El Levante, un rival propicio

Los granotas nunca han ganado en La Rosaleda. El Málaga necesita ganar para superar el KO copero y brindar una alegría a la afición.

El Levante, un rival propicio
Simao controla un balón en La Rosaleda. / Fuente: LaLiga

Que al Málaga le hace falta la victoria más que el comer, no es nada nuevo. Las necesidades están acuciando al equipo blanquiazul casi desde que empezó la temporada y eso, pesa como una losa entre jugadores y cuerpo técnico. 

Eliminado ya de la Copa del Rey a las primeras de cambio a manos de un Segunda por tercera temporada consecutiva, el equipo que dirige Míchel tiene como parte buena el centrarse en el objetivo de sumar en Liga y poder seguir en la mejor liga del mundo.

Pero enfrente llega un recién ascendido que ha tenido un inicio de temporada muy productivo y ha superado expectativas. El Levante del ex malaguista Muñiz pondrá a prueba la depresión copera del Málaga.

El rival es propicio por muchos factores. El primero de ellos, porque se considera sobre papel que será un rival a batir en la lucha por la permanencia y ganar sería dar un buen golpe en la mesa. El segundo, darle una alegría a la afición tras la decepción copera. Y la tercera, y no por ello menos importante, porque el Levante al Málaga se le ha dado muy bien históricamente.

De 16 enfrentamientos entre sí, 10 los ha ganado el Málaga. Sólo cinco de ellos salió victorioso el Levante y en medio 1 empate. Once partidos en los que el conjunto malacitano ha conseguido sumar ante los levantinos. Números que invitan al optimismo.

Es más, en ocho duelos vividos entre ambos en La Rosaleda, nunca se ha llevado los tres puntos el Levante. 7 victorias y 1 empate para el Málaga que deja en evidencia que La Rosaleda es un estadio maldito para los de Muñiz.