Una jugada individual de Jean Luc tiñe de grana el derbi catalán

Un gran gol de jugada individual de Jean Luc en el 60' hace que el Nàstic de Tarragona se lleve el único derbi catalán de la Segunda División. Después del tanto el Girona buscó la igualada, pero el Nàstic se supo defender y sigue en la cabeza de la tabla.

Una jugada individual de Jean Luc tiñe de grana el derbi catalán
El gol de Jean Luc decidió el derbi catalán. (Imagen: LaLiga).
Nàstic
1 0
Girona
Nàstic: Reina, Gerard (Xisco Campos, min.47), Xavi Molina, Marí, Mussa, Rocha, Fali (Tejera, min.79), Emaná ,Ferran Giner, Jean Luc, Álex López (Marcos, min.25).
Girona: Becerra, Lejeune, Granell, Richy (Alcalá, min.61), Pere Pons, Mata, Alcaraz (Aday, min.71), Clerc (Jairo, min.71), Felipe, Olivas, Javi Álamo.
MARCADOR: 1-0, min.60, Jean Luc.
ÁRBITRO: Sr. Piñeiro Crespo (comité asturiano). Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Jean Luc (min.8) y Fali (min.28) y al visitante Olivas (min.70).
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 3ª jornada disputado en el Nou Estadi ante 5.823 espectadores.

Un gran inicio del Nàstic de Tarragona hizo pensar que se iba a vivir un gran partido en el Nou Estadi. Con el paso de los minutos, el partido se igualó aunque no se hizo aburrido. En la reanudación Jean Luc hizo el único gol del partido con una gran jugada individual por la banda derecha y el área grande. Después, el Girona CF pudo empatar, pero su insistencia no fue suficiente y los tres puntos se quedaron en Tarragona.

El 1-0 estuvo cerca

Los hombres de Vicente Moreno saltaron al terreno de juego con mucho ímpetu, y con granes combinaciones y llegadas al área rival dejaron noqueado a un Girona inoperante y que con suficientes fuerzas consiguió defenderse.

Cuando el marcador aún marchaba el segundo minuto de juego Rocha fue el primero en buscar puerta, pero su disparo no fue bueno y se perdió sin fuerza a la izquierda de Becerra. Mucho más clara fue la oportunidad local un minuto después: Álex López se quedó solo en un cara a cara con el guardameta gerundense, pero no consiguió marcar; los aficionados locales interpretaron que el portero desvió a córner pero el colegiado señaló saque de puerta.

Mussa fue una de las novedades del once titular de Moreno. (Imagen: Nàstic).

Los granas dominaban claramente el partido en los primeros partidos. Además, jugadores como Emaná dejaban grandes detalles de calidad. En el 9' los hombres de Machín tuvieron su primera oportunidad con un disparo de falta que Felipe Sanchón chutó sin demasiado éxito. De hecho, al contraataque, Álex López volvió a encarar a Isaac Becerra. Esta vez sí, el colegiado asturiano interpretó que el portero había tocado el balón y señaló córner.

Más igualdad

Con el paso de los minutos, el Girona despertó, y aunque el Nàstic seguía teniendo más el peso del balón, el partido tendió a igualarse. Poco antes del ecuador de la primera mitad, en una falta lateral, Lejeune pudo ser agarrado en el área, y pese a las protestas del francés el árbitro no señaló el punto de penalti (19').

Algo que también contribuyó a parar el ritmo del partido fue un cambio que Vicente Moreno tuvo que hacer de forma obligada. Álex López, en una falta por juego peligroso de un jugador visitante, se lesionó y tuvo que dar entrada a Marcos. El cambio -delantero por delantero- no alteró el esquema técnico grana. Los minutos continuaron pasando sin ocasiones aunque sí con jugadas de peligro. La última fue para David Rocha, que tuvo a su favor una falta ligeramente escorada a la derecha del ataque local que mandó a los pies de la barrera (43').

Jean Luc abrió la lata

En la reanudación la suerte volvió a ponerse en contra de los catalanes, pues Gerard Valentín se lesionó y Moreno tuvo que dar entrada a Xisco de forma obligada cuando apenas se llevaban dos minutos de la segunda parte. Pero este segundo cambio tampoco desanimó a los de Tarragona, que en el 52' tuvieron una clara ocasión: balón de Jean Luc para Emaná, que asistió a Ferran Giner. El valenciano se quedó solo, pero mandó el balón rozando el palo izquierdo de Becerra. Y de portería a portería. Después de la clara oportunidad de Giner, el Girona no tardó en responder: Rubén Alcaraz mandó al larguero una falta directa (55').

Jean Luc marcó el único gol del partido. (Imagen: Nàstic).

Solo un minuto después Giner volvió a romper la zaga gerundense, pero en la definición erró mandando el balón por encima del larguero. Sin duda, el partido se volvía a animar, y el gol no iba a tardar en llegar. En el 58' el Girona pudo marcar con un remate de Mata que iba ajustado al palo derecho y que Reina mandó a córner. Poco después, Xisco Campos cedió el balón a Jean Luc, quien decidió que era el momento de inaugurar el marcador: con una jugada individual se deshizo de la defensa y mandó el balón al fondo de la red (60').

Búsqueda sin efectividad

Como era de esperar, el Girona buscó la igualada tras el tanto de Jean Luc. Pablo Machín dio entrada inmediata a Alcalá por Richy, y después hizo un doble cambio introduciendo a Aday y Jairo por Alcaraz y Clerc. Pese a los cambios y pese a que la media hora desde el gol hasta el final fue de claro control visitante, los de Machín no consiguieron marcar.

Una de las más claras llegó en el 72', con un centro de Álamo remató obligando a Reina a intervenir de forma providencial para los intereses locales. En el 83' otro centro desde la banda derecha del ataque gerundense provocó mucho peligro, pero en remate de Mata de cabeza se marchó fuera. Fue la última oportunidad de gol para un Girona que no encontró premio a su insistencia en los últimos minutos.


Share on Facebook