El Málaga camina lentamente hacia el pozo

El gol anotado en el primer minuto del partido por Griezmann fue suficiente para los colchoneros.

El Málaga camina lentamente hacia el pozo
Foto:   LaLiga.es
Málaga CF
0 1
At.Madrid
Málaga CF: Roberto, Rosales, L.Hernández, I.Miquel, F.Ricca (Samuel, min.82), Adrián, Iturra (Lacen, min.46), Keko (Rolan, min.56), Chory Castro, Ideye y En-Nesyri.
At.Madrid: Oblak, Filipe Luis, Lucas H, J.Giménez, S.Vrsajko, Gabi (Thomas, min.70), Saúl, Vitolo (Correa, min.53), Koke, Diego Costa (Torre min.77) y A. Griezmann.
MARCADOR: 0-1, min.1, Griezmann.
ÁRBITRO: José María Sánchez Martínez (ESP). Amonestó a Iturra (min.20), Saúl (min.41), Lacen (min.59), Vrsaljko (mon.67), En-Nesyri (min.78).
INCIDENCIAS: Partido de Liga correspondiente a la jornada 23 entre el Málaga CF y el At.Madrid jugado en el Estadio de La Rosaleda ante 25.500 espectadores. Se tuvo que retirar Lacen por un fuerte golpe en el minuto 85.

Cuando un equipo se encuentra en una situación dramática en lo deportivo, luchando por la salvación, se producen circunstancias en contra de este equipo, la suerte le da la espalda. En este partido, un rebote le llegó a un jugador de innegociable calidad, de los más determinantes a nivel mundial y no perdonó. Ni un minuto de juego de la primera parte y el Atlético de Madrid, tras un balón rebotado, que le llegó a Griezmann, picó el  balón de forma magistral ante el meta local Roberto, y se ponía por delante en el marcador (0-1). Se dudó en la parroquia blanquiazul si era fuera de juego, pero el francés partía de posición correcta. Todavía los espectadores allí presentes no habían ocupado sus asientos cuando a los 45 segundos ya se ponía por delante del marcador el equipo visitante. El partido ya estaba cómodo, muy cómodo para los colchoneros acostumbrados a aguantar este tipo de marcador durante la presente temporada.

El equipo blanquiazul, como novedad, contaba en el once inicial con Iturra y Adrián (ya que Recio estaba lesionado) y con Chory Castro por Samu García. Por otra parte, el Atlético de Madrid contaba por primera vez en el once inicial con Vitolo. 

Con el gol encajado por parte  de los malaguistas, la afición del equipo local no dudó en animar a su equipo ya que como situación de colista que ocupa actualmente lo requiere. Con ello, en el minuto 17, en una falta botada a favor del equipo local por parte de Rosales, el delantero Ideye cabeceó y el balón se fue muy ajustado al palo izquierdo del cancerbero Oblak. Ocasión muy clara del equipo local que pudo suponer el empate en el marcador.

Ataque nulo del equipo local

De aquí a la finalización de la primera parte, no se produjo ocasión manifiesta de gol ni de uno ni otro equipo. Los colchoneros se encontraban en el medio del campo moviendo el balón, con comodidad. Sin embargo, el Málaga CF no era dominador del juego, y aunque en alguna ocasiones intentaba atacar por las bandas, los madrileños tapaban muy bien cualquier hueco existente. El equipo local volvía a dejar su sello como en anteriores partidos, es decir, si se muestra indolente en ataque no existe posibilidad de poder ganar un partido, muestra de ello es que el equipo no ha realizado ningún tiro a puerta en la primera parte, aunque los colchoneros tampoco destacaron en esta faceta donde realizaron un solo tiro a puerta, pero suficiente para los rojiblancos.

Intensidad y más inoperancia en ataque

En la segunda parte, el equipo local salió mas enchufado, mostrando mayor intensidad. El público, consciente de la mejora, animaba a los suyos de forma continuada y, en el minuto 50, tras una falta señalada, Rosales lanzó el balón por encima de la barrera colocado a la escuadra izquierda de Oblak que sacó una magnífica mano para enviar a córner, espectacular una vez más el cancerbero que sigue demostrando su calidad con auténticos paradones durante la presente temporada. El dominio correspondía  al equipo local pero salvo un tiro del marroquí muy lejano que llegó al portero visitante mansamente a sus manos.

De aquí al final del partido, lo más reseñable fue el cabezazo que se produjo entre Lacen y Torres en un salto que provocó que estuviera interrumpido el partido durante el periodo en el que fue atendido por los servicios médicos Lacen, aquejado de un golpe por el que incluso permaneció inconsciente. Afortunadamente, el jugador con posterioridad recuperó la conciencia e incluso ha sido trasladado a un centro hospitalario para poder descartar cualquier lesión importante. Igualmente, volvieron a escucharse los cánticos de “Al-Thani vete ya” que ya se está haciendo habitual en cada partido que juega el equipo en La Rosaleda.

En el resumen, partido feo y sin grandes ocasiones donde el Atético de Madrid únicamente se aprovechó de un rebote donde su gran jugador Griezmann definió ante la meta defendida por Roberto, y el resto del partido se dedicó a manejar el balón en el centro del campo y en los últimos minutos salir al contragolpe, para mantener un resultado que se le hace hasta cómodo, a pesar de lo ajustado. En el caso del Málaga, es un querer y no poder, jugando con intensidad y corazón pero se muestra nulo en ataque. El Málaga camina lentamente hacía el pozo.