¿Qué pesará más sobre la balanza?

Tras la vuelta de los jugadores internacionales con sus respectivos equipos, se reanuda la Primera División este mismo fin de semana con partidos realmente apasionantes.

¿Qué pesará más sobre la balanza?
Fotografía: Gema Gil - Vavel

Finaliza el parón de selecciones y la Liga retoma su marcha en los aledaños del Estadio Municipal de Butarque. Tras una dulce y sufrida victoria lograda con tesón en tierras andaluzas contra el Granada, el Leganés vuelve con ganas de encadenar su primera racha de dos victorias consecutivas en Primera División y, además, de ganar en su feudo, que de momento no ha visto al equipo lograr los tres puntos. 

El conjunto del sur de la capital reanudará la Liga tras los compromisos internacionales contra otro gran rival de altura: el Sevilla FC dirigido por Sampaoli. Tras ocho jornadas y viendo los encuentros que ha tenido que afrontar el Leganés en su fortín no es sorpresa que un grande visite la ciudad. 

Sería el cuarto equipo de renombre que se dispone a luchar por los tres puntos contra la muchachada de Garitano. Atlético de Madrid, FC Barcelona y Valencia FC han sido los predecesores en este aspecto. Culés y ches consiguieron la victoria, mientras que los colchoneros tuvieron que conformarse con el empate. 

Los tres equipos sufrieron de lo lindo para conseguir rascar puntos en Butarque, aunque al final consiguieron sumar, de una manera u otra. Esta vez son los chicos de Jorge Sampaoli los que quieren asaltar el fortín blanquiazul. 

En busca de la primera victoria en casa

Los muchachos de Asier Garitano saben perfectamente que jugar en su estadio les proporciona un plus de confianza que tienen que aprovechar como sea. Ese plus es su magnífica afición. 

Miles de gargantas apoyarán al equipo sin cesar durante el partido dándoles aliento a los jugadores en sus momentos de flaqueza, aunque sean pocos. El conjunto que forman jugadores y afición sobre el tapete pepinero es algo que no se puede describir con palabras, hay que vivirlo para saber qué es.

En su contra está que, a pesar de ser un templo el pasado curso en Segunda División, este año el Leganés no ha conseguido hacerse con el triunfo todavía. Saben que este partido es de vital importancia y que la tercera derrota consecutiva no tiene que producirse. 

A su favor está un dato particular del conjunto hispalense. El Sevilla tiene una especie de maldición fuera de Nervión y no consigue ganar a domicilio desde hace 22 jornadas. Es un dato increíble para un equipo como el Sevilla, con la proyección que está mostrando en los últimos años, y de ello se quiere aprovechar el cuadro pepinero y seguir sumando otra jornada más a esa peculiar racha fuera de casa. 

Una ves enunciados ambos handicaps, no se sabe cuál pesará más en la balanza del fútbol. Los sevillistas quieren romper una racha no muy positiva de una vez con todas las estrellas a las órdenes del técnico argentino, mientras que el humilde club madrileño quiere ganar por fin en su estadio y darle una alegría a su gran afición además de sumar tres puntos de oro contra un rival de aúpa.