, un día de fiesta para Leganés.