El Lega persigue la inercia positiva

El CD Leganés consiguió por fin la primera victoria en Butarque y el próximo sábado 26 buscará continuar la dinámica en feudo españolista.

El Lega persigue la inercia positiva
El Lega selló sus primeros tres puntos en Butarque | Foto: Gema Gil (Vavel)

Tras cuatro derrotas consecutivas, el CD Leganés ha conseguido el ansiado objetivo parcial de este año, que no era otro que ganar en casa. Con el hecho logrado, el Lega se enfrentará el próximo sábado al Espanyol en el RCDE Stadium en búsqueda de la segunda victoria consecutiva, con el empuje moral que supone haber ganado por primera ocasión en Butarque en la máxima categoría del fútbol nacional. 

Una de cal y una de arena

Triunfo ante Osasuna con sabor amargo, ya que tres integrantes de la plantilla sufrieron lesiones de diversa consideración y ya no podrán jugar en este final de año 2016 con casi total seguridad. Alex Szymanowski, el primero de ellos, estará ausente de cuatro a seis semanas, Diego Rico (de dos a tres meses) y el más grave, Robert Ibáñez, sufrió rotura del ligamento cruzado anterior y se perderá el resto de la campaña. Una pena, sin duda, porque con sus dos goles fue el principal artífice de la victoria blanquiazul y venía sellando notables actuaciones. El valenciano peleará por volver a los terrenos de juego con más ánimo, a pesar del desafortunado contratiempo.

Rober Ibañez, baja para lo que resta de temporada | Foto: Gema Gil (Vavel)
Robert Ibáñez, baja para lo que resta de temporada | Foto: Gema Gil (Vavel)

Buen momento para levantar el ánimo

A pesar del incremento de las adversidades, el CD Leganés se enfrentará por tercera ocasión al conjunto perico, primera en su historia en el nuevo RCDE Stadium. Lo hará con la mejor de las sonrisas y con la idea de cosechar un nuevo resultado positivo que regrese de vuelta a casa. Un punto sería un gran resultado, pero con total seguridad, Asier Garitano sólo se conformará con los tres. De esta forma, los pepineros adelantarían en la tabla clasificatoria al RCD Espanyol de Barcelona. En este momento los catalanes suman 15 puntos, por 13 de los pepineros, alejándose estos en cuatro puntos respecto a los puestos de descenso marcados por el Sporting de Gijón.

Los jugadores saludan al público tras el triunfo | Foto: Gema Gil (Vavel)
Los jugadores saludan al público tras el triunfo | Foto: Gema Gil (Vavel)

Una nueva oportunidad para que el equipo siga con la buena inercia adoptada lejos de su feudo, dónde ha sumado nueve de los 13 puntos actuales, habiendo obtenido triunfos por la mínima en Vigo ante el Celta, en Coruña ante el Dépor y en Los Cármenes ante el Granada CF.

La cuestión hecha por el club en este momento es como suplir las ausencias para el siguiente compromiso; la plantilla de jugadores cuenta con 18 integrantes en óptimas condiciones, pero quizá sea necesario incorporar a algún jugador del equipo filial para la próxima convocatoria. A las bajas confirmadas ya mencionadas, se unen las dudas de Adrián Marín, que se retiró con molestias de uno de las últimas sesiones de entrenamiento y Mamadou Koné, el cual sigue realizando un proceso de recuperación específico al margen de sus compañeros. Probablemente, Víctor Díaz y Unai López puedan suplir esas ausencias en banda izquierda, en la zona defensiva y del centro del campo respectivamente.

No obstante, no todo serán malas noticias en el seno del club madrileño, ya que el tinerfeño Omar Ramos entrena ya con normalidad y podrá ser de la partida el sábado en la ciudad condal.

Nueva prueba de fuego a domicilio para un Lega que ha satisfecho su deseo de vencer en casa y quiere navegar en aguas más tranquilas en el mar de Primera División.