Juanfran, un lateral que unió Valencia

Juan Francisco García García fue un lateral izquierdo que jugó en los dos equipos de la ciudad del Turia. Y consiguió lo que pocos, hacerse querer en ambos conjuntos. Además jugó para el Celta y Zaragoza, con distinta suerte. Un lateral que con su humildad y trabajo consiguió ser uno de los mejores carrilero izquierdo de su época

Juanfran, un lateral que unió Valencia
Juanfran en su época de granota. Fuente: Levante UD

Juanfran jugó en dos épocas distintas en el Levante. Y en ambas hizo historia. Un futbolista que a base de entrega, sacrificio y tesón consiguió hacerse un nombre primero fuera de su casa y al finalizar su carrera en el Ciutat de Valencia. Llegó a ser internacional y disputar un Mundial del que todo el mundo ha hablado y del que siempre se dice  "nos echaron".

Tuvo un debut en ese equipo levantinista que se encontraba en la división de bronce del fútbol español, la 2ªB. Cincuenta y cinco minutos en una derrota ante L´Hospitalet. En ese Levante en el que estaba José Luis Oltra, unos años después entrenador de equipos como Mallorca, Tenerife, Córdoba, Deportivo, o el propio Levante; o de Francisco Ferrando, hermano de otro futuro entrenador como César Ferrando. Era la temporada 1993-94. Jugaría tan solo 2 temporadas más sin llegar a los 20 partidos entre ambas. Pero consiguiendo ascencer a Segunda.

José Luis Oltra | Foto: Andrea Royo / VAVEL.
José Luis Oltra | Foto: Andrea Royo / VAVEL.

Esta campaña en la Divisón de Plata de ese equipo (y la última de su primera etapa en el Levante de Juanfran) era entrenado por Mané, conocido preparador de entre otros el Alavés subcampeón de la Copa de la UEFA. Kaiku, Ruano, Miguel Ángel Soria (futuro compañero en el Valencia) fueron sus compañeros durante esa etapa. Acaban la temporada novenos, por delante del Villarreal, el mencionado equipo vitoriano y el Osasuna, entre otros.

El gran año que realiza el lateral llamó la atención del otro club valenciano. Llega al Valencia. Allí primero se encuentra con Valdano y posteriormente con Ranieri. Tiene de compañeros a Djukic, Cáceres, Angloma, Mendieta, Carboni, Milla, Claudio 'Piojo' López... y un sin fin de grandes jugadores. De hecho gran parte de ellos serían integrantes de las dos finales de Champions disputadas quedando como subcampeón. Cabe marcar como anécdota que Romário se encontraba esa 97-98 entre los integrantes del equipo del muerciélago.

Novenos y la temporada siguiente cuartos, lo que les permite jugar la campaña siguiente en Champions, no así Juanfran que sale a tierras gallegas. Al Celta de Vigo. Un equipo el vigués que pierde entre otros a Djorovic y a Michel Salgado. Esos puestos son cogidos por el protagonista y Velasco respectivamente. Llega a un club cuyos máximos estandartes son Dutruel en la puerta, Cáceres como mariscal defensivo, Karpin, Mostovoi, Gustavo López y Makélélé en el centro del campo; y por delante entre otros Revivo y McCarthy.

Benny McCarthy en el Celta. Funte:laliga
Benny McCarthy en el Celta. Funte:laliga

Ese año no consigue marcar más de cincuenta goles pero tampoco los recibe. Consiguen la septima plaza. Las siguientes hasta el año del descenso (2003-04) no bajan de la quinta plaza. Y eso que pierden en esas casi cinco campañas a futbolistas tan importantes como Karpin o Makélélé. Esa campaña que termina siendo la pérdida de categoría tiene lugar en una mala gestión que termina con el cese de Lotina, Carnero que fue un entrenador que se puso durante ocho jornadas y que acaba con un Radomir Antic que no consigue dar la vuelta a la situación. 

Sale una temporada al Besiktas, pero a pesar de jugar no termina aclimatándose y vuelve a España para jugar dos temporadas en el Real Zaragoza. Un equipo el aragonés donde vuelve a coincidir con Victor Fernández su valedor en el equipo gallego. Y con una plantilla con una gran calidad. Milito, Sergio Fernández (excompañero suyo en el club vigués), un joven Zapater, Aimar, D'Alessandro, Diego Milito, Sergio García, un inexperto Gerard Piqué.... Un equipo que acaba sexto, juega la UEFA y se pone por encima de equipos como el Atlético de Madrid. Esa temporada, el Levante es decimoquinto.

