A jugarse todo en liga

Eliminados por el Sevilla tras una gran Copa, al Leganés le toca centrarse en la competición doméstica donde se encuentra más cerca de Europa que del descenso.

A jugarse todo en liga
Mantovani tras el final del derby en Getafe | Foto: CD Leganés

El Leganés recibe al Éibar mañana en Butarque separados por tan solo tres puntos en un partido que puede ser clave para medir las aspiraciones del equipo pepinero de cara a los últimos meses de vida. El equipo armero ocupa la tan ansiada 7ª plaza que da plaza a Europa, pero que ha cambiado de manos tres veces en las últimas cuatro jornadas. Vencer al Éibar significaría para el Leganés engancharse a la pelea y dejar el descenso a unos posibles quince puntos.

Los de Garitano volverán a reencontrarse con su afición tras la eliminación copera, donde plantaron cara al Sevilla, pero no pudieron dar ese último pasito a la final. El entrenador vasco a buen seguro estará satisfecho con el trabajo de sus hombres, aunque decepcionado con no haber sido capaz de meter el miedo al Sevilla en los últimos minutos de la eliminatoria. A pesar de la garra pepinera, primó la calidad. El paradigma son los dos goles del Sevilla donde en ambos los atancantes sevillistas superaron en uno contra uno a Siovas, el mejor defensa del Leganés. Una gran tristeza sí, pero una de las páginas más bonitas de la historia del club. El recibimiento por parte de la afición será probablemente inolvidable.

Además, el equipo viene de empatar tras un difícil partido en el campo de su máximo rival el pasado domingo. En un derby dominado por el frío y la nieve, el conjunto pepinero se encontró con la suerte de su lado, pues el Getafe fue superior durante gran parte del partido, golpeando hasta dos veces al palo en un minuto. El empate dejó a ambos con 29 puntos, pero al Getafe por delante por su triunfo en Butarque en la primera vuelta. El Leganés querrá hacer todo lo posible en este tramo de liga por quedar por delante de su vecino.

Cabe mencionar que Garitano podrá usar a sus teóricos titulares en la competición doméstica, donde las rotaciones estaban siendo la nota dominante desde el mes de enero. A pesar, de ello el equipo ha cosechado 2 victorias, 2 empates y solo 1 derrota en sus partidos ligueros de 2018. Jugadores como Beauvue o El Zhar han sido titulares solo dos veces en lo que llevamos de año, Amrabat o Siovas tan solo una.  Los jugadores llamados a marcar la diferencia en los partidos volverán a centrarse en la liga para acercarse a Europa.

Por último, el equipo también busca continuar su buena racha como local donde acumula tres victorias consecutivas ante Villarreal, Real Sociedad y Espanyol. El conjunto pepinero se está haciendo fuerte en casa y querrá prolongarlo hasta, por lo menos, la visita del Real  Madrid. El Éibar es un equipo muy fuerte, con las ideas claras y que viene de vencer a su verdugo en Copa en Ipurúa por 5-1, pero el Leganés está preparado para lo que venga, pues ahora sí, puede ir con todo en liga.