Marcos rescata en Los Pajaritos un valioso punto para el Nàstic

Una vez más, Marcos volvió a rescatar al Nàstic. Como lo hiciera en la primera jornada en Tarragona contra el Albacete, provocó y transformó un penalti en el último minuto del tiempo de añadido. Pero esta vez el guión del partido fue diferente, pues el Numancia fue por lo general mejor, creó más peligro y se adelantó mediante Álex Alegría ante un Nàstic gris y que sólo fue reconocible en los primeros y últimos cinco minutos de la segunda mitad.

Marcos rescata en Los Pajaritos un valioso punto para el Nàstic
Marcos marcó de penalti y en el tiempo de añadido el 1-1. (Imagen: LaLiga).
Numancia
1 1
Nàstic
Numancia: Munir, Pedraza (Íñigo Pérez, min.37), Gaztañaga, Luis Valcarce, Concha, Juanma, Unai Medina, Natalio (Álex Alegría, min.64), Orfila, Óscar Díaz (Nacho, min.76), Pablo Valcarce.
Nàstic: Reina, Mossa, Xavi Molina, Bouzón, Calavera, Xavi Molina (Marcos, min.85), Gal Arel (Xisco Muñoz. min.30), Rocha, Naranjo (Emaná, min.64), Jean Luc, Álex López.
MARCADOR: 1-0, min.72, Álex Alegría. 1-1, min.89, Marcos p.
ÁRBITRO: Sr. Sagües Oscoz (comité vasco. Amonestó con tarjeta amarilla a los locales Íñigo Pérez (min.48) y Juanma (min.89) y a los visitantes Naranjo (min.17), Jean Luc (min.50) y Calavera (min.80).
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 10ª jornada de Segunda División disputado en el Nuevo Estadio Los Pajaritos ante 2.817 espectadores.

El primer y segundo clasificado de la Liga Adelante comienzan a escaparse, pero por lo demás, la igualdad reina en la categoría de plata del fútbol español. En Los Pajaritos, más de lo mismo: aunque el CD Numancia llevó, en líneas generales, el peso del partido y también provocó mucho más peligro, el Nàstic de Tarragona empató en el último minuto y de penalti. Así las cosas, los sorianos son séptimos con quince puntos y los tarraconenses sextos con dieciséis. 

El Numancia pudo marcar

Después de unos primeros minutos de tanteo en los que ninguno de los dos equipos quería dar el paso adelante hacia el control del partido, una ocasión local despertó al Numancia, que a partir de ese momento comenzó a controlar el partido. La oportunidad en cuestión llegó en el 7’, cuando Iago Bouzón no consiguió rechazar el balón en defensa propiciando que Concha se quedase en el área con el balón en sus pies. El otro central visitante, Pablo Marí, contactó con el jugador local, que cayó reclamando penalti. No lo entendió así el árbitro.

El Numancia dio más sensación de peligro. (Imagen: LaLiga).

En el noveno minuto de juego, un muy activo Pablo Valcarce chutó desde la frontal y obligó a Manolo Reina a reaccionar. Seis minutos después, el mismo Pablo disparó a puerta desde el área pequeña, y otra vez el portero visitante consiguió evitar el gol; esta vez rechazó a córner. Y en ese saque de esquina llegó la ocasión más clara de la primera mitad: centro de Concha que Pablo Valcarce remató de cabeza al larguero.

Más igualdad

Después de esa clara ocasión para el Numancia, el partido entró en una dinámica más igualada. El Nàstic comenzó a estirarse sobre el césped de Los Pajaritos, y aunque no tuvo ninguna ocasión clara, sí comenzaron a combinar los hombres de las líneas delanteras. El único disparo entre los tres palos de los granas llegó en el 26’, cuando Rocha remató de cabeza y muy forzado un centro de Álex López desde la banda derecha. Munir pudo atrapar sin problemas la pelota.

Aunque hubo más ocasiones en la primera mitad, los dos goles llegaron en la segunda

Desde ese remate y hasta el final del descanso, lo más destacado fue el movimiento en los banquillos. Cuando sólo se llevaban jugados treinta minutos, Vicente Moreno decidió hacer el primer cambio, a priori no por razones físicas: Xisco Muñoz entró por Gal Arel. En el 37’, el entrenador local Jagoba Arrasate también hizo un cambio: Pedraza, quien poco antes había recibido un golpe fortuito con Álex López, se marchó dejando su sitio a Íñigo Pérez.

Espejismo y gol local

El Nàstic salió muy activo desde los vestuarios, y tuvo unos muy buenos cinco primeros minutos de la segunda parte. De hecho, en el 47’, llegó su primera ocasión más clara hasta el momento: fue un disparo de Naranjo desde más atrás de la frontal que se marchó fuera rozando el palo derecho de la portería defendida por Munir. Pero a partir de ese momento, el equipo visitante se volvió a diluir, y los locales tuvieron a su favor dos faltas laterales que desperdiciaron.

Álex Alegría adelantó a los locales en el 72'. (Imagen: LaLiga).

Era el 56’ cuando Pablo Valcarce consiguió superar a su marcador y entrar al área, pero cuando ya encaraba a Reina, chutó muy mal y la pelota se fue directamente por la línea de fondo. Después, dos córners para el Nàstic y otro para el Numancia casi consecutivos que poco peligro trajeron con ellos.

Los minutos pasaban y el 0-0 seguía en el marcador. En el 71’ un chut del catalán Álex López tocó en un zaguero local, pero no lo entendió así el árbitro, que señaló saque de portería. A raíz de ese saque, Álex Alegría fabricó un gran gol que abrió el marcador: centro desde la banda izquierda de Concha que no llevaba demasiado peligro y que Alegría enganchó de primeras y mando directamente a las mallas de la portería defendida por Reina (72’). Ni diez minutos llevaba el delantero numantino en el césped y ya decantaba el partido hacia el costado local.

Marcos dijo la suya

Pero no estaba todo decidido. El otro delantero aún no había hablado. Marcos de la Espada, que salió desde el banquillo en el 85', también marcó, y volvió a rescatar al Nàstic de un partido gris. Justo en ese minuto, pero, el Numancia pudo haber ampliado distancias al sacar una falta de forma rápida, pero Reina estuvo atento y evitó que Pablo llegase antes que él al esférico. En el 87' Mossa elevó el balón y Marcos lo remató, sin demasiado peligro, a las manos de Munir. Era el aviso. Un minuto después el de Pollença se convirtió en el asistente de Álex López, que no superó tampoco al guardameta numantino.

En el último minuto y de penalti, Marcos hizo el 1-1. (Imagen: LaLiga).

Dos de los seis cambios se habían efectuado en la primera mitad, por lo que el colegiado sólo añadió dos minutos. Pero le bastaron al delantero del Nàstic. En el último minuto de añadido, cayó en el área después de ser trabado Juanma y el colegiado, sin dudarlo, señaló penalti. El mismo Marcos cogió el balón y transformó la pena máxima en gol. Ahora sí, Marcos había hablado y rescatado al Nàstic, haciendo el 1-1 definitivo