Hermanos Milito. Fuente: Real Zaragoza
Hermanos Milito. Fuente: Real Zaragoza

Pero la campaña 2007-08 pierden tanto el club granota como el de la Romareda la categoría. Y ninguno de los cuatro preparadores (Victor Fernández, Garitano, Irureta y Villanova), que tienen esa campaña consiguen dar en la tecla y cambiar las sensaciones. Y tras esta campaña vuelve a su equipo del alma, el Levante. Ese equipo que de la mano de Luis García asciende. Un equipo formado por esencialmente jugadores currantes, trabajadores y que buscan el colectivo. 

De los nombres a destacar, además del de el propio Juanfran, Ballesteros, Rodas, Juanlu, Iborra, Rubén Suárez, Xisco Muñoz, Xisco Nadal, Larrea, el experimentado portero Mora, etc. La tercera posición que consiguen solo por debajo de la Real Sociedad y el Hércules les permite volver a Primera.

Llegan al equipo futbolistas contrastados como Munúa, Del Horno, Valdo, Stuani, Sergio o Caicedo, entre otros. Pero Juanfran continúa siendo imprescindible para el míster. Consigue mantener la plaza en Primera, no sin sufrimiento. Decimocuartos. Pero la que sigue, se hacen con una encomiable sexta plaza y tienen la posibilidad de jugar en Europa. Esta vez con la batuta de Juan Ignacio Martínez, y con un delantero como Koné que sería muy importante. Farinós es uno de los nombres que llegan esa campaña. 

Juanlu marca el primer gol del equipo en Europa. Fuente: Levante UD
Juanlu marca el primer gol del equipo en Europa. Fuente: Levante UD

Cabe destacar que esa temporada otro de los nombres que llegan es Keylor Navas que no consigue desbancar a Munúa de ese puesto de titular. Eso sí juega la ultima jornada ante el Athletic Club donde el club granota gana por tres tantos a cero. 

Le pesa al equipo jugar Europa League, donde llegan hasta octavos de final, siendo eliminados por el Rubin Kazan, y caen en Liga hasta la 11ª plaza. También se nota la baja del delantero costamarfileño que es contratado por el Everton. Nabil El Zhar no consigue los números que hizo el africano. El máximo artillero de esa campaña es Martins con siete dianas. 

La campaña siguiente llega Caparrós y da el puesto de portero titular a Keylor Navas. El equipo tiene una renovación casi absoluta del equipo y las bandas defensivas pertenecen a Pedro López y Juanfran en la mayoría de los encuentros. Decima plaza para un equipo que se encuentra durante todas las jornadas rondando esa zona media de la tabla. 

La 2014-15 sería un aviso de lo que sucedería la temporada siguiente, la que perderían la categoría. Caparrós sale y es sustituido por Mendilibar y éste en la novena jornada por Lucas Alcaráz. Keylor sale y es sustituido por Diego Mariño, Pedro López pierde su categoría de imprescindible; el máximo goleador es un Barral con 11 dianas junto a Casadesús con 8. Y la plantilla sufre una nueva renovación. Y esta vez sufre durante el año intentando salir de los puestos de descenso; algo que consigue desde la jornada 33.

Pero el final de la carrera de Juanfran y de esta etapa del Levante en Primera tiene su final el año siguiente. Alcaraz es sustituido en la jornada 10 por Rubí. Pero no consigue sacar al equipo de la deriva y por consiguiente de la perdida de plaza en la Primera División. Verza, Camarasa, Deyverson, son algunos de los nuevos nombres del equipo ese año. Una campaña triste para el lateral y el aficionado del club. 

Rubí revolucionó el once en un derbi en la 2015-16. fuente: La Liga
Rubí revolucionó el once en un derbi en la 2015-16. fuente: La Liga

Pero a pesar del descenso, Juanfran tiene una caluroso final de carrera. Tiene lugar en la última jornada de esa Liga. En Vallecas, el futbolista es sustituido y el estadio se levanta para despedir al jugador entre aplausos. Y el lateral, con permiso del árbitro, sale con paso lento, despidiendose de esa afición que tanto quiso y a la que tanto le dio.

Esa fue la trayectoria de Juanfran, un futbolista de corazón granota, que allá donde jugó se ganó el cariño y admiración de los aficionados.