El Nàstic da por bueno un punto que sabe a tres ante el Albacete

Vicente Moreno reconocía en rueda de prensa que le faltaban dos puntos en el casillero, pero lo cierto es que el punto que ha conseguido el Nàstic ante el Albacete Balompié en la vuelta de los primeros a la Segunda División bien sabe a victoria.

El Nàstic da por bueno un punto que sabe a tres ante el Albacete
Álex López fue el único jugador del once grana que no jugaba la temporada pasada en el equipo. (Imagen: LaLiga).
Nàstic
2 2
Albacete
Nàstic: Reina, Gerard, Xavi Molina, Pablo Marí, Mossa (Marcos, min.79), Manolo Martínez, David Rocha, Rayco (Emaná, min.61), Jean Luc (Palanca, min.68), Ferran Giner, Álex López.
Albacete: Sánchez, Paredes, Edu Ramos, Mario Ortiz (Diego Benito, min.89), César, Portu, Núñez, Pulido, Jona (Rubén Cruz, min.75), Cidoncha (Lara, min.70), Antoñito.
MARCADOR: 0-1, min.59, Edu Ramos. 0-2, min.84, Rubén Cruz p. 1-2, min.87, Xavi Molina. 2-2, min.89+5', Marcos p.
ÁRBITRO: Sr. Eiriz Mata (comité gallego). Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Pablo Marí (min.8), Rocha (min.54) y Emaná (min.87) y a los visitantes Paredes (min.21), Núñez (min.35) y Cidoncha (min.70), Pulido (min.89) y Juan Carlos Sánchez (min.89). Expulsó con roja directa al local Manolo Martínez (min.64).
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la primera jornada de Segunda División disputado en el Nou Estadi de Tarragona ante 4843 espectadores.

Épica. Pocas palabras definen mejor el partido que enfrentó al Nàstic de Tarragona en su retorno a la Liga Adelante y al Albacete Balompié. Como reconoció su entrenador, Luis César Sampedro, el Albacete hizo una muy mala primera parte y fue el Nàstic quien tuvo el control del balón y mereció ir al descanso con ventaja en el marcador.

En la reanudación todo cambió: una gran jugada ensayada adelantó a los manchegos, que después se quedaron en superioridad numérica por la expulsión de Manolo y ampliaron distancias mediante un penalti transformado por Rubén Cruz. Entonces, el Nàstic se encomendó a la épica, recortó distancias en el 87' con un tanto de Xavi Molina y consiguió la igualada en el 90+5' de penalti transformado por Marcos.

Minutos de tanteo

Como era de esperar, locales y visitantes se dieron unos minutos de tanteo, eran los primeros minutos de la competición y el peso del balón estuvo muy repartido. En el 4' llegó el primer disparo a puerta, fue de Rocha y el portero visitante lo rechazó.

Se tuvo que esperar hasta el minuto 18 para volver a ver una acción de peligro: un disparo lejano de Edu Ramos desde la frontal que se perdió a la izquierda de la meta grana. Un minuto más tarde la réplica local llegó mediante Mossa, y esta vez el balón se perdió a la derecha de la portería albaceteña.

Los granas se acercaron al gol

Era el minuto 20 cuando llegó la jugada que cambió el ritmo del partido. Álex López consiguió llegar hasta la línea de fondo pero su centro se paseó por el área pequeña porque no había ningún jugador tarraconense para rematarlo. El único jugador grana estaba en el suelo, pues hubo un posible penalti de Antoñito a Rayco que el colegiado no pitó. El árbitro, Eiriz Mata, fue el colegiado del polémico Llagostera 3-1 Nàstic que impidió a los granas ascender en la temporada 2014/15, y el Nou Estadi no dudó en silbar al gallego una vez más.

El Nàstic tuvo varias ocasiones claras antes del descanso

A partir de ese momento los granas jugaron con una marcha más, obligando a Juan Carlos Sánchez, portero visitante, a realizar una gran primera mitad. Jean Luc, que dejó buenos detalles, encontró el hueco perfecto para dar un pase interior a Rayco. El canario, con un buen desmarque, se quedó cara a cara con el guardameta, pero el segundo ganó la partida tapando el balón con el cuerpo (25'). Pocos segundos más tarde quien se quedó cara a cara con él fue Álex López, y otra vez Juan Carlos se impuso rechazando a córner.

Los hombres de Vicente Moreno se estaban imponiendo claramente a los de César Sampedro. Los visitantes, que resistían en defensa, se mostraban sin ideas más allá del centro del campo. En el 38', desde la frontal, Álex López chutó con fuerza y de nuevo apareció Juan Carlos para mandar el balón a saque de esquina. La última intervención del guardameta en la primera mitad fue en el 44', con un córner muy cerrado de Ferran Giner que llevaba trayectoria de gol.

Cambio drástico

Del día a la noche, el partido cambió totalmente. Después de unos primeros minutos otra vez de tanteo, llegó el gol del Albacete. Saque de esquina a la izquierda de Reina, que puso en juego Cidoncha. Era una jugada de estrategia y Edu Ramos, solo en la frontal, tuvo tiempo para pensar, rematar y mandar el balón a las mallas granas. Primera llegada de peligro del Albacete, primer gol.

El partido se ponía cuesta arriba para los catalanes y cuesta abajo para los manchegos. Para ampliar aun más esta sensación, en el 64' Eiriz Mata expulsó -a instancias del quinto árbitro- al local Manolo Martínez por una agresión a César. Para intentar solventar la problemática, Moreno dio entrada a Emaná y Palanca por Rayco y Jean Luc. Por su parte, Sampedro introdujo a Lara y Rubén Cruz por Cidoncha y Jona respectivamente.

Era el 74' cuando un centro de Palanca desde la derecha del ataque local se paseó por el área pequeña, y pocos segundos después un córner fue rematado con fuerza por Marí, pero el portero visitante volvió a lucirse para evitar el gol. Las cosas empeoraron aún más para los locales cuando César se plantó en el área y Ferran Giner se vio obligado a hacer un claro penalti que ni protestó. Rubén Cruz fue el encargado de chutar la pena máxima y no falló, ampliando distancias y obligando a los catalanes a realizar una gesta para sacar algo de provecho en la primera jornada.

Un punto épico para los locales

El Albacete parecía haberse asegurado los tres puntos, mientras que el Nàstic parecía destinado a comenzar, una vez más, la temporada con sabor amargo. Pero las cosas cambiaron. Primero Rocha lo intentó desde la distancia sin éxito, porque por enésima vez Juan Carlos apareció para salvar a su equipo. Corría el 87' en el marcador cuando en un saque de esquina, Xavi Molina se impuso a la zaga visitante y recortó distancias.

En menos de diez minutos el partido pasó del 0-2 al 2-2

Quedaban tres minutos de tiempo reglamentario, más los cinco que iba a añadir después el colegiado gallego. En total, ocho minutos de asedio del Nàstic a la portería albaceteña. Primero un córner peligroso que la zaga visitante acabó rechazando (89') y después una jugada con varias carambolas en la que los granas estuvieron rozando el gol (90+3'). Y a la tercera llegó la vencida. En un forcejeo entre Juan Carlos Sánchez y Marcos el árbitro señaló penalti. El mismo Marcos chutó y marcó, devolviendo el empate al marcador y desatando la euforia en el Nou Estadi de aquellos que no se marcharon antes del pitido final